¿En Rusia terminará el ciclo de Osorio con México?

¿Por qué en México aún no quieren a Juan Carlos Osorio a pesar de la clasificación al Mundial y sus buenos números al frente de la selección? Panza Videla hace este análisis:

Por Publimetro Colombia

Faltan 105 días para que comience la aventura del Mundial de Rusia 2018. México, de la mano de Juan Carlos Osorio, al parecer no llega con las mejores expectativas. El colombiano es uno de los directores técnicos más criticados en la historia del famoso TRI. Si bien la selección azteca clasificó al Mundial de manera anticipada y sin complicaciones, el pueblo mexicano no le perdona las goleadas históricas contra Chile (0-7 en la Copa Centenario) y Alemania (1-4 en la Copa Confederaciones).

“A Osorio no se le contrató para llevarnos al Mundial”. Es la frase que repite una y otra vez la prensa local. Y suena comprensible, pues México ha estado en 15 citas mundialistas, siendo el quinto país con más participaciones en Mundiales, después de Brasil (20), Alemania e Italia (18) y Argentina (16). Así las cosas, que México esté en Rusia 2018 no tiene nada de excepcional.

Osorio, por su parte, muestra orgulloso sus estadísticas. Teniendo en cuenta solamente los 16 partidos que hicieron parte de la clasificación al Mundial, los números lo dejan como el tercer mejor técnico en toda la historia del equipo azteca. De 16 partidos jugados, ganó 11, empató 4 y tan solo perdió 1. Para una efectividad del 77%. El colombiano rompió marcas importantes durante estas eliminatorias. Venció jugando en condición de visitante a: Canadá y Honduras tras 22 años, Trinidad y Tobago tras 13 años, Estados Unidos luego de 44 años.

¿Por qué no lo quieren?

En plena Copa Centenario, donde se esperaba que México diera el primer gran golpe de autoridad y llegara la primera gran victoria de Osorio, “los manitos” fueron humillados por la selección chilena (0-7). ¡Decepción total! Ese día terminó el romance de Juan Carlos Osorio con los mexicanos. La prensa pidió su cabeza, sin embargo la Federación Mexicana de Fútbol lo ratificó en su cargo. Luego vinieron 14 partidos más (9 ganados, 4 empatados y uno perdido) hasta que llegó el segundo “descalabro”: goleada 1-4 contra Alemania en Copa Confederaciones.

Esta segunda derrota a tan solo un año del Mundial trajo aún más críticas para el técnico risaraldense. Su filosofía de juego y sobre todo sus famosas rotaciones se han llevado todos los ataques. Sin embargo ¿hasta donde tienen razón los mexicanos en criticar las rotaciones? ¿Son éstas realmente las principales “culpables” de las derrotas del TRI?

En mi opinión, las críticas en contra del colombiano tienen bastante validez. Juan Carlos Osorio es reconocido por ser un “entrenador” en el sentido literal de la palabra. Es decir, su método de trabajo se basa en la repetición de movimientos y conceptos a lo largo del entrenamiento semanal. Dentro de su filosofía de juego y manejo grupal es fundamental que no haya titulares y suplentes como dicta el concepto tradicional. En sus equipos “la competencia sana” hace que ningún jugador se sienta titular, lo cual motiva a todos los integrantes del grupo a estar en una constante lucha por jugar. Dentro de esta filosofía se hace primordial poder trabajar durante la semana con todos los jugadores, pues es en la sumatoria de repeticiones que éstos podrán asimilar conceptos y mejorar su rendimiento.

Su método de trabajo y filosofía de juego demostraron ser un verdadero éxito en clubes, donde el pereirano tuvo la oportunidad de llevar a cabo muchas sesiones de trabajo, toda vez que tuvo a disposición los jugadores durante todo el año.

Sin embargo, en una selección -como es el caso particular de México- no se dispone de los jugadores para llevar a cabo las sesiones de entrenamiento. En una selección son muchos los jugadores que viven en el extranjero, lo cual hace imposible el entrenamiento semanal. Incluso con los convocados que juegan en la Liga Mexicana se hace muy difícil programar entrenamientos, pues es necesario pedir permisos y autorizaciones que no siempre se otorgan.

En este sentido cobran validez las críticas de los mexicanos. Ya que al escaso tiempo de trabajo con los jugadores, Osorio suma inestabilidad cambiando una y otra vez los titulares. Esta inestabilidad y falta de acoplamiento quedó en evidencia enfrentando a equipos fuertes como Chile y Alemania.

Los mexicanos tienen razón cuando dan por descontado que su equipo clasifique al Mundial, dado que en su camino clasificatorio hay rivales futbolísticamente muy pobres. Y tienen razón al no esperar demasiado en un Mundial donde se enfrentarán con los rivales de peso que hasta ahora los han derrotado.
Y por último, en mi concepto, tienen razón al no aceptar la filosofía de “las rotaciones” de Osorio, pues hasta ahora se ha demostrado son más eficaces en clubes que en una selección, dadas las dificultades para llevar a cabo los entrenamientos.

En todos los casos, esta experiencia mexicana ha sido fundamental para Osorio, en el sentido de poder comparar en la práctica las grandes diferencias entre ser un entrenador de club y uno de selección. México es la primera en este extenso camino que Osorio apenas comienza a recorrer. Tal como perfeccionó su método de trabajo en clubes a través de la experiencia, de igual manera –estoy completamente seguro- lo hará en el terreno de las selecciones.

Por: Panza Videla / @panzavidela

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo