logo
Cultura
El cantante presenta su nuevo álbum 'Dios los junta' / Cortesía
Cultura 31/05/2021

“Vamos a la música como los soldados a la guerra”: Andrés Calamaro a propósito de ‘Dios los cría’, su nuevo álbum

El cantante argentino presentó su nuevo álbum, donde le abre el micrófono a célebres amigos con versiones de sus canciones más emblemáticas a ritmo de bolero

Con 40 años de carrera, ‘El Salmón’ lanza un disco de colección, donde comparte con grandes artistas de habla hispana como Alejandro Sanz, Vicentico, Lila Downs, Julio Iglesias, Juanes, Julieta Venegas y muchos más.

Sin afanes ni pretenciones, con la intención de compartir musicalmente entre colegas, así se creó esta obra a la que Calamaro se refirió como un “tequila reposado”, y de la que le habló a PUBLIMETRO.

Cuando hablamos de Dios los cría, podemos ver que los artistas que hicieron parte de este disco tienen todos un alma musical parecida aunque sus estilos sean diferentes, ¿qué tienen en común estos invitados?

No lo había pensado, todos estamos amarrados al compás del bolero y el idioma, luego (advierto) lo que estos artistas tienen en común es el amor al oficio, la amistad y el respeto. Todos se volcaron en este disco sin mediar interés alguno ni cabildeos. Vinieron a cantar con entrega y generosidad. Son muy buenos y se metieron las canciones en el bolsillo dando clase maestra de lo que es cantar.

Todos se volcaron en este disco sin mediar interés alguno ni cabildeos. Vinieron a cantar con entrega y generosidad. Son muy buenos y se metieron las canciones en el bolsillo dando clase maestra de lo que es cantar.

Andrés Calamaro

¿Qué es lo más satisfactorio de revisitar canciones como Estadio Azteca en un estudio de grabación después de tantos años?

Estas versiones con trío y compás son muy parecidas a las que tocamos en la gira Licencia Para Cantar, respetan el mismo arreglo, o casi. En este caso la grande satisfacción es compartirla con semejantes artistas y leyendas, claro. Vamos a la música como los soldados a la guerra, haya más o menos satisfacciones.

Ya intuíamos su gusto por el bolero y otros ritmos a pesar de que es conocido por el rock, ¿podríamos decir que hace rato quería hacer un disco como este?

Mi lista de deseos es secreta, grabar un disco es elegir entre cincuenta posibles y respeto el secretismo que me impongo. Me encanta el bolero, el de los tríos, el bolero mariachi de Javier Solís, el bolero cubano de Rolando La Serie, el boricua de Daniel Santos y la obra de Armando Manzanero; asimismo el bolero es compás afro cubano en la versión más lenta posible. Adhiero a la quinta enmienda y no diré más.

En un buen dúo/colaboración solemos ver mucha comunicación, una complicidad especial entre artistas. Varias de las voces que escuchamos en este álbum son de colegas a los que también considera amigos, ¿diría que esto fue determinante para las canciones logradas?

Sin dudas, esa complicidad existe, los músicos somos una gran familia de primos, los cantantes somos primos hermanos o hermanos separados al nacer. Todos cantaron por mas que buena voluntad, no pidieron nada a cambio, fueron puntuales y comprometidos.

A la hora de elegir las colaboraciones, ¿ya tenía elegidas las canciones, o las seleccionó cuando ya tenía unas voces en mente?

Grabamos una o dos sesiones durante la gira Licencia Para Cantar, sin pensar siquiera que serían parte de este disco que publicamos ahora. Luego nos aliamos con Carlos Narea para hacer posible un disco ambicioso, un posible disco grande. Entonces elegimos más canciones que creímos adecuadas, y las grabamos. Entonces elegimos unas treinta, pensamos tres posibles cantantes para cada canción y tres canciones para cada posible cantante. Y los llamamos. Algunas mancuernas no resultaron posibles, estas son todas las que cantamos.

Usted ya ha dicho que no es adicto al trabajo, ¿de qué manera este pensamiento le ha ayudado a la hora de crear su música? ¿Quizás le quita el afán de ‘crear por crear’ que pueden tener algunos artistas?

Es posible, no le doy mucha importancia a las ideas, pero las tengo. Sin trabajar, la creación se me da bien: escribo versos, libros para cine y teatro, preparo un libro de fotografías en desarrollo. Después las giras, que son una tarea creativa y comprometida. Sin dudas me faltan cosas que otros artistas tienen. Combinar la pereza con el servicio es mi forma no negociable de ser y vivir.

Lo hemos visto trabajando también con cantantes como C. Tangana, ¿qué le ha gustado más de ese intercambio con artistas nuevos?

No hago grandes diferencias entre artistas más o menos nuevos, respeto a mis compañeros y admiro a los que son muy buenos. Grabar en El Madrileño es cumbre porque es un disco grande y muy bueno, uno que destaca entre los miles de discos que se graban, y las sensaciones fueron muy buenas, fue un gran intercambio, espero que sea el primero de otros más.

¿Cuál fue su primer pensamiento al ver ‘Dios los junta’ terminado?

El disco lo terminaron Carlos Narea y Angel Martos (productor e ingeniero de este álbum)… yo apenas si lo había empezado, para mí los discos no se terminan nunca.