El fenómeno de las tiendas virtuales o e-commerce de moda

Por Nelson Rueda Argumedo

Antes de que tuviéramos la posibilidad de comprar ropa por internet, cualquier tipo de indumentaria se podía adquirir por medio de catálogos que llegaban al correo. Este fenómeno de tener la posibilidad de revisar, escoger y comprar ropa de una forma que no implique salir de la casa ha existido desde siempre y ha hecho que este segmento de mercado sea relativamente maduro a la luz del boom de los e-commerce o tiendas virtuales.  Entendiendo que la migración de los canales de venta offline hacia lo digital es inminente, ¿podría un país Latinoamericano adaptar un comportamiento de consumo de moda en su gran mayoría online?

A pesar de que cada vez los consumidores prefieren comprar en línea con más frecuencia, es un hecho que los colombianos todavía cruzamos los dedos para que no nos clonen la tarjeta. Está en nuestro ADN ser herméticos a los cambios, sobre todo aquellos concernientes a la tecnología, sin embargo, cada vez el consumidor promedio se está habituando a esta forma de compra y venta. “Uno de los grandes factores que apoyan el crecimiento de las plataformas online en Latinoamérica es la penetración de los smartphones en los distintos países cuyo uso supera al 70% de la población, en países como Argentina, Chile y Colombia”, afirma Pablo Harbur, CEO de Wobiz, una plataforma de e-commerce que les permite a las pymes y comercios crear tiendas virtuales y comercializar en línea.

Es importante entender que las tiendas virtuales de moda no han llegado para desbancar a las tiendas físicas, sino a potenciar y ampliar la experiencia de compra. Cuando un cliente compra en una tienda física, probablemente ha revisado previamente catálogos virtuales a través de redes sociales y sitios web, haciendo que la experiencia offline pueda migrar a ser una experiencia online netamente. Esta transición es una educación de un nuevo canal de compra que resultará en un direccionamiento inevitable del consumo de moda hacia lo digital a corto plazo. “En todos los países, la moda es la industria que encabeza las categorías más consumidas a través de una tienda virtual”, menciona Harbur, quien añade: “Sin embargo, tener un negocio digital de indumentaria no resulta nada fácil si no se tienen las herramientas y las plataformas adecuadas”.

Uno de los temores al comprar indumentaria o accesorios en internet yace en que las tallas o la calidad de la prenda no sea la esperada. “Lo más difícil hasta ahora ha sido la etapa de madurez en la que se encuentra el consumo de moda digital en Colombia, debido a factores como la desconfianza a la calidad de materiales, manejo de medios de pago y la seriedad de la empresa”, menciona Victoria Ganem, cofundadora de la plataforma digital Human Made, la cual promueve y facilita el consumo de diseño de moda en Latinoamérica. Además, señala: “Los colombianos están cada vez más dispuestos a comprar indumentaria o calzado por internet porque hemos empezado a darle más facilidades al consumidor al momento de comprar, por ejemplo, envíos gratis, cambio de producto y garantía posventa, entre otros”.

El rango amplio de productos, la oferta de servicios pre y posventa, la inspiración a través de fotografía y video, los influenciadores asociados a productos y los catálogos curados sustentan el crecimiento exponencial de las plataformas digitales como herramientas poderosas para el comercio de la industria de la moda colombiana en un futuro muy cercano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo