Liga Águila: Junior "pega dos" veces en la ida de los cuartos de final

Dos equipos tradicionales y viejos conocidos en finales se enfrentaron en la noche barranquillera y la ventaja fue para el local.

Por @MigueRuiZ

En el Estadio Metropolitano de Barranquilla se disputó el último partido por la ida de los cuartos de final entre Atlético Junior y Millonarios, la lluvia que cayó en la capital del Atlántico hizo que hubiera mucha humedad y desgaste para los jugadores, sobre todo para los capitalinos que se vieron limitados, con dificultades y superados en lo físico y futbolístico al final de los 90 minutos.

Por lo locales se mantuvo el juego ofensivo que mostró durante todo el torneo y que le dio tantas alegrías, por los triunfos y buen fútbol, pero también le trajo grandes crítica, por no tener equilibrio y dejar muchas libertades a los rivales. Así dominaron prácticamente todo el primer tiempo y crearon las mejores jugadas de gol, pero se encontraron con los zagueros centrales azules y con las intervenciones del guardameta Nicolás Vikonis.

Por otra parte, los azules plantearon un partido con muchos hombres en el medio campo debido a la imposibilidad de contar con Michael Rangel, por la suspensión de dos fechas que le impuso la Comisión Disciplinaria de la Dimayor. Ante esta dificultad solo Andrés ‘Manga’ Escobar estuvo en el frente de ataque y fue protagonista de las jugadas más peligrosas de Millonarios en el periodo inicial, que fue bien controlada por el otro portero uruguayo, Sebastián Viera.

Cuando parecía que el primer tiempo se iba sin goles, un error de Millonarios en el fondo, un centro fuerte de Roberto Ovelar y un cabezazo de Jorge Aguirre pudo por fin vencer a Vikonis, quien se vio afectado por el estado del campo y el balón mojado. El descanso llegó con la alegría de los de ‘curramba’.

Para el complemento Millonarios intentó ser más seguro en el fondo, Rubén Israel dejó en el banco a Stiven Vega, causante del error para el gol de junior, y envió en el campo a Lewis Ochoa. Sin embargo la modificación no surtió efecto y los locales siguieron atacando con seguridad y preocupando a la defensa capitalina que apenas podía despejar el balón sin poder controlarlo.

Sobre el minuto 65, después de una falta muy discutida de Andrés Felipe Cadavid, sorprendió el portero Sebastián Viera a todos asumiendo la responsabilidad con un cobro excepcional que se metió en el palo de la barrera y dejó a Nicolás Vikonis como espectador principal de la gran diana conseguida, el capitán ‘tiburón’ celebró con todo y puso a temblar las tribunas del estadio barranquillero.

Israel intentó buscar por lo menos un gol que lo acercara en el marcador, pero no hubo tiempo ni fútbol para lograrlo, los dueños da casa estaban con la confianza de su público, la ventaja del marcador y la motivación de acercarse a la semifinal. El partido terminó 2 por 0, con mucho merecimeinto para el planteamiento y modificaciones de Alexis Mendoza, que terminaron mucho más cerca de un tercero de Junior que un descuento de Millonarios.

Sobre el final del partido y con una sonrisa de satisfacción, el mismo portero Sebastián Viera aceptó que había entrenado hace mucho tiempo los tiros libres, pero solo en este importante partido se había animado en cobrar y le salió todo a pedir de boca, o por lo menos para él, su técnico y la hinchada ‘rojiblanca’.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo