Barcelona campeón de la Copa del Rey, supera a un aguerrido Sevilla

El segundo título de la temporada ibérica tenía su partido definitivo en la tarde del domingo entre catalanes y andaluces.

Por @MigueRuiZ

El Vicente Calderón recibió el duelo definitivo de los mejores equipos de la Copa del Rey 2015/16 y llegaban dos equipos con títulos en su haber esta temporada; por una parte Barcelona que se había coronado la semana anterior en la Liga BBVA y al frente estaba el Sevilla que el pasado miércoles se impuso en la UEFA Europa League.

El primer tiempo fue de mucha tensión, pocas jugadas en las áreas y tampoco mayores retos para los porteros, las acciones individuales y remates de media distancia terminaron siendo el recurso favorito para los de Luis Enrique, mientras que los de Unai Emery tuvieron en largos pelotazos y entradas por el centro su máximo recurso en busca del gol.

Justamente por un balón largo y una sujeción de Javier Mascherano a Kevin Gameiro, el juez central decidió expulsar con roja directa al jugador argentino, se interpretó que fue un recurso para evitar que el delantero francés se fuera de cara al gol, aunque en otras opiniones se dice que fue una decisión exagerada.

Después de la expulsión, el tiro libre peligroso por su cercanía al área del ‘Barça’ fue cobrado de buena forma por Éver Banega, pero el portero Ter Stegen logró evitar el gol, mientras que la otra jugada de gol estuvo en la cabeza de Gerard Piqué y el balón se fue por encima de la portería rival. 0 por 0 termino el primer tiempo.

El segundo tiempo fue mucho más favorable al Sevilla, desde el inicio buscó el gol que le diera la ventaja y empezó a aprovechar la superioridad numérica en el ancho del campo. Además parecía que Barcelona no estuviera en su día, primero por un golpe que asustó a todos y que tuvo como protagonista a Lionel Messi, quien en una jugada intentó buscar el cabezazo y terminó con un gran golpe de Carriço, que incluso tuvo en vilo hasta a su esposa Antonella y su hijo Thiago que se encontraban en la tribuna.

Y después de que el argentino se recuperara, Luis Suárez cayó al suelo y acusó una lesión muscular que lo sacó del campo, en su lugar entró Rafinha, mientras el uruguayo salí muy adolorido y sin poder apoyar su pierna. Se especula que no puede llegar   ala Copa América Centenario, pero se espera el parte oficial.

Barcelona pudo aguantar, a pesar de todas las dificultades, hasta el tiempo de reposición con un jugador menos hasta que Éver Banega del Sevilla fue expulsado de forma justa por una falta contra Neymar que se iba de cara al gol. Con 10 jugadores y el alargue por delante, se fue el tiempo regular sin goles.

En la prérroga de nuevo Sevilla salió con más fondo físico, pero Barcelona fue más efectivo y promediando el primer tiempo suplementario un pase preciso y genial de Lionel Messi a Jordi Alba terminó con una definición cruzada del lateral para abrir el marcador después de casi 100 minutos de juego.

Llegando al final de la reposición se dio una nueva expulsión para los de Sevilla, esta vez Carriço vio la doble amarilla y dejó a su equipo en inferioridad, esto fue aprovechado para que Messi una vez más pusiera un pase quirúrgico y Neymar llegara a definir de primera intención y pusiera a celebrar a los ‘culés’ por segunda vez en la temporada y además logran su título 29 en la competencia, siendo el máximo ganador de la Copa que homenajea a la familia real.

>>Más actualidad del fútbol mundial en PUBLISPORT<<

Pub/RM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo