Esas cosas de la memoria...

"En aras de que se establezca la verdad, acudo a la misión de sabios de fútbol que escriben en estas páginas, así como a posibles lectores desprevenidos de estas líneas, para que entre todos determinen la veracidad de mi recuerdo que no es de niño porque yo ya andaba en cuarto semestre de universidad": Eduardo Arias

Por Eduardo Arias

Uno de los recuerdos más vívidos que tengo de las copas América ocurrió en 1979. Es un recuerdo que, la verdad, en estos días me tiene atormentado porque no lo he podido corroborar con ninguna evidencia documental de las que tengo a mano.

El recuerdo, tal como lo tengo yo, es así:

Corre el año de 1979. Se juega en El Campín un partido entre Colombia y Venezuela. Colombia debe hacerle el mayor numero de goles posibles a Venezuela para poder llegar a Santiago ya clasificada y pasar así a la ronda semifinal. Hacia el minuto 15 del primer tiempo ataca Colombia. Un defensor de Venezuela intercepta un pase al vacío y, para asegurar la jugada, intenta reventarla a la tribuna occidental del estadio. El balón pega en la cara de Arnoldo Iguarán y se mete por todo el rincón del arco venezolano. Iguarán queda medio noqueado en el césped y sus compañeros se lanzan para abrazarlo.

El partido terminó 4 a 0 y ese resultado hacía incierta la clasificación de Colombia. Y así ocurrió. Chile, que había goleado 7 a 0 a Venezuela, le ganó a Colombia 2 a 0 en Santiago y clasificó a la semifinal por diferencia de goles.

Hasta ahí el recuerdo. Ahora sí, los datos. El partido se jugó el 22 de agosto, los otros tres goles los marcaron Freddy Arce Valverde, Gabriel Chaparro y Jaime Morón.

Hace unos días decidí recordar ese insólito tanto en esta columna para hablar de lo curioso que había sido aquel gol, de que habría sido un clásico viral de cuatro millones de vistas en estos tiempos de YouTube.

Pero no. Para reafirmar lo que me dictaba la memoria mi memoria, me remití al libro "La selección 1945 – Mundial Rusia 2018″, de César Augusto Londoño y Guillermo Ruiz Bonilla, autoridades en la materia (eso no se discute), donde se señala en un pie de foto que " Arnoldo Iguarán marca el primer gol del partido luego de un excelente pase de Willington Ortiz". Y la foto que acompaña el texto corrobora lo ahí escrito.

Desconcertado entré a la red pero ese gol no está en Youtube. Es más, no encontré ninguna referencia escrita o audiovisual que corrobore si mi recuerdo es real o una alucinación con 40 años de añejamiento.

Entonces recurrí al viejo truco anterior a los tiempos de internet. La charla futbolera, así ahora sea por Whats app. Comenté mi desconcierto en un grupo de amigos y Luis H. Aristizábal dice recordar los detalles de la jugada tal como yo la describo, aunque sin recordar si se trata de aquel partido de la Copa América. Juan Gonzalo Zapata también se unió a la tertulia y dice recordar el gol, aunque no tiene claro en qué partido fue.

Más allá de las pocas piezas del rompecabezas que hacen falta en los recuerdos de mis amigos ya sé que ese gol no es una mala pasada de mi memoria. Sin embargo, en aras de que se establezca la verdad, acudo a la misión de sabios de fútbol que escriben en estas páginas, así como a posibles lectores desprevenidos de estas líneas, para que entre todos determinen la veracidad de mi recuerdo que no es de niño porque yo ya andaba en cuarto semestre de universidad.

Diga lo que diga el dictamen final, lo bueno de este impasse es que, en estos tiempos en que Google, Youtube y las redes todo lo resuelven en par patadas, todavía quedan resquicios en los que aún son posibles las interminables discusiones de café para determinar si aquel gol de Colombia de tiro libre ante Argentina en el preolímpico de 1971 lo hizo Adolfo "el rifle" Andrade o Gerardo "el alemán" Moncada.

La copa de los meteorólogos

Ojo a este recuerdo de Eduardo Arias sobre la Copa América de 1987.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo