Djokovic y Federer solventan sus partidos

Por Publimetro Colombia

París, 28 may (EFE).- El serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer avanzaron plácidamente a la tercera ronda de Roland Garros en una jornada marcada por la eliminación de la número uno del cuadro femenino, la estadounidense Serena Williams, ante la joven española Garbiñe Muguruza por 6-2 y 6-2.

Fue un terremoto en el Grand Slam de tierra batida, que se quedaba sin la defensora del título, la máxima favorita un día después de que la china Na Li, la segunda cabeza de serie y ganadora de 2011, también dijera adiós al torneo.

El cuadro femenino queda ahora descabezado, con Maria Sharapova, ganadora en 2012 y finalista el año pasado, como principal candidata, tras su triunfo en hora y media, 7-5, 6-2, contra la búlgara Tsvetana Pironkova.

La favorita número 3, la polaca Agnieszka Radwanska superó sin problemas su duelo contra la checa Karolina Pliskova, por 6-3, 6-3.

Otra sensación la puso la estadounidense Taylor Townsend, de 18 años, campeona júnior del Abierto de Australia en 2012, y la jugadora más joven en alcanzar la tercera ronda desde 2009, tras derrotar a la francesa Alize Cornet por 6-4, 4-6, 6-4.

El cuadro masculino vivió hoy una jornada lógica, con los grandes favoritos ganando fácilmente sus partidos. Solo el checo Tomas Berdych, sexto cabeza de serie, tembló ante el Kazako Aleksandr Nedovyesov, que le obligó a irse a cuatro sets, pero que acabó perdiendo por 6-7(4), 6-4, 7-5, 6-3.

Su próximo rival será el español Roberto Bautista Agut, que le ha ganado en dos de los tres duelos, el último este año en Indian Wells.

En la carrera de economía de energías que parece mantener a distancia con el número uno del mundo, el español Rafael Nadal, Djokovic apenas tubo problemas para doblegar al francés Jérémy Chardy, que cayó por 6-1, 6-4, 6-2.

Es la novena vez que el serbio ganaba al galo, que nunca ha logrado robarle un set.

Su pase a octavos depende ahora del duelo serbocroata que mantendrá con Marin Cilic, 26 del mundo, otro tenista que ha mordido el polvo en las ocho ocasiones que se ha medido contra “Nole”.

Aunque a diferencia de Chardy, dos veces le ganó un set, la última en su enfrentamiento más reciente, el pasado torneo de Indian Wells.

Cilic, que parte como favorito 25, alcanzó la tercera ronda tras derrotar al alemán Tobias Kamke por 6-3, 3-6, 6-3, 6-0.

Federer se convirtió en el primer tenista en sumar 60 triunfos en un mismo Grand Slam. Lo hizo contra el argentino Diego Schwartzman, un joven jugador de 21 años, superviviente de la fase previa, que había ganado en primera ronda su único encuentro en un grande, un maratón de más de 4 horas y media contra el francés Julien Benneteau.

Contra el suizo al que admiraba desde niño no tembló y ganó por 6-3, 6-4, 6-4 en una hora y 43 minutos, sobre todo porque Federer también sacó la artillería pesada, deseoso de marcharse al vestuario a pensar en futuras batallas.

Como la que tendrá que librar por un puesto en octavos contra el ruso Dimitry Tursunov, 32 del mundo, un jugador peligroso pese a que en los cuatro duelos que ha mantenido con el helvético solo ha ganado un set.

También estarán en tercera ronda el canadiense Milos Roanic y el letón Ernests Gulbis, los dos últimos representantes de la joven generación que pide paso.

Djokovic y Federer solventan sus partidos

París, 28 may (EFE).- En su búsqueda por levantar la novena Copa de Mosqueteros, Rafael Nadal se mide mañana en segunda ronda contra el austríaco Dominic Thiem, un talento precoz de 20 años, poca experiencia y muchas expectativas sobre sus espaldas.

Sus hechos de guerra son todavía pocos, pero ya es el más joven tenista que integra la nómina de los 100 mejores del mundo y algunos de los grandes, como el suizo Stan Wawrinka, número tres, ya han conocido de lo que es capaz.

Thiem está dirigido por Gunter Bresnik, el hombre que tuvo bajo su batuta durante un tiempo al alemán Boris Becker. El jugador austríaco es hijo de un entrenador de tenis, y su progenitor logró convencer a Bresnik de las bondades de su retoño, que desde los 10 años está a las órdenes de este gurú.

Para entonces, Thiem ya era el mejor júnior de su país y la colaboración con su nuevo entrenador no fue fácil, porque el muchacho vio como le cambiaban todo el patrón de su juego.

El esfuerzo mereció la pena y su tenis comenzó a dar frutos, lo que se notó en su llegada al circuito profesional, donde escaló posiciones de forma meteórica.

Pronto, el jovencísimo Dominic comenzó a mostrar de lo que era capaz. Este año, superó una ronda en el Abierto de Australia, le ganó un set a Andy Murray en Rotterdam, superó dos rondas en Indian Wells y una en Miami.

Sobre arcilla fue octavofinalista en Barcelona, Madrid y Niza, dejando en el camino a tenistas como Radek Stepanek o Marcel Granollers, pero sobre todo al ganador del Abierto de Australia y número 3 del mundo Wawrinka, al que derrotó en la capital española en el debut de este.

Ahora es el número 57 del mundo y dueño de una enorme ambición que espera comenzar a explotar lo antes posible.

Antes de llegar a París se había marcado como objetivo hacerlo mejor que en el Abierto de Australia, donde superó la fase previa y una ronda.

Por el momento, en Roland Garros ya ha logrado lo mismo, aunque en su camino le sale al paso ahora el número uno del mundo, que le saca ocho años, y que fue su ídolo de infancia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo