Razones para que los sueldos de congresistas suban en más de 2 millones

El decreto que autorizó el aumento del sueldo de los senadores y representantes es una obligación constitucional. A pesar de esto, según un experto, el problema no está en el salario.

Por Publimetro/JMR

Una de las mayores polémicas anuales que se registra en Colombia está dada con el aumento de salarios a altos funcionarios como congresistas, magistrados de altas cortes y ministros de despacho, el cual invariablemente es considerado como excesivo por el grueso de la población.

Este año no fue la excepción: el presidente emitió un decreto que autoriza un incremento de 7,77% para los miembros del Congreso, el cual es retroactivo hasta el primero de enero y hace que los senadores y representantes aumenten su asignación salarial hasta los $27.929.064 mensuales.

El motivo detrás de este decreto es el artículo 187 de la Constitución, en el que se designa que los congresistas deben tener un incremento equivalente al promedio ponderado de los aumentos salariales de los funcionarios de la administración central.

A pesar de esto, el incremento de salarios a los congresistas resalta cómo estos reciben más de 40 salarios mínimos al mes, según destaca una tabla difundida por la senadora Claudia López y la representante Angélica Lozano.

Lea también: Santos autoriza aumento de $2 millones a congresistas

Aunque la situación no es tan crítica respecto al salario mínimo como en Chile y México, donde sus representantes ganan 81 y 60 salarios mínimos respectivamente, los congresistas colombianos sí se encontraban en 2014 entre los mejor pagados de Latinoamérica en dólares.

Cabe resaltar que, con la tasa de cambio actual bordeando los 3000 pesos, el salario de un congresista es de US$9300 al mes, pero el aumento sigue manteniendo sus ingresos en unos 40 salarios mínimos mensuales.

Un proyecto de ley de Claudia López para reducir el sueldo de los congresistas y acabar con el artículo 187 de la Constitución había sido presentado al Congreso, pero su ponente, el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel, no le dio ponencia por lo que la norma no llegó ni siquiera a primer debate. La norma volverá a ser propuesta por Lozano el próximo 20 de julio.

“El problema no es lo que ganan, es lo que hacen”

El director del programa de Economía de la Universidad Central, Jairo Santander, aseguró en diálogo con PUBLIMETRO que el problema con los salarios no se debe tanto al abultado monto, sino a la falta de eficacia que se ve con sus beneficiarios.

“El aumento de los salarios de los congresistas es normal para una población que vive en un entorno en el que 28 millones de pesos al mes es corriente”, aseguró Santander. “No son solo congresistas: son empresarios, altos funcionarios y directivos que reciben estos recursos mientras el 75% del país vive con uno o dos salarios mínimos, y esa es una reflexión que en medio de la indignación se diluye”.

Así, los ingresos de los congresistas chocan con los del colombiano común, pero las críticas no son debidas al monto de los salarios. “Cuando usted ve que un congresista recibe este salario pero no va a las sesiones, o se ausenta de la discusión, y a usted le toca trabajar 10 horas al día, se indigna”, asegura.

Según el experto, esta situación no se presenta en países como Chile debido a que los altos salarios se complementan con una labor efectiva de fiscalización. “En México y ahora en Brasil no ocurre lo mismo, y se nota el mismo nivel de indignación que en Colombia”, afirma.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo