Independiente Popular busca talentos en el fútbol bogotano

La próxima semana se hará una convocatoria para un nuevo proyecto deportivo capitalino en el cual los jóvenes capitalinos pueden encontrar una oportunidad hacia el futuro.

Por @MigueRuiZ

En cabeza de Jair Carbonero, padre del jugador Carlos Carbonero, y el profesor Martín Fuentes el Club Independiente Popular tendrá entre el 4 y el 8 de julio una convocatoria de jugadores entre los 7 y 21 años en la Academia Mariscal Sucre, vía Suba-Cota.

Carbonero y Fuentes tienen mucha experiencia en la búsqueda y entrenamiento de talentos en Bogotá, principalmente por su trabajo en el desaparecido club Academia Compensar, por eso desde el año 2014 y por la vinculación con el programa ’40 por 40′ de la alcaldía de la capital surgió esta iniciativa que en 2016 se ha convertido en realidad.

(En más notas: Franco está muy cerca de ser jugador de Millonarios)

Testigo de la formación de muchos bogotanos con proyección internacional

Fuentes, de 47 años, en su trabajo ha sido testigo y formador de jugadores bogotanos como Carlos Carbonero, Éder Álvarez Balanta, Julián Guillermo, Oscar Barreto, entre muchos otros, pero también reconoce que no hay las oportunidades para los futbolistas surgidos en la capital: “En Bogotá se desperdicia mucho talento de jóvenes de la ciudad y no se les da la importancia que se merecen, no hay programas que les permitan desarrollar los aspectos de la familia, la educación y el fútbol”.

Pero no solo es una opción para que los jóvenes bogotanos desarrollen sus habilidades en el fútbol ya que hace un par de meses tuvieron el contacto con el equipo ‘Miami National’, que milita en la segunda categoría del fútbol norteamericano, con el cual tienen un convenio y son la franquicia en Colombia. Esta gran posibilidad da cada semestre la opción de viajar con un equipo a Estados Unidos para que allí se haga una selección de los tres mejores y puedan empezar una carrera deportiva acompañada de las universidades que apoyan al deporte y así no sigan en el fútbol, puedan formarse académicamente.

Aunque el mayor atractivo es seleccionar a los mejores, esta iniciativa quiere promover el fútbol entre los niños y niñas de Bogotá, por eso Martín Fuentes destaca que: “Ningún niño va a ser excluido, ya que los mejores de cada categoría van a estar entre los becados para integrar los equipos masculinos y femeninos que disputarán los torneos locales, nacionales y podrán optar por la posibilidad de ir al exterior (los que están entre los 16 y los 21 años), mientras que los otros que no queden en la selección también tienen la posibilidad de seguir su proceso formativo”.

(Le puede interesar: Portugal y Polonia empiezan la siguiente fase de la Eurocopa 2016)

El padre de un mundialista quiere buscar más talentos

Por su parte, Jair Carbonero destaca los criterios que deben tener los jugadores que se forman hacia el futuro: “Siempre se mira la parte de talento, la parte técnica y de habilidad en el fútbol. Sin embargo hay otros valores y detalles como son el compromiso, la responsabilidad, el trabajo en equipo, su rendimiento escolar, la solidaridad. Todos los valores agregados que debe tener un deportista integral”.

Para el profesor de 55 años la urgencia de sacar grandes talentos y jugadores profesionales puede ser nocivo para el proceso formativo y de promoción del deporte: “Ningún deportista en formación en malo y no se puede afirmar por una evaluación que no va a llegar a ser profesional. Por eso se deben tener profesores capaces de identificar las dificultades y falencias de cada uno y trabajar en ellas para encontrar eso que se está buscando en el fútbol competitivo y a nivel internacional”.

Jair fue testigo, apoyo y gran artífice del surgimiento de Carlos Carbonero hacia el fútbol colombiano y hoy que está en Europa puede hablar con autoridad de lo que puede hacer un padre de familia para la carrera deportiva de un gran talento: “Desde el punto de vista de padre de familia y haciendo parte de un hogar en el cual se formó un jugador de proyección internacional, tengo que resaltar que no solo es trabajo de los clubes, también debe haber un acompañamiento, saber cuales son los sueños de los jóvenes, acompañar y apoyar esos sueños. No hay que presionar ni atormentarlo en medio del proceso, porque eso genera decepciones y frustraciones en los momentos difíciles”.

(Además: Empezó el viaje de los atletas colombianos a Río 2016)

Además, Carbonero da un consejo para tantos padres que muchas veces se encuentran en la dificultad de conllevar la educación de un hijo que tiene impedimentos y que puede abandonar una carrera por algún tropiezo: “Hay que decirles ‘ dale para adelante campeón que el camino es largo’ por eso también tenemos unos talleres de padres para que sean conscientes de que el fútbol y cualquier deporte son una opción de vida y una salida para surgir en todos los aspectos”.

Para Jair en Bogotá hay talento, pero también se debe trabajar en la formación y esto es lo que aportará en esta formación del Club Independiente Bogotá: “Llevo 35 años en Bogotá y amo a esta ciudad, pero también he identificado que los jugadores surgidos de acá tienen muchas habilidades y capacidades, pero por ser la capital tienen una vida tranquila y con menos urgencias, a diferencia de lo que sucede en otros sectores del país. Muchas veces el mismo bogotano no cree en los bogotanos, eso lo quisimos cambiar en Academia Compensar y por eso más del 90% de los jugadores surgidos allí eran de acá y pudieron llegar”, por eso quiere cambiar algo que en la capital colombiana ha sido una gran barrera para que los jugadores de fútbol bogotanos surjan: “En la capital se considera que el deporte y el estudio no se pueden combinar y eso hay que cambiarlo, la formación también está en poder llevar adelante un proceso académico y una carrera deportiva exitosa”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo