24 señas de mediana edad

Por Andrés Ospina

Sabes que estás en la mediana edad…

1. Cuando no conoces a los ídolos pop del momento y tampoco te preocupa en demasía enterarte al respecto. 2. Cuando el concepto de viernes en la noche es sinónimo de recogimiento y el de sábado sin resaca un privilegio que atesoras. 3. Cuando visualizas la década del 90 cercana y te cuesta creer que alguien nacido durante esta ya sea adulto. 4. Cuando pese a toda calentura comprendes que, si no quieres mutar a viejo verde, lo aconsejable es ver a todas las menores de 30 como tus hijas o sobrinas (aplica solo para mi género). 5. Cuando te cuesta digerir la diferencia entre los torneos de liga y copa local de fútbol o comprender cuáles equipos clasifican a la Copa Libertadores, porque en tu época había solo un torneo y dos cupos.

6. Cuando tus fantasías románticas de primera infancia ya son sesentonas o cincuentonas largas (aplica, lógico es, para ambos géneros). 7. Cuando eres capaz de perdonarte las infamias que en tu plena inconsciencia algún día provocaste y también aquellas que te fueron provocadas. 8. Cuando, por más que hayas evitado convertirte en padre, cualquiera de los astros futbolísticos del momento tiene edad cronológica para ser vástago tuyo, al igual que las soberanas de belleza. 9. Cuando comprendes que por juvenil que te veas tu pelo ya no es tan abundante ni grueso como hace 20. 10. Cuando le dices a Margarita Rosa de Francisco ‘la Mencha’, porque ya en la época de ‘Gaviota’ tenías más de 18.

11. Cuando comienzas a plantearte si tinturarte, arrancarte las canas que se asoman o admitirte platinado. Eso si la alopecia no te ha desplumado. 12. Cuando debes pensar más de un minuto para tararear un solo hit musical de temporada. 13. Cuando ya has efectuado alguna consulta médica por concepto de tiroides, dolor articular o lumbar, gastritis o cualquier otra dolencia similar. 14. Cuando ves fotos de tus padres menores que tú y te preguntas a qué hora sucedió todo esto. 15. Cuando has intentado cortar con al menos un hábito pernicioso fijado en tus costumbres.

16. Cuando albergas recuerdos infantiles de un Jota Mario simpático, un Peñalosa urbanista y un Maturana modesto. 17. Cuando hasta los de 80 años cumplidos te parecen relativamente jóvenes. 18. Cuando le dices Granahorrar al centro comercial Avenida Chile. 19. Cuando aquel a quien las encuestas dan por más opcionado a presidente de tu país es contemporáneo tuyo. 20. Cuando te has permitido el gusto de ver vía Facebook a aquellas condiscípulas de colegio y universidad que te miraban con desprecio y a quienes considerabas inalcanzables, ahora casadas con hombres más calvos y menos agraciados que tú (aplica para ambos géneros).

21. Cuando entiendes que el camino de la abstinencia puede ser, quizás, el más deseable de los extremos. 22. Cuando consigues reírte de aquella versión tuya que alguna vez se soñó millonaria o famosa. 23. Cuando te has hecho diestro en disimular el dolor y en sonreír ante lo simple. 24. Cuando estás dispuesto a soportar que alguien como tú escriba una lista tan subjetiva como esta e incluso alcanzas a sonreír leyéndola porque, con todo y sus subjetividades, tú también quizás andas sumido en estas reflexiones de mediana edad. Hasta el otro martes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo