Tras 30 días del paro camionero aún no hay señales de acuerdos

El Ministro de Transporte entregó al gremio un pliego de propuestas que fue rechazado por los conductores.

Por EFE/EA

La protesta pacífica, que empezó el 7 de junio, reúne a casi 150.000 transportadores de diferentes empresas, que mantienen sus actividades suspendidas en 8 departamentos del país.

A pesar de que la mesa de diálogo con los transportadores continúa, el Gobierno anunció que desplegará caravanas de seguridad en todo el país para garantizar la movilidad de aquellos conductores que no hacen parte del paro.

Diferentes autoridades también anunciaron que hay completa normalidad en todas las carreteras del país a pesar de la huelga camionera.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, afirmó en una declaración en la Casa de Nariño que no aceptará que los manifestantes realicen acciones al margen de la ley y dijo que las autoridades “están listas para garantizar la integridad de los transportadores que quieran salir a trabajar”.

“A esta hora tenemos normalidad en la totalidad de las vías en todo el país. No hay ninguna vía que no esté funcionando, y si hay alguna que no lo está, será por razón distinta a esta protesta de los camioneros”, aseveró.

El ministro indicó que este martes se pusieron en marcha 15 caravanas en las carreteras para garantizar que la movilidad no se vea afectada y señaló que desde el inició del paro ya se han efectuado 690 de estos operativos.

“Estas caravanas seguirán estando a disposición de los generadores de carga. Las agremiaciones, las autoridades municipales, los gobernadores, las empresas que requieran esa seguridad adicional pueden comunicarse”, agregó.

Este parte de normalidad contrasta con las declaraciones del presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI), Bruce Mac Master, quien este lunes rechazó las presiones “indebidas” que, considera, esta protesta ejerce sobre la población ya que, afirmó, sentirá sus efectos en la canasta familiar, el empleo y la producción.

Mac Master recordó que “son graves los efectos que se presentan en la producción puesto que son varias las empresas que han parado su actividad ante la imposibilidad de seguir haciendo despachos, ocasionando pérdida de empleos e incumplimiento en los negocios”.

La ANDI expresó su apoyo al Gobierno y aseguró que las negociaciones con los camioneros deben llegar a un pronto acuerdo “con el fin de no afectar la economía nacional”.

En este sentido, Villegas reiteró el compromiso del Gobierno de respetar la protesta pacífica, “como siempre lo ha hecho”, pero sin que la misma “implique violación a la normativa para poder avanzar con las negociaciones”.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo