Liga Águila: Hinchas de Millonarios invaden la cancha del Campín

Debido a las reparaciones que se adelantarán en el estadio El Campín, los azules pidieron jugar por anticipado este duelo contra los "leopardos".

Por @MigueRuiZ

Con la presión de la hinchada, de los malos resultados y de las críticas que llegan por el juego del equipo, Rúben Israel y los jugadores de Millonarios recibieron en la noche del miércoles al Atlético Bucaramanga con la necesidad imperiosa de una victoria para revertir la situación que tuvo al DT uruguayo el pasado lunes a punto de salir, si no fuera por el apoyo de la plantilla.

Sin embargo, en el juego no se notó aquel respaldo y voluntad de cambiar la historia que se puso en el comunicado emitido por la presidencia el pasado lunes. Millonarios fue el mismo equipo de los anteriores partidos, con momentos de muchas ganas y empuje hacia adelante, pero poca producción en el último tramo del campo, además las fallas defensivas volvieron a presentarse entre volantes y defensores.

Y justamente en una de esas desatenciones y errores llegó el primer gol del partido, el bogotano Darío Rodríguez aprovechó tiempo, espacio y con un remate potente al ángulo superior izquierdo de Nicolás Vikonis dejó en silencio a las 6 mil personas que asistieron al máximo escenario de la capital para ser testigos de este partido.

Para el segundo tiempo los cambios de Israel pudieron haber funcionado, pero ante la falta de delanteros definidores, los esfuerzos que hicieron volantes y jugadores por las bandas fueron inútiles y la figura de Jorge Bava se hizo grande y evitó en repetidas ocasiones que llegara el gol. Al mismo tiempo que esto pasaba en el campo, en la tribuna se calentaban los ánimos y los cantos en contra de los directivos, de Rubén Israel y de algunos jugadores iban haciéndose más fuertes y debido a la falta de resultados, puntos, fútbol y respuestas de los protagonistas.

(Le puede interesar: Palabras de Nicolás Vikonis sobre la continuidad de Rubén Israel)

Al final del partido, cuando ya no había casi tiempo de jugar, los hinchas locales ubicados en las tribunas laterales invadieron las localidades aledañas y después se metieron en el campo de juego, se dirigieron directamente al banco de los azules, por fortuna la intervención del personal de logística y la polícia pudo evitar que se dieran agresiones a los jugadores, árbitros, personal del cuerpo técnico y demás integrantes de Millonarios.

Las acciones del partido se detuvieron a los 97 minutos, así que el juez central dio por terminado el partido, los puntos se los llevó Atlético Bucaramanga, habrá sanción fuerte para Millonarios y su plaza, esperando al informe de los árbitros y las autoridades de Dimayor para saber el alcance de la misma.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo