105-92. Westbrook y Durant meten miedo y los Thunder empatan la serie con los Spurs

Por Publimetro Colombia

Oklahoma City (EEUU), 28 may (EFE).- Los 71 puntos que consiguieron entre el base Russell Westbrook y el alero Kevin Durant permitió a los Thunder de Oklahoma City vencer 105-92 a los Spurs de San Antonio en el cuarto partido de la serie de las Finales de la Conferencia Oeste.

La victoria hizo posible que los Thunder empatasen a 2-2 la serie que disputan al mejor de siete partidos, lo que asegura que habrá al menos un sexto que volverá a tener como escenario el Chesapeake Energy Arena, de Oklahoma City, el próximo sábado.

Pero antes, ambos equipos tendrán que jugar el quinto partido el jueves, en el AT&T Center, de San Antonio, donde los Spurs ganaron los dos primeros encuentros y siguen con la ventaja de campo.

Westbrook, la gran figura del partido, anotó un doble-doble de 40 puntos y 10 asistencias.

El base estrella de los Thunder ganó el duelo individual al francés Tony Parker, que después de haber sido la figura de los Spurs en los dos primeros partidos, se ha venido abajo en su juego tanto individual como de equipo y la franquicia tejana lo ha sentido.

El líder encestador de los Thunder y de la liga, Durant, aportó 31 puntos y logró su mejor anotación en lo que va de la serie contra los Spurs después de haber tenido en los tres partidos anteriores un promedio de 22,7 puntos.

El pívot Kendrick Perkins capturó 10 rebotes, al igual que Ibaka, cada vez más recuperado de la lesión de la pantorrilla izquierda, que logró nueve puntos y ocho balones por alto.

Ibaka en los 35 minutos que jugó pudo encestar 4 de 8 tiros campo, falló un intento de triple, y tres de cuatro desde la línea de personal, dio una asistencia, recuperó un balón y puso tres tapones, el mejor del equipo en esa faceta del juego.

El pobre juego de equipo de los Spurs se vio reflejado a nivel individual, donde ninguno de sus jugadores importantes estuvieron inspirados y fue el ala-pívot francés Boris Diaw el que lideró su ataque al conseguir un doble-doble de 14 puntos y 10 rebotes.

Su compatriota Parkers aportó 14 tantos y cuatro asistencias y el base-escolta reserva Corey Joseph llegó a los 11 tantos y fue el segundo máximo encestador de los reservas que en conjunto aportaron 53 tantos, pero tampoco fueron suficientes a la hora de evitar la derrota.

El veterano escolta argentino Manu Ginóbili, que salió de reserva, sólo jugó 11 minutos, y llegó a los cinco tantos, recuperó un balón y cometió tres faltas personales.

Mientras que el pívot brasileño Tiago Splitter tampoco brilló en su juego y logró tres puntos, capturó un rebotes y puso un tapón.

Los Thunder dominaron de principio a fin el partido con parciales de 58-43 al descanso y 83-67 al concluir el tercer periodo, sin que los Spurs ya tuviesen capacidad de reacción aunque lo intentaron el el cuarto.

Ficha técnica:

105 – Oklahoma City Thunder (26+32+25+22): Westbrook (40), Jackson (3), Perkins (2), Ibaka (9), Durant (31) -cinco inicial-, Collins (-), Jones (2), Butler (4), Adams (4), Fisher (3) y Lamb (7).

92 – San Antonio Spurs (20+23+24+25): Parker (14), Green (3), Splitter (3), Duncan (9), Leonard (10) -cinco inicial-, Baynes (2), Bonner (8), Diaw (14), Ayres (2), Mills (4), Joseph (11), Ginóbili (5) y Belinelli (7).

Árbitros: Joe Crawford, Jason Phillips y Mike Callahan. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Cuarto partido de las Finales de la Conferencia Oeste del baloncesto profesional de la NBA que se disputó en el Chesapeake Energy Arena, de Oklahoma City.

Oklahoma City (EEUU), 27 may (EFE).- El base Russell Westbrook, que se convirtió en la gran figura de los Thunder de Oklahoma City en el cuarto partido de las Finales de la Conferencia Oeste en el que vencieron 105-92 a los Spurs de San Antonio, admitió que si quería ganar un título de liga tendría que darlo todo en el campo.

“Eso fue lo que nos pidió el entrenador antes del partido, que diésemos todo el esfuerzo bajo mi responsabilidad en el puesto de base”, declaró Westbrook al concluir el partido en el que fue el líder tras conseguir un doble-doble de 40 puntos, su segundo mejor marca en la competición de la fase final, y 10 asistencias. “Esto te obliga también a jugar bien a ambos lados del campo”.

Por su parte, el alero Kevin Durant, que también jugó el mejor partido ofensivo en lo que va de la serie al anotar 31 puntos, nueve más del promedio (22) con el que llegó al encuentro, también alabó la gran labor realizada por su compañero.

“Es algo especial ver como está concentrado y ejecuta tanto en la posesión ofensiva como cuando le toca defender”, subrayó Durant. “Los que no están dentro del equipo no pueden comprender ese tipo de acciones que permiten al equipo jugar mucho mejor en base a la paciencia y eficacia que tiene tanto en ataque como el defensa”.

Hasta los jugadores rivales de los Spurs, como el escolta argentino Manu Ginóbili, reconoció que cuando Westbrook está inspirado puedo hacer lo que quiera.

“Cuando se siente seguro en los tiros a canasta es muy difícil que un defensa lo pueda frenar”, explicó Ginóbili. “Ya adelanté después del tercer partido, si queremos ganar ahí, en Oklahoma City, nuestra intensidad, concentración y espíritu de lucha debe ser alcanzar el máximo”.

Nadie dentro de los Spurs lo hizo y de ahí que los Thunder lograron la victoria que les permitió empatar a 2-2 la serie que disputan al mejor de siete.

Tony Parker, el jugador que padeció el “calvario” de ser marcado por Westbrook y tener que hacer lo propio con la estrella de los Thunder, dijo que al margen de haber perdido los dos partidos disputados en Oklahoma City, después de haber llegado con marca de 2-0, no les hace pensar que están de nuevo como les sucedió en las Finales de Conferencia del 2012 cuando fueron eliminados (4-2).

“No creo que el equipo piense en eso ni tampoco sería bueno”, comentó Parker. “Cada partido es diferente, cada serie, cada año y por lo tanto la única realidad es que mantenemos la ventaja de campo”.

Parker dijo que no tendría sentido que después de haber trabajo tan duro como lo hicieron durante toda la temporada para conseguir la ventaja de campo en la fase la perdiesen el los partidos decisivos.

“Hicimos el trabajo en nuestro campo, ellos respondieron de la misma manera”, valoró Parker. “Por lo tanto es nuestro obligación proteger la ventaja de campo”.

La respuesta la tendrá Parker y todos los aficionados de la NBA el próximo jueves por la noche cuando haya concluido el quinto partido de la serie que esta vez se jugará en el AT&T Center, de San Antonio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo