Noruega, garante del proceso de paz, aplaude la concesión del Nobel a Presidente Santos

Por EFE/SG

Los principales partidos políticos y organizaciones vinculadas a procesos de paz en Noruega, país garante junto a Cuba de las negociaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC, coincidieron hoy en aplaudir la concesión del Nobel de la Paz al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

“El premio va a un líder que ha mostrado gran valor sentándose en la mesa de negociaciones para acabar con el conflicto más largo de América Latina y gran resistencia aguantando cuatro años”, declaró la primera ministra noruega, la conservadora Erna Solberg.

Las negociaciones de paz han sido “complicadas y exigentes” y el galardón reconoce a todas las víctimas del conflicto, defendió Solberg, que mostró una figura de una paloma de la paz plateada que recibió en su día de Santos y que tiene en su oficina.

“Exige valor luchar por la paz y asegurar un resultado que pueda cerrar el conflicto”, escribió en su cuenta en la red social Twitter el ministro de Exteriores noruego, Børge Brende.

Portavoces de partidos de todo el arco parlamentario hablaron de “decisión acertada” y “premio merecido”.

Marit Nybakk, del Partido Laborista, líder opositor, destacó la “valentía” del Comité Nobel y el refuerzo para el proceso de paz.

“Si hay algo que conmueve al corazón más duro es que las víctimas de la crueldad de la guerra elijan la reconciliación antes que el odio y la venganza. Eso es lo que provoca las lágrimas cuando las víctimas de una sangrienta guerra civil son honradas con el Nobel de la Paz”, afirmó el diputado socialista Heikki Eidsvoll Holmås.

Eidsvoll Holmås fue quien nominó al premio el proceso de paz en Colombia, aunque él había incluido también al líder de las FARC, Rodrigo Londoño, y otros actores del proceso.

Se da la coincidencia de que ya había nominado el año pasado al ganador del Nobel, el Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez.

Pese a la coincidencia en el merecimiento del premio, algunas organizaciones mostraron su sorpresa por la elección, ya que el triunfo del “no” a los acuerdos en el plebiscito del domingo había hecho que este proceso de paz perdiese opciones en los pronósticos.

“No creíamos que el premio de este año fuera a ir a Colombia, pero que la gente votase no al acuerdo no significa que votasen no a la paz”, señaló en un comunicado el Consejo Noruego por la Paz, que calificó la distinción de “bien merecida y sólida”.

Sverre Lodgaard, del Instituto de Política Exterior Noruego, habló de una decisión “controvertida”, ya que considera que habría sido mejor esperar a un nuevo acuerdo apoyado por la población.

El director del Instituto para la Investigación sobre la Paz (PRIO), Kristian Berg Harpviken, resaltó en cambio el peligro “significativo” de que el premio aumente el escepticismo de quienes votaron no al acuerdo entre el Gobierno y las FARC

El Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) se mostró esperanzado por que el premio impulse el proceso, aunque sorprendido por la no inclusión de la guerrilla.

“Es importante recordar que son necesarias al menos dos partes para acabar con una guerra. Por ello me gustaría felicitar también a los representantes de las FARC y los numerosos actores de la sociedad civil que pusieron su confianza y esfuerzos en la paz”, señaló en un comunicado su director, Dan Smith.

Varios partidos y organizaciones destacaron también que el premio supone un reconocimiento a Noruega, que acogió el inicio de las conversaciones en 2011 y ejerce de garante del proceso junto con Cuba, aunque el Comité Nobel negó que este hecho tuviera relevancia.

“La participación de Noruega en el proceso de Colombia no ha tenido ningún peso en la decisión del comité”, declaró al canal TV2 su presidenta, Kaci Kullmann Five.

¡Más noticias de Colombia y el Mundo AQUÍ!

PUB/SG

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo