Manifiesta: De la moda a los tapabocas hechos por ex combatientes

Con pocos recursos, esta marca nacida de una cooperativa de reincorporados, busca dar su aporte en la presente crisis.

Por Luz Lancheros

Varias marcas de moda en Colombia han trasladado sus recursos para fabricar y donar material médico a disposición del personal de la salud. Studio F, Totto, más algunas de diseño de autor han generado, así como sus pares en todo el mundo, los insumos necesarios para protección tanto de civiles como del personal de los hospitales.  Manifiesta: De la moda a los tapabocas hechos por ex combatientes

Pero, ¿qué pasa con los emprendedores que están comenzando a generar una propuesta? Algunos de ellos, a pesar de la crisis que ya afecta de manera proverbial al sistema moda en el país, han decidido, aún a pesar de sus pocos recursos, fabricar tapabocas. Esto pasa actualmente con Manifiesta, marca de moda creada por reincorporados de las Farc , que con sus propios esfuerzos y en alianza con Tejipaz comenzaron a crear, hace dos años, una cooperativa de confecciones en el espacio territorial de reincorporación de Icononzo, Tolima.

Manifiesta: De la moda a los tapabocas hechos por ex combatientes

View this post on Instagram

Hoy es el día de la mujer trabajadora, por ende queremos reconocerle a quienes trabajan por La Paz y la reconciliación este 8 de marzo. Queremos que ustedes sepan siempre qué hay detrás de las prendas, pues hay mujeres con una historia. Nuestro grupo está formado por mujeres en Icononzo que se esfuerzan en confeccionar prendas para La Paz, y también por mujeres en Bogotá que buscan que dicha representación nunca pierda ni su rumbo ni su esencia. Somos abiertamente feministas y queremos luchar por nuestros derechos desde todos los ámbitos. “Somos la furia de las mujeres como fuerza poderosa para la revolución”. También reconocemos a las mujeres que han aportado a esta lucha desde la compra de una prenda, a las mujeres que han modelado con nosotros y a todas aquellas que creen en esto. Para nosotras aunque La Paz no tiene género, queremos que sea siempre en pro de las mujeres. Hoy no les venimos con promociones para que nos compren y ya, hoy queremos que entiendan nuestro trabajo y además piensen en una Colombia en Paz y FEMINISTA. 💚💚💚 VENCEREMOS.

A post shared by Manifiesta (@manifiesta.col) on

Y aunque el gobierno ha sido lento y laxo para darles la protección y la colaboración requerida, ellos salieron adelante con su producción de ropa para mujer, incluso teniendo un desfile en la Universidad de Los Andes el año pasado. Pero ahora están dedicados a fabricar tapabocas para donar de forma masiva con tan solo la intención de ayudar.

“Sabemos que los emprendimientos son unas de las actividades más afectadas por esta crisis, pero nosotros nos creamos para aportar al país así que bajo esa misma lógica seguiremos trabajando hasta donde sea posible. Decidimos para la producción de ropa de mujer, y empezar a hacer un elemento de primera necesidad en este momento: tapabocas.  Ha sido un proceso interesante, somos nuevos en esto pero hemos recibido mucho apoyo tanto a nivel técnico como financiero. Ahora, ya que son tapabocas para donar a comunidades más vulnerables, estamos recibiendo insumos donados al igual que dinero, que nos permita realizar todos los tapabocas que podamos. Así, en este momento, la Red de Iniciativas Comunitarias (RICO) está apoyándonos en este proyecto”, explica a PUBLIMETRO Ángela María Herrera, emprendedora y politóloga que se ha encargado de la marca desde su fundación.

manifiesta mascarillas

En estos momentos, hay siete ex combatientes cortando y confeccionando estos tapabocas y 7 profesionales de la marca y de RICO ayudando a conseguir insumos. Indepaz, por ejemplo, les ha donado 8 rollos de caucho (aproximadamente 2400 metros), así como Desmédicos. Y en Vaki en colecta virtual, ya se acercan a los 3 millones de pesos recaudados.

Ya produjeron 8800 tapabocas y se dieron mil a la Cárcel La Picota, 4000 a un hospital en Neiva y 1000 a un Cabildo Indígena en el Tolima. Esta semana donarán 6000 más.

“Nuestra meta era ayudar a las comunidades.” le explica Gonzalo Beltrán a PUBLIMETRO. Él ex combatiente (estuvo 14 años en las Farc), afirma que la idea surgió de sencillamente, dar un soporte en momentos de necesidad. Añadido a esto,  su garantía fue vender a precios más bajos que los que generalmente se ofrecen por estos productos (incluso hay marcas de diseño que no venden los N95, pero sí los suyos a precios irrisorios).

mascarillas manifiesta

“Cuando comenzamos, lo hicimos solos  y ahora,  la pandemia paralizó la producción, ya que los almacenes donde comprábamos los insumos fueron cerrados. La idea nació de una reunión del espacio territorial y ensayamos un plan piloto de 300. Donamos 100 en Icononzo y luego las vendimos a precio cómodo: mil pesos. Así, generamos impacto y la gente se fijó en nosotros. Comenzamos a recibir las donaciones en Vaki, en conjunto con la Red de Apoyo Comunitario”, explica.

Sin embargo, aunque defienden su autogestión para hacer estos insumos, pasa como cuando hacían ropa. Falta abastecimiento, víveres frescos, útiles de aseo, dinero para comprar hilos, empaques y pagar el transporte de los insumos hasta la vereda en donde se confeccionan.

Y eso es lo que también reclamaban (aunque las circunstancias de producción y la misma producción haya cambiado) incluso cuando hacían ropa femenina y accesorios. Pero aún, con muchas cosas en contra, mantienen su voluntad de ayudar. “Si fuésemos oportunistas, venderíamos estos tapabocas, pero decidimos donarlos porque pensamos en los demás. Y eso es lo que nos caracteriza, aparte de la autogestión que nos enseñaron cuando estábamos en armas. Es lo que podemos aportar en este momento tan difícil”, complementa Gonzalo Beltrán.

¿Dónde encontrarlos? En @manifiesta.col (Instagram). 

Loading...
Revisa el siguiente artículo