Turismo: un año de cifras históricas

El 2019 está por terminar y el turismo cierra con datos históricos.

Por José Manuel Restrepo

Esto refleja el resultado de las acciones que hemos emprendido para que la industria sin chimeneas se posicione como el nuevo petróleo de Colombia.

Con el norte que fijamos en el Plan Sectorial de Turismo, consolidamos los cimientos para que nuestros planes y agendas sean ambiciosos, de mayor alcance e impacto. Hoy las cifras positivas son el mayor incentivo a ese reto que asumimos y a esa ruta del crecimiento por la que apostamos.

En el año que está por concluir, alcanzamos un récord histórico de visitantes no residentes. Entre enero y octubre de 2019, arribaron al país cerca de 3,5 millones de ellos. Este número, al compararlo con lo ocurrido en similar tiempo de 2018, se tradujo en un incremento de 2,7%. Pero ese récord no fue el único. Entre enero y septiembre, la ocupación hotelera fue de 56,7%, la más alta de los últimos 15 años.

En efecto, los resultados que se dieron a conocer hasta septiembre y octubre, de más visitantes del exterior arribando a Colombia, de mayor ocupación hotelera y de más ingresos reales para el sector, nos confirman que el turismo se convirtió en una de las principales fuentes de crecimiento de la economía colombiana.

Las estrategias y programas que impulsamos desde nuestra cartera también hicieron eco en una mayor formalización de esta actividad: actualmente existen 14.756 nuevos prestadores de servicios inscritos en el Registro Nacional de Turismo (RNT).

Los avances en conectividad fueron otro hecho para resaltar este año. Contamos con 17 nuevas rutas que han sido inauguradas y anunciadas, lo que también ha incentivado la llegada de otras aerolíneas y el aumento de vuelos. Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla y Pereira son las ciudades con más rutas internacionales.

Actualmente, Colombia cuenta con 24 aerolíneas que conectan con 25 países y tiene 1.146 frecuencias semanales directas, que equivalen a más de 176.800 sillas disponibles por semana.

Vale resaltar los buenos resultados que tuvimos en competitividad, que se hacen evidentes con los 7 puestos que escalamos en el Índice de Competitividad de Viajes y Turismo, el cual publica el Foro Económico Mundial (FEM) cada dos años. En esta medición, pasamos del puesto 62, en 2017, al 55, en 2019, entre una muestra de 140 países.

Además, trabajamos en una agenda que nos permita sacar el mejor provecho a los recursos que nos han asignado para aumentar la infraestructura, la competitividad y la promoción nacional e internacional. Para avanzar en los proyectos de estos tres indicadores del sector, han sido destinados $309.739 millones.

Las estrategias en las que nos enfocamos en 2019, además, abarcaron acciones para fomentar el turismo sostenible. Por ejemplo, se le otorgó la certificación como “destinos turísticos sostenibles” a 19 destinos, y 2 playas fueron certificadas como zonas playas sostenibles.

Colombia presidió el Comité de turismo sostenible en la XXIII Asamblea General de la Organización Mundial de Turismo. Estos logros nos indican que el turismo sostenible está llamado a generar la preservación y el desarrollo en zonas que tienen potencial, pero que hasta ahora empiezan a motivar la llegada de nuevos visitantes.

Trabajamos integralmente en el fortalecimiento del sector, lo cual hacemos de manera coordinada con los empresarios, las entidades territoriales y los prestadores de servicios.

Un ejemplo de esta articulación ha sido la instalación de la Mesa Permanente de Formalización Turística, una instancia conformada por entidades del Gobierno Nacional, la Policía Nacional, Confecámaras y representantes de los gremios del sector turístico. La idea es avanzar en regulación y reglamentación, así como en temas de inspección, vigilancia y control.

En el marco de este trabajo conjunto, se han realizado 35 jornadas de formalización, a las que han asistido 1.566 asistentes y se han registrado 14.756 nuevos prestadores de servicios que se han inscrito en el Registro Nacional de Turismo.

También, estamos llevando acciones de desarrollo turístico a las áreas más rurales de Colombia a través de los programas de turismo y paz y turismo comunitario. Así generamos oportunidades para excombatientes, campesinos y comunidades indígenas que deciden unirse y hacer del turismo un estilo de vida y generador de ingresos para su región.

Este balance de cifras positivas y destacadas en turismo nos motiva a seguir avanzando el plan de acción que diseñamos para potenciar el sector y mejorar la competitividad de nuestros destinos. El mayor incentivo para seguir en este camino es el crecimiento por el que apostamos en las economías locales.

Nuestro reto para el 2020 es lograr que estas cifras se mantengan y se mejoren. Por eso seguiremos trabajando articuladamente para que haya mayor ocupación hotelera, más generación de empleo, nuevos visitantes extranjeros y avances en los informes de competitividad.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo