Puntos suspensivos en los diálogos con el Eln

Faltando una semana para cumplirse un año del inicio de las conversaciones, el rumbo parece perderse.

Por María Esperanza Arias Herrera

Después de varias crisis que ha tenido que enfrentar el proceso de paz con el Eln en su primer año, parece que esta última no será superada tan fácilmente.

Así quedó demostrado con el anuncio que hizo el presidente Juan Manuel Santos ayer, después de una larga reunión con Gustavo Bell, jefe de la delegación del Gobierno en la mesa de diálogos instalada con esta guerrilla en Quito.

Santos anunció la suspensión del quinto ciclo de conversaciones hasta que vea de nuevo “coherencia entre sus palabras y sus acciones”.

El mandatario, que este lunes estuvo en un acto de restitución de tierras en La Palma, Cundinamarca, dijo que “el quinto ciclo de conversaciones se instalará cuando el Eln haga compatible su conducta con la exigencia de paz del pueblo colombiano y de la comunidad internacional”.

Agregó que los hechos cometidos durante el fin de semana en la región Caribe, que dejan 7 muertos y más de 40 heridos, lo llevan a “combatir el terrorismo con toda contundencia”.

“Los hechos son tozudos y el comportamiento del Eln me obliga a asumir con esta organización, lo que he denominado la doctrina Rabin: Se combate el terrorismo con toda contundencia como si no hubiese negociación de paz. Y se negocia como si no hubiese terrorismo”, dijo a todos los asistentes al evento.

Los atentados

Aunque el domingo el Frente de Guerra Urbano del Eln se atribuyó el atentado de Barranquilla, que dejó cinco policías muertos y 41 heridos, no quedó clara su postura sobre los otros dos hechos ocurridos en Soledad, Atlántico y Santa Rosa, Bolívar, en el que murieron dos uniformados y dos personas más resultaron heridas.

Sin embargo, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró que el Gobierno también considera a esa guerrilla responsable de los otros dos atentados.

La reacción del Eln

En respuesta a estas declaraciones, el Eln publicó un comunicado en su página web en el que critica las decisiones del Gobierno y agrega que mientras no se logre acordar un nuevo cese al fuego "seguirán ocurriendo acciones militares de lado y lado, tal como está aconteciendo actualmente".

"Entre más demora se dé para reanudar las sesiones de la mesa, que es el escenario propio y acordado para las conversaciones, más se alargará el trabajo y los tiempos para acordar otro nuevo cese", se lee en el texto.

Estas conversaciones están suspendidas desde el 10 de enero, pocas horas después de levantarse el cese al fuego que se acordó desde octubre, debido a los múltiples atentados que realizaron contra la infraestructura petrolera del país. Ahora, con el nuevo anuncio, las cosas en Quito se complican.

Cinco consecuencias de los atentados del Eln:

Militarización de Barranquilla en Carnavales

Desde hace casi una década la capital del Atlántico no vivía el terror de la guerra, pero este fin de semana volvieron a sentirla muy de cerca con los ataques a dos estaciones de policías: una en el barrio San José y otra en el barrio Soledad 2000, perteneciente a Soledad.

Estos hechos llevaron a las autoridades a enviar a 1800 uniformados a reforzar la seguridad en Barranquilla, que ha decidido continuar con los eventos del Carnaval.

Un cese al fuego no será pactado por ahora

Antes del 10 de enero las partes habían acordado volver a Quito para negociar un segundo cese al fuego, pero la posibilidad se fue alejando cada vez más con los constantes ataques de la guerrilla. No extender el cese al fuego, así como lo propuso el Gobierno, hizo explotar la desconfianza en la mesa.

La firma de la paz se esfuma

Si se guardaba una mínima posibilidad de lograr la paz con el Eln antes de terminarse el mandato de Juan Manuel Santos, con el anuncio de ayer esa opción quedó anulada. Falta poco para cumplirse un año del inicio de los diálogos y en ese tiempo han tenido más tropiezos que acuerdos concretos.

Aumento de ataques de la Fuerza Pública

En respuesta a los atentados del Eln, principalmente contra la Fuerza Pública, el Gobierno ordenó incrementar los ataques en contra de las estructuras del Eln “con toda contundencia”.

De esta manera, lo que escucharemos en los próximos días serán más enfrentamientos entre la guerrilla y militares.

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA Y EL MUNDO, AQUÍ.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo