"El oro es un objetivo personal y el sueño de un país": Caterine Ibargüen

El próximo sábado serán las pruebas clasificatorias y el domingo las finales del salto triple con la estelar presencia de la mejor del mundo en esta especialidad, que es colombiana.

Por @MigueRuiZ

Siendo la mejor representante del salto triple en el mundo, Caterine Ibargüen es la gran esperanza de medalla dorada para Colombia y este fin de semana saltará a la pista en Río de Janeiro para las clasificaciones el sábado y seguramente el domingo en la noche estará buscando la mejor marca para mejorar el rendimiento de Río 2012 subiendo del segundo al primer lugar del podio.

La nacida en Apartadó estará los días 13 y 14 de agosto de 2016; El sábado 13 sobre las 9:30 am y en el mediodía, a las 12:50, en el estadio Engenhao. Si avanza, disputará las finales el domingo 14 en el Maracaná a partir de las 8:20 de la noche. Esta prueba se podrá ver por las señales básicas y HD2 de Caracol y RCN, además por los servicios de cable de ESPN, Fox Sports, Directv Sports y Claro Sports.

La presión, la responsabilidad, el trabajo, los sacrificios, la familia, los sueños y todo lo que significa ser Caterine Ibargüen están resumidos en estas respuestas que dio la atleta en su último paso por el país y antes de encaminarse rumbo al sueño olímpico de ser oro en Río 2016.

También vía web se podrá ver la competencia en este enlace

¿Qué significan su mamá y su abuela en la vida?

En la medida de lo que pudieron me dieron y me enseñaron que el valor de las cosas, que todo tiene que lucharse para conseguir y lograr todo en el momento preciso. A mi mamá y a mi abuela las amo con mi vida siempre salgo a dar lo mejor para que ellas se sientan orgullosas.

¿Qué le quedó de todo lo que le inculcaron cuando pequeña?

De ellas viene la fuerza, unas mujeres que tenían que levantarse antes de las 5:00 am a trabajar, salir de noche y llegar de noche, pero tenían momentos para aconsejarme y decirme que luchara por lo que quería y aún antes de salir de a cada competencia siempre necesito de sus voces de aliento y siempre las estoy llamando, desde que era niña hasta ahora son parte muy importante para mi carrera.

¿Se traza como meta el oro en Río 2016?

Me levanto cada día pensando en ese gran objetivo; el oro es un objetivo personal y el sueño de un país. Sigo trabajando para eso, aunque hay que saber que hay cosas buenas y malas si Dios me da la oportunidad y gano seré feliz y si no sucede estaré muy feliz porque en la competencia daré lo mejor de mí.

¿Algún día piensa en ser madre?

Es un plan que tengo, pero lo he ido aplazando y aplazando por el gran compromiso que hay por mi carrera deportiva. Después de Río de Janeiro tendré la respuesta.

¿Extraña la vida con su familia y todas las costumbres de su casa?

Con eso sufro porque no estamos cerca con mi mamá ni con mi familia, vivo lejos de ella, solo la veo en las navidades, pero todo lo que hace es tan rico. Cuando llego a la casa ella me sirve la comida y me dice “Si te engordas no me vayas a poner a mí en problemas”. Pero la dieta hay que mantenerla y estar muy juiciosa aunque uno quiera darse mucho gusto.

¿Qué siente con los premios y reconocimientos que ha recibido en los últimos años?

Hay que seguir trabajando para poder ratificar lo que se ha conseguido hasta ahora, afortunadamente he tenido en los últimos años una carrera excelente.

¿Existe presión del entorno por llegar a ser la mejor del salto triple en la olimpiada?

La presión más fuerte es la que tengo conmigo, este es mi objetivo, es mi sueño y quiero cumplirme a mí, sentirme satisfecha después de tanto trabajo. Eso se va a reflejar y va a dar una mejor respuesta ante la presión externa.

¿Cómo es un día normal de Caterine Ibargüen previo a la competencia olímpica?

Todo mi día está vinculado al deporte; me levanto muy temprano, voy a entrenar por más de dos horas, después hago el proceso de alimentación y recuperación. En la tarde vuelvo a retomar el proceso de entrenamiento un poco más fuerte para después descansar. En algunas ocasiones los fines de semana tengo planes de cine o cosas que no me desvinculen de mi gran objetivo porque toda mi vida está enfocada en el deporte.

Hay trabajos de gimnasio con fuerza, velocidad, técnica, es un trabajo muy completo que dependiendo el día va variando.

Estando lejos de su familia ¿Quién la acompaña en todo este camino?

Alexander Ramos es mi esposo, tenemos una relación de más de 15 años, es una persona fundamental en mi vida, él lleva muchas cargas y me ha ayudado mucho con lo que pasa afuera y adentro de la pista. Es un gran motor en mi vida y solo puedo agradecerle por lo que ha significado.

¿Era tan disciplinada en su juventud en casa, como lo es ahora con el deporte?

Cuando yo tenía 16 o 17 años mi mamá me decía antes de salir con mis amigos: que no saliera, que me podía pasar algo malo y yo no la dejaba terminar y le pedía que no dijera nada porque lo que dijera podía pasar. Que no me echara ‘la sal’ porque necesitaba salir un ratico. Reconozco que siempre fui traviesa y siempre fui firme con mis decisiones, pero siempre uno termina teniendo las palabras y el consejo de la madre muy presente.

¿Qué mensaje le da a esos deportistas que hasta ahora empiezan el camino olímpico y la ven como un ejemplo?

No todos vamos con la posibilidad de ganar medalla a Río, pero el estar representando al país en unas olimpiadas es grande y no todos tiene esa oportunidad. Les puedo decir que nunca, nunca, nunca, abandonen su sueño que si no se da ahora sigan luchando para la próxima.

Infortunadamente estamos en un país en el cual no todos tenemos el mismo apoyo, porque se espera a que primero brillemos para poder ponernos atención, pero a esos que no les ha llegado la luz les digo que no dejen de soñar y que sigan adelante porque si es la oportunidad de ellos, Dios se las va a acercar.

¿Haber bajado sus marcas al inicio de 2016 la preocupa?

Para eso es que debemos seguir entrenando, no hemos estado conformes con las últimas marcas, pero a través de eso hemos trabajado y analizado por qué no se ha conseguido lo que planeábamos, siempre hay factores externos que influyen y por eso tenemos todo esto encuentra para evitar que esto suceda en Río y saberlo manejar.

¿Qué se siente cuando la competencia está tan cerca?

Tengo muchas ganas de que llegue el momento, siempre habrá tensión pero es mejor afrontarlo rápido, por eso quiero estar ahí y hacer lo mejor de mí.

¿Cómo ve a sus rivales de los Juegos Olímpicos?

No estudio los rivales mucho, no es un secreto que en un año olímpico todos se preparan de la mejor forma, por eso el momento es diferente porque las olimpiadas dan más presión a los atletas, así mismo llegan preparados y estarán pensando cada uno en su papel.

¿Ha recibido el apoyo necesario antes de Río 2016?

Estoy muy satisfecha por el apoyo del Comité Olímpico y Coldeportes, todo lo que se ha planeado y solicitado se ha tenido. Además la empresa privada también me tiene contenta, mis patrocinadores están en el sueño olímpico para que todos podamos conseguir ese gran objetivo.

¿En que estado se encuentra su carrera de enfermería?

Lastimosamente el plano profesional hay que dejarlo en un segundo plano porque las olimpiadas no dan tiempo y no dan oportunidad si no se enfoca todo el tiempo y la visión en lo que se buscará en las competencias. Quisiera tener el privilegio de ejercer mi carrera profesional, pero ahora está primero mi sueño en el atletismo y seguir la carrera hasta conseguirlo.

¿Hay nervios o confianza?

Nervios y confianza; un poco de nervios porque uno está en la mira de todos y confianza porque si uno se prepara bien siempre tendrá cerca el número uno.

¿Cómo superar esa presión que imponen todos los medios, el público y usted misma?

Se logra con preparación y confianza de que vamos a llegar de la mejor forma, en óptimas condiciones y que puedo también disfrutar de lo que es el deporte, mi disciplina, mi modalidad. Creo que así se puede manejar la presión, no es un secreto que todo un país, todas las personas, los niños, los adultos, me dicen que quieren que yo gane el oro olímpico.

¿Qué mensaje le da a los que esperan verla con la de oro este domingo 14 de agosto?

Yo seguiré haciendo lo mismo de siempre, dando y entregando lo mejor, disfrutando mi trabajo y si lo logro podré compartirlo con todos para así festejar juntos.

– Los primeros Juegos Olímpicos de Caterine Ibargüen fueron en Londres 2012 cuando obtuvo la medalla de plata en el salto triple con una marca de 14,80 metros. En primer lugar quedó la kazaja Olga Rypakova con 14,98 y en el tercer puesto estuvo Olha Saladukha de Ucrania con 14,79.

– La atleta de 32 años tiene su mejor registro en 15,31 metros logrado a mediados de 2014, mientras que La mejor marca se encuentra en 15,50 y fue obtenida por la ucraniana Inessa Kravets en 1995.

– La nacida el 12 de febrero de 1984 en Apartadó, Antioquia, ganó su primera medalla internacional a los 15 años en el Campeonato Sudamericano de Atletismo de 1999.

– La presea de plata obtenida por Ibargüen en Londres 2012 fue la segunda de un deportista colombiano en la historia de los Juegos Olímpicos en pruebas de atletismo. La primera fue Ximena Restrepo con el bronce en los 400 metros planos de Barcelona 1992

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo