Darío Ángel Rodríguez responde la pregunta ¿Y el jugador bogotano qué?

Con motivo del cumpleaños 477 de Bogotá quisimos indagar la situación del jugador bogotano y por qué no se destaca a nivel internacional ni a nivel de selecciones respecto de los profesionales salidos de otras zonas del país.

Por @MigueRuiZ

Darío Ángel Rodríguez es un periodista que le ha seguido la pista al fútbol bogotano desde abajo, aunque en la actualidad en sus diferentes cargos, programas y medios en los cuales se desempeña se dedica a los equipos de primera división, él no abandona el desarrollo de torneos aficionados y que son una opción de muchos jugadores capitalinos jóvenes.

Siguiendo los pasos de los equipos de Bogotá Darío Ángel conoce bien a los jugadores que han salido en los últimos años y las falencias que pueden tener los que se quedan a mitad de camino.

¿Cómo analiza el poco surgimiento de jugadores bogotanos?

“Es casi un fenómeno de las últimas décadas, si uno hace un inventario de los jugadores bogotanos que han surgido recientemente, los jugadores bogotanos son una minoría. Se han tenido grandes jugadores bogotanos a lo largo de la historia; Alfonso Cañón, Ernesto Díaz, John Mario Ramírez, Ricardo ‘El Gato’ Pérez. Pero hoy el bogotano tienen una desventaja muy clara y es la competencia que todos los días llega a la ciudad”.

¿Por qué se ha vivido este fenómeno en la capital?

“Por la migración, el desplazamiento y las dinámicas normales del país, a Bogotá llegan muchas familias de la Costa Atlántica, la Costa Pacífica, el Valle, del oriente del país, de la zona paisa y entre estas familias llegan jóvenes que juegan muy bien al fútbol, con buenas condiciones y que buscan una salida, emerger en el deporte”.

(Lea también: Santa Fe a revalidar su liderato en la fecha cinco de la Liga Águila)

¿En qué aspecto fallan los jugadores bogotanos, comparados con los del resto del país?

“También hay que reconocer que hay otros aspectos por los cuales una ciudad de 9 millones de habitantes, como lo es Bogotá, no proyecta a sus jugadores de fútbol; El futbolista de la capital tiende a ser cómodo, muchas veces les falta convicción y las distancias de su sitio de estudio a la casa y al entrenamiento son demasiado largas y así se hace complejo. He conocido jóvenes con excelsas condiciones, pero por esta combinación de situaciones no se han consolidado”.

¿El entorno familiar influye para que los jugadores nacidos en la capital estanquen su proceso?

“Muchas veces por estar cómodo, por tener algunos privilegios y oportunidades en la casa se queda en el camino y pueden mostrar falta de hambre, hambre de gloria, hambre de reconocimiento y hambre de cumplir los objetivos. Obviamente hay muchas excepciones; Fabián Vargas, Andrés Pérez, Kilian Virviescas, Stalin Motta, Camilo Vargas, Pedro Franco. Incluso hay unos jugadores que han buscado afuera porque ven que quieren más; Abel Aguilar salió de Bogotá, Éder Álvarez Balante lo vimos muy poco acá, Carlos Carbonero también, pero todos estos son casos especiales, si analizamos la población y comparamos con el número de jugadores profesionales son muy pocos”.

¿En los equipos que fallas hay para que tampoco surjan aquellos proyectos de jugadores?

“Es curioso que los mismos entrenadores bogotanos no miran bien a los jugadores que hay acá y esperan siempre a un muchacho que llegue de otra parte para ponerlo a probar y hacerlo debutar. Se dejan de lado muchas veces sin dar la oportunidad de ver sus condiciones”.

¿Qué relación tiene la falta de títulos con los pocos jugadores surgidos de Bogotá?

“En Bogotá se vivió una larga época de no obtener títulos grandes, 37 por Santa Fe y 25 por Millonarios, fue un bache en el cual no había referencias, no había puntos en los cuales uno basarse para construir equipos y que hubiera una imagen para que los jóvenes que venían creciendo se fijaran en los jugadores ganadores. Esta falta de títulos y la falta de grandes referentes derivó en que se trajeran jugadores de mediano nivel, no solo de otras partes de Colombia, también del exterior”.

(Además: FOTOS: 4 deportistas colombianos se desnudaron para ESPN)

¿Cree que hacia el futuro hay cómo alimentar desde Bogotá el fútbol profesional y las selecciones?

“Hay futuro, últimamente han salido jugadores de los torneos aficionados y emergen hacia el primer nivel, pero carecen de oportunidades y continuidad. De esos torneos siempre salen jugadores, en La Equidad está el caso de Diego Barreto, Iván Rivas, en Santa Fe se ve a Darío Rodríguez”.

¿Qué puede motivar a los jugadores de la ciudad para seguir hasta el final su carrera?

“Ver a Abel Aguilar siendo titular de la Selección, ver a Camilo Vargas que está en la mira del equipo nacional, tener a Pedro Franco cumpliendo el proceso hasta llegar al equipo de mayores. Todo eso genera que los nuevos futbolistas de acá los tengan como referentes, como ejemplos que vean que el fútbol para los bogotanos también sea una opción y que se puede llegar”.

¿En Bogotá el fútbol, y el deporte en general, se ve como una prioridad o como una variable?

“Ese es otro factor muy fuerte, aunque suene raro, para que no surjan esos jugadores que pueden tener futuro. El jugador de la clase media alta, que tiene la comodidad de una familia, de unos padres que le pueden costear la universidad y que muchas veces es persuadido u obligado por la misma familia para que primero elija una carrera, haga sus estudios y deje como algo secundario el jugar fútbol. Esto genera que sea futbolistas tardíos, que llegan después que sus competidores al nivel y al compromiso con un equipo”.

¿Qué papel pueden jugar los torneos locales en la promoción de futbolistas?

“Se necesita que haya una visibilidad mayor de los torneo locales, que así mismo los técnicos le brinde más oportunidades desde muy jóvenes a los proyectos de profesionales que van saliendo ya que casi desde ese primer paso se está cometiendo el error de que la misma Liga de Fútbol de Bogotá en el afán de ganar incorpore jugadores chocoanos, atlanticenses, vallecaucanos y no se le puede prohibir a nadie la llegada a una capital tan importante, pero en esas categorías de formación el jugador que tenga condiciones y que sea nacido en Bogotá debería tener un plus para que se le dé la confianza”.

(Le puede interesar: Millonarios no gana, Santa Fe y Nacional siguen invictos en Liga)

¿Qué deben cambiar los clubes para cambiar esta historia?

“Que den más oportunidades, ya no solo están los tradicionales Millonarios y Santa Fe, ahora con La Equidad, La Fortaleza, Bogotá Fútbol Club hay más opciones para que los jugadores con condiciones vayan a probar y a demostrar sus capacidades al 100%. Y por supuesto que los formadores no solo hagan un trabajo desde temprana edad con el balón, también en la mentalidad y convicción de vida y de superación”.

>>Más actualidad del Fútbol Colombiano en PUBLISPORT<<

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo