¿Para esto sirve votar?

Por Adolfo Zableh

Lo primero que se te viene a la cabeza cuando lees que eligieron a Brian May como el mejor guitarrista de rock de todos los tiempos es por qué, luego ves que fue escogido en una votación por los lectores de una revista y entiendes un poco más el asunto. Ahora cada vez que hacen una encuesta sobre rock la gente elige a Freddie Mercury como el mejor cantante, a Queen como el mejor grupo, a Bohemian Rhapsody como la mejor canción y ahora a Bryan May como el mejor guitarrista. El daño que la película de Queen le ha hecho al rock no se veía desde el suicidio de Kurt Cobain.

Lo bueno de la película de Queen es que acercó a la gente al grupo y revivió el rock, lo malo es que trastocó todo porque muchos de los que ahora oyen a Queen y similares empezaron a oír algo de rock (si es que lo siguen haciendo) después de verla. Hace casi 30 años pasó algo similar cuando Oliver Stone hizo una película sobre The Doors, muchos descubrimos a un grupo maravilloso y durante un tiempo pensamos que era lo mejor que había existido y que Jim Morrison había sido el mejor y más carismático cantante de todos los tiempos. Pasado el subidón, hoy The Doors está en el lugar donde tiene que estar.

Pues eso, que pese a la bulla no creo que Queen sea el mejor grupo de Rock y May el mejor guitarrista, algo que no debería ser ni motivo de discusión. Imagine que dentro de 50 años alguien hiciera una película sobre Zinedine Zidane y a partir de ahí se implantara la creencia generalizada de que el francés fue el más grande futbolista de todos los tiempos. ¿Dónde quedarían Pelé, Maradona y Messi, Di Stéfano, Cruyff y el brasileño Ronaldo? ¿Qué pasaría con los años de estudios hechos por gente experta en el tema, entrenadores y analistas de fútbol de toda la vida?

Esto no quiere decir que Queen sea malo, solo que no es lo mejor de lo mejor como se empezó a decir recientemente. No puede ser que Queen esté por encima de los Beatles, que May sobrepase a Hendrix (o a Page, o a Clapton) y que Bohemian Rhapsody sea superior a Like a Rolling Stone. Y sé que es imposible ponerse de acuerdo a la hora de hacer escalafones, donde todo es subjetivo, por eso hay que oír a los expertos. Yo no lo soy, pero he oído rock toda la vida y consumí todo Queen mucho antes de la película, antes incluso de la muerte de Mercury. Y es una maravilla, está entre mis bandas preferidas, me sé de memoria lo que han hecho y lo que no, e incluso me parece que la película no le hace justicia a la calidad de la banda, pero es que el punto es tratar de ser lo más objetivo posible más allá de los gustos.

Olvidémonos de mis preferencias y de las suyas, oigamos a los expertos. La Rolling Stone, que es la biblia de la música contemporánea, se la pasa haciendo listados de los mejores grupos, canciones, cantantes, guitarristas y similares. Y no pone a la gente a votar, sino que entrevista a expertos, incluidos músicos de fama y calidad como Elvis Costello, Art Garfunkel y Lenny Kravitz. ¿Cómo ha quedado Queen en dichos listados? Bohemian Rhapsody fue clasificada en el puesto 166 de las quinientas mejores canciones; Queen está de 52 entre los mejores cien artistas del rock; Mercury es el décimo octavo entre los mejores cantantes y Brian May, que además estuvo entre los expertos consultados para elegir al mejor guitarrista, se ubica en la casilla 26, muy cómodo entre Bo Diddley y Tommy Iommi. Y Rolling Stone puede decir misa, que no tiene necesariamente la última palabra, pero creo que la gente que trabaja allí y las personas a las que consultan saben un poco más de música que usted y yo, así que debería darnos una idea de cómo son las cosas en realidad.

No hay nada de malo en quedar de 166 entre quinientos aspirantes, o en el puesto 26 entre cien guitarristas de primer nivel, es como correr el Tour de Francia y acabar entre los cuarenta primeros, algo extremadamente difícil para lo que hay que ser excepcionalmente bueno.

Lo que queda claro con esto de Queen es que somos fácilmente influenciables. Por eso no confío en la democracia así sea a la fecha el mejor sistema que nos hayamos inventado. A mí no me dice nada que elijan a alguien de presidente con diez millones de votos, eso no lo hace más legítimo en términos de sentido común. Los que votan por presidente son los mismos que eligieron a May como mejor guitarrista, o peor aun, los que salieron al supermercado a arrasar con el papel higiénico apenas se decretó la emergencia por coronavirus. Esa gente no tiene nada constructivo que decir (hablo de los del papel higiénico). Ni perdón ni olvido para ellos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo