0-1. Diego Costa fulmina a un Real Madrid a medio hacer

Por Publimetro Colombia

Madrid, 28 sep (EFE).- Diego Costa, autor del gol del triunfo y de un partidazo que trajo de cabeza a todo el Real Madrid, destrozó la estadística de catorce años sin ganar del Atlético de Madrid en un derbi madrileño en Liga y lo hizo con un excelente planteamiento de Diego Pablo Simeone, que no tuvo respuesta de un rival a medio hacer.

Simeone dio un recital de entrenador en el Santiago Bernabéu. Magistral en su estudio del rival, en su planteamiento y la mentalidad ganadora que ha inculcado al Atlético de Madrid. Explotó los defectos de un Real Madrid en construcción. A mitad de camino en la definición de cualquier estilo que no sea basarse en sus individualidades.

Sin espacios para correr brotó la desesperación madridista. Anticipación a Isco. Ayudas defensivas contra Cristiano Ronaldo. Reducción de espacios por el centro que obligase a jugar por bandas. El fútbol del Real Madrid acabó reducido a las carreras y continuos centros de Di María en la primera parte y a la heroica en la segunda. Simeone sabía donde dañaba al rival.

El Atlético de Madrid mostró de inicio lo que significa la palabra equipo. Todos a una para salir airoso de los primeros minutos de arreón madridista empujado por el ambiente. El crecimiento del equipo con Simeone no tiene techo. Muestra su personalidad en cualquier estadio. Mira a los ojos a los dos grandes, para olvidar presupuestos y recortar distancias con fútbol.

Superadas las embestidas iniciales sin llegadas del Real Madrid, fue el momento de mostrar personalidad. La barrera rojiblanca en la medular era insuperable. Tiago además daba buena salida, Gabi peleaba todo y Koke dio un recital. Luchó como un guerrero más y le sumó una calidad técnica que desequilibró.

El derbi se rompió por un grave error de Di María y por la brillantez de Koke. El argentino quiso sacar una de esos contraataques letales y se vio frenado en seco por Filipe Luis. El balón cayó a Koke que inventó el pase al espacio para dejar solo a Diego Costa. El brasileño definió con sencillez, de derecha abajo ante la salida de Diego López.

El plan de Simeone se cumplía a los once minutos. Era el primer tiro a puerta del partido y Costa explotaba el momento más dulce de su carrera. Su guerra con Pepe y Sergio Ramos, con cuentas pendientes, era esperada. Le sumó nuevos enemigos. Ha desarrollado la capacidad de encrespar a sus rivales pero controlar impulsos que antes le costaban caros. Ahora se desquita con goles decisivos.

El Bernabéu se impacientaba. Su equipo no jugaba a nada. La apuesta de Carlo Ancelotti por dos medio centros del perfil Khedira e ‘Illarra’ no abasteció de fútbol al resto. La pelota no llegaba con claridad arriba y Cristiano se impacientaba. A los 21 minutos ejecutó su primer intentó en un balón a 30 metros de la portería que mandó a las nubes. Con la ansiedad del que no está cómodo. Siempre rodeado por tres rivales cuando recibía, anulado el principal surtidor del ataque blanco.

El Real Madrid necesitaba a Isco entre líneas y añoraba a Mesut Özil. El alemán cambiaba el sentido del juego cuando entraba en acción. Nadie asumió ese papel y el único remate a puerta del primer acto llegó de un centro de Di María y un testarazo en carrera de Benzema que no atajó de primera Courtois. Juanfran evitó el tanto.

La primera parte se marchó entre gestos de calidad de Koke, en un pase de exterior a Villa y poniendo a balón parado la opción de marcar el segundo a Godín primero y posteriormente a Tiago que remató a placer arriba un saque de esquina. Y la particular batalla de Diego Costa contra el mundo.

El balón parado era un punto donde dañar al Real Madrid. Gabi tuvo otra. Diego López sacó su cabezazo abajo y se encontró un golpe de Diego Costa que respondió. Un nuevo pique que sumar al de Arbeloa, que pisó la tibia del brasileño involuntariamente y le hizo una herida.

Ancelotti necesitaba revolucionar su equipo. Nada funcionaba en el Real Madrid. Apeló a Luka Modric, por Illarramendi, y su equipo tuvo algo más de personalidad y ritmo con el balón; y al estreno en el Bernabéu de Gareth Bale. Velocidad contra el orden del Atlético.

El empuje blanco obligó a retrasar unos metros a su rival. Era el momento de defender fuerte, esperar y buscar la sentencia con contraataques que buscasen a Diego Costa. Así pudo sentenciar el duelo. A los 51 minutos un balón a espalda de los centrales, lo mató el brasileño con un gran control y Pepe salvó su disparo con la plancha. Diez minutos después un mano a mano con Diego López lo sacó con las piernas el portero.

La lucha marcaba el partido. Cada balón parecía el último y sin ocasiones claras para el Real Madrid, su afición confiaba en alguna acción individual. Así llegó el disparo arriba de Cristiano de una falta en la frontal y un chut potente que sacó como pudo Courtois. Y Bale, generoso en el esfuerzo pero aún desacoplado, probó al belga con un disparo escorado.

Los primeros pitos de la ‘era Ancelotti’ al técnico llegaron pronto. Nadie entendió la sustitución de Isco, cuando más entonado estaba. Pero salió Morata que estuvo en todas las acciones del final. Pudo empatar el Real Madrid en el empuje final tras ver como el travesaño impedía poner el broche de oro a Koke a su partido. Recortó con la diestra y buscó la escuadra con la zurda.

Un remate en tijera de Morata, otro al lateral de la red y un exceso de confianza de Courtois que le pudo costar caro cuando Bale casi marca al presionar, cerraron un partido de impotencia madridista y máxima felicidad atlética. Se refuerza la candidatura al título bajo la batuta de Simeone mientras que el Real Madrid ve como se van sus dos rivales mientras intenta definir un estilo.

. Ficha técnica:

0 – Real Madrid: Diego López; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Illarramendi (Modric, m.46); Di María (Bale, m.46), Isco (Morata, m.73), Cristiano Ronaldo; y Benzema.

1 – Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda (Cristian Rodríguez, m.89), Tiago, Gabi, Koke; Diego Costa (Baptistao, m.85) y Villa (Raúl García, m.87).

Goles: 0-1, m.11: Diego Costa.

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Amonestó a Coentrao (40), Ramos (67), Arbeloa (77) y Pepe (80) por el Real Madrid; y a Arda (38), Koke (43), Diego Costa (48), Filipe (61) por el Atlético.

Incidencias: encuentro correspondiente a la séptima jornada de la Liha BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.845 espectadores.

Roberto Morales

Madrid, 28 sep (EFE).- El italiano Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, dijo hoy tras la derrota con el Atlético de Madrid (0-1), que el “problema” ahora no es estar a cinco puntos del líder de la clasificación, sino el “juego” del equipo, y aseguró que su conjunto necesita “mejorar en actitud, confianza y velocidad”.

“Tenemos que seguir el trabajo que estamos haciendo. No han sido buenos estos dos últimos partidos, pero no voy a cambiar. La línea está. Creo que los jugadores son listos para jugar en este sistema y vamos a mejorar. Tengo mucha confianza, porque el equipo tiene mucha calidad. Necesitamos mejorar muchas cosas. Necesitamos mejorar la actitud y la confianza. En los dos últimos partidos hemos perdido un poquito la confianza”, valoró en rueda de prensa tras el encuentro.

“El partido de hoy no fue bueno. Esta temporada hemos empezado bien, pero después, estos dos partidos fueron muy mal. Tenemos que arreglar esto con mejor actitud, mejor concentración e ideas de juego más claras. El momento no es fácil. Tenemos que pensar en mejorar rápido y solucionar el problema”, continuó el técnico.

Para él, el sistema de juego “no es un problema”. “Los jugadores han entendido los conceptos muy bien al principio de la temporada. Ahora es un momento difícil. Tengo la confianza de los jugadores. El sistema no es un problema, el problema es la velocidad del juego con el balón; y sin balón, en defensa, defender más compacto”, explicó.

La fórmula para mejorar es “jugar más vertical, más rápido y más sin balón”. “Es un problema de velocidad. Recibir el balón sin movimiento no crea problemas al equipo rival”, advirtió el técnico, que lamentó que el “principio del juego es lento”.

Ancelotti no tiene la sensación de que se esté perdiendo la Liga en estos partidos. “Tenemos que pensar que este equipo lo ha hecho bien hasta la última semana. Es verdad que cinco puntos atrás de Barcelona y Atlético de Madrid no es poco, pero la Liga es muy larga y tenemos tiempo para recuperar. Ahora, el problema no es éste, sino mejorar el juego del equipo”, indicó.

El entrenador explicó que el cambio de Isco “no fue porque estuviera jugando mal, sino porque en ese punto del partido la única posibilidad para marcar era con centros”, por lo que puso “dos delanteros arriba”, y consideró que el galés Gareth Bale es “un jugador completo que puede jugar en muchas posiciones en el campo”.

También vio justo el triunfo del Atlético de Madrid. “Ellos merecieron ganar el partido, porque jugaron con una muy buena actitud, muy defensivos y utilizando muy bien el contragolpe. Han demostrado ser un equipo muy bien organizado, llevan trabajando mucho tiempo juntos y creo que esa fue la diferencia hoy”.

Incluso, ve al conjunto rojiblanco como un aspirante al título. “El Atlético es un equipo muy sólido, con mucha calidad, que juega muy bien, compactos y creo que tienen muy buenas posibilidades de jugar por la Liga”, concluyó.

Madrid, 28 sep (EFE).- El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, destacó hoy, tras la victoria frente al Real Madrid (0-1) en el Santiago Bernabéu, el partido “extraordinariamente bueno” de sus jugadores, de los que todos sabían “que había una sola opción, que era ganar”.

“Hay que hablar de los jugadores. Todos, desde el primero hasta el número 18 que hoy estuvo ahí dentro, sabíamos que había una sola opción, que era ganar”, declaró en la rueda de prensa posterior al encuentro, en el que el conjunto rojiblanco se impuso con un gol en el minuto 11 del brasileño Diego Costa.

“Siempre una final es mucho mejor que cualquier cosa”, dijo en comparación con el triunfo del pasado mes de mayo que supuso el título de la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, al tiempo que añadió: “El partido de hoy fue muy bien interpretado”.

“Los jugadores, una vez más, hicieron un partido extraordinariamente bueno en lo táctico, en lo anímico, en la intensidad, en interpretar dónde poder hacer daño… Felicitaciones para ellos porque han respondido muy bien”, añadió.

“Creo que el partido fue bien interpretado desde el inicio. Entendíamos que íbamos a encontrar entre líneas y, a partir de ahí, aprovechar la velocidad de Diego. Villa hizo un trabajo perfecto desde lo táctico y de habilitar la carrera de Diego. Pudimos haber lastimado más”, continuó.

A Simeone no le genera “nada” sumar cinco puntos más que el Real Madrid en este momento. Asume el triunfo con “tranquilidad”, porque “esto es muy largo”: “Esto es fútbol. No puedes confiarte, no puedes fiarte ni quedarte a mirar lo que estás haciendo. El fútbol es el día a día. Ya mañana aparecerá la necesidad de ganar en Oporto”.

“Estamos trabajando bien. El momento del equipo es un premio al trabajo y, sobre todo, a trabajar en equipo. Lo más difícil es encontrar jugadores que jueguen en equipo y nosotros los tenemos”, dijo Simeone, que ya tuvo un conjunto que interpretó tan bien su idea en el campo: Estudiantes de La Plata. “Impresionante”, agregó.

El entrenador argentino, en cualquier caso, aún no ve a su equipo como candidato al título: “Sería ‘demagógicamente’ perfecto decir: ‘bueno, ahora sí’. No cambia lo que dije antes de ayer. A lo largo de una temporada tan grande el poder económico y el potencial individual de Barcelona y Real Madrid es superior al nuestro. Nosotros intentaremos con nuestras armas jugar partido a partido y dejarnos la vida en cada partido”.

“Nosotros estamos siendo desde hace año y medio, casi dos, un equipo competitivo, duro, difícil, que podemos jugar mejor, ganar o perder, pero hay una idea que no se negocia, que es el trabajo y que nadie es más importante que el equipo. Y en eso aparecen estos resultados”, explicó.

También habló del brasileño Diego Costa, del que fue preguntado en qué puede mejorar. “Hay mucho para mejorar todos los días. Todos necesitamos crecer. En el día a día, conversamos con él para que pueda mejorar. Lo mejor de él es la ilusión que tiene, es un contagio puro, es uno de los corazones importantes del equipo y transmite lo que siente a toda la gente”, declaró.

No temió por que pudiera ser expulsado hoy en el derbi. “Diego se maneja bien, pero quitarle la vivacidad con la que vive los partidos no va a ser él. De a poco va creciendo. Hoy no era un partido fácil. Estuvo luchando con jugadores de jerarquía y lo hizo con mucha intensidad. Es un jugador valiente, humilde y en buen momento”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo