Hidroituango: la emergencia está cerca de pasar, pero no ha terminado

Los obreros que construyen la represa se acercan cada vez más a la cota del vertedero. El presidente Santos viajó a la zona para confirmar la asistencia.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El avance de los trabajadores de la represa de Hidroituango ha sido muy destacado en los últimos días, en una carrera contra el tiempo y la naturaleza. El cauce del río Cauca empieza a normalizarse y las autoridades, empezando por el presidente Juan Manuel Santos, inician a planear el delicado proceso de adaptación de quienes perdieron sus cosas por la creciente.

Santos visitó, por primera vez desde el inicio de la emergencia el pasado 28 de abril, el puesto de mando unificado de la crisis en Ituango. El jefe de estado también sobrevoló las áreas de Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia que fueron afectadas por las crecientes en las últimas semanas.

Los cerca de 2000 trabajadores que siguen adelantando los procesos de construcción de la presa, para alcanzar los niveles del vertedero. La cota de 410 metros es el objetivo, y según EPM, esta se alcanzará el miércoles, lo que permitiría superar el riesgo de que el agua supere la represa y la erosione desde abajo, aumentando el riesgo de una catástrofe. La represa llegará, cuando esté totalmente edificada, a 435 metros.

Así, Santos anunció que disminuirá el nivel de la emergencia. "Podemos decir que, a partir de mañana, cuando se llegue a los 410 metros, el riesgo de una avalancha disminuye al riesgo de una creciente”, sostuvo. Esto disminuiría el riesgo de alerta roja al de alerta naranja en Tarazá, Cáceres y Caucasia, lo que permitiría a muchas de las 23.900 personas desalojadas regresar a sus casas.

"Después se les explicará eso qué significa, para que la gente pueda volver a sus hogares con todavía mucho cuidado, pero ya con menos riesgo”, afirmó el jefe de Estado, quien destacó que toda esta emergencia ha tenido una movilización importante sin tener ningún muerto.

Aquí lo que también podemos decir y celebrar, es que no ha habido ni una sola persona muerta, no ha habido ni una sola persona desaparecida.

Juan Manuel Santos, presidente de la República.

En Puerto Valdivia, la alerta roja se mantendría luego de los daños que se produjeron por las crecientes de la última semana. La posibilidad de que esta alerta disminuya y los habitantes del corregimiento vuelvan a sus casas dependerá de que los trabajos en los túneles de evacuación y el vertedero puedan solucionarse adecuadamente.

"Nuevamente quiero hacer un llamado a las comunidades: estén atentas a las instrucciones de las autoridades. Si hay una buena comunicación, si se responde a cualquier pedido de las autoridades, el riesgo de cualquier consecuencia en vidas y para la situación personal de cada uno de los ciudadanos, se disminuye sustancialmente", dijo el Jefe de Estado.

En Puerto Valdivia, donde todavía se resisten a salir  de su casa 300 de los afectados, la situación se mantiene en vilo. Los damnificados que se han trasladado a Valdivia siguen descendiendo a las orillas del Cauca, ya sea para vigilar sus propiedades o sus bienes, o para tratar de aprovechar las oleadas de agua y buscar oro en el lecho del río.

"Son muchas [personas] todavía que están por ahí. A veces se nos devuelven hasta para hacer el almuerzo. Estamos haciendo lo humanamente posible para concientizar a estas comunidades para que se regresen", dijo a RCN Radio el capitán del Dapard René Bolívar.

La cifra

23.900

Personas fueron trasladadas a albergues en Cáceres, Caucasia, Puerto Valdivia y Tarazá como precaución por una posible creciente en Hidroituango.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo