Viceministro de Empleo espera un desempleo de 9,1% al final del año

En diálogo con PUBLIMETRO, el viceministro de Empleo y Pensiones, Luis Ernesto Gómez, explicó los mecanismos con los que Colombia espera estabilizar las cifras de empleo en un año de caída de la economía. Las pensiones, también un punto clave.

Por Publimetro Colombia

¿Cómo funcionará el tema del primer empleo en Colombia y propuestas como las de 40000 nuevos empleos?

La realidad es que el desempleo está concentrado entre los jóvenes de 18 a 28 años. Uno de cada dos jóvenes en ese rango de edad está desempleado, y por eso todas las políticas que estén encaminadas a lograr que ellos estén trabajando, estudiando o emprendiendo nos van a ayudar a reducir el desempleo global. Nos dimos a la tarea de tumbar barreras que encuentran los jóvenes a la hora de buscar trabajo: que son muy jóvenes, que van a abandonar el trabajo, que no tienen experiencia laboral y los rechazan a pesar de los buenos estudios, que no tienen libreta militar. Ubicamos barreras y nos dimos a la tarea de tumbarlas.

El programa de 40000 primeros empleos le paga al empresario que contrata a un joven entre 18 y 28 años, con un título académico de cualquier área del conocimiento, sea bachiller, técnico, tecnólogo o profesional, durante 6 meses los costos de su salario: salud, pensión, parafiscales. El empresario debe comprometerse a pagar los otros 6 meses, y a que el puesto de trabajo corresponda a su nivel de estudio: si es comunicador social, que haga labores de reportería o tome fotos y no esté sacando fotocopias, por ejemplo.

El llamado es a que los empresarios que quieran beneficiarse de esto es que llamen a su caja de compensación familiar, pregunten por el programa “40000 primeros empleos” y accedan a sus beneficios, y los jóvenes interesados, que se acerquen a las agencias de empleos o llamen a la línea 120 gratis desde cualquier celular.

Usted menciona el tema de agencias de empleos, y dirigió el Servicio Público de Empleo. ¿Cómo se ha implementado este sistema?

Lo que hicimos fue algo elemental: hay gente que está buscando trabajo y lo único que hace es preguntar a un conocido, la famosa “palanca”. Y hay empresarios que necesitan trabajadores y solo le preguntan a sus empleados. Eso es malo para el trabajador, que puede ser el mejor, pero si no tiene acceso no entra, y para el empleador, que tiene acceso solo a una pequeña parte del universo de posibles trabajadores.

Abrimos oficinas de empleo, ya se superan 365 a nivel nacional, operadas por cajas de compensación, alcaldías, el Sena… Todas estas oficinas atienden de manera gratuita al trabajador, sobre cómo preparar una hoja de vida, cómo presentarse a una entrevista, cómo identificar su perfil laboral, que muchas veces no lo tiene tan definido. Y al empresario se le presta el servicio de preselección, para que no tenga que mandar su mail y filtrar una por una las hojas de vida que le llegan y muchas no le sirven.

Las cifras son bastante duras, y se ve un aumento de desempleo en el último año, después de muchos meses en los que no se veía este aumento. El mes de marzo estuvo en el 10%, y creció un punto respecto a 2015. ¿A qué se debe este aumento?

En el año 2016 el desempleo va a subir. Venimos de una reducción permanente del desempleo en los últimos cinco años, y este año va a subir con relación al 2015. No estaba dentro de nuestros pronósticos. Habíamos trabajado para todo lo contrario, pero con una desaceleración de la economía, es inevitable que el desempleo crezca. Inicialmente el país venía en una senda de crecimiento en la que se proyectaba eun 4,8% en 2016, y el mejor pronóstico hoy del Ministerio de Hacienda es del 3%.

Eso no es el apocalipsis, no quiere decir que estemos en crisis, pero sí quiere decir que no vamos a tener la posibilidad de generar tamtos empleos como personas que entran al mercado laboral. Esta es una sociedad donde muchos jóvenes que estaban estudiando, que se graduaron del colegio o que están terminando la universidad, ingresan al mercado laboral, y la economía en este año no va a tener la capacidad de generar tantos empleos. Por eso tenemos cuatro estrategias para contener la subida del desempleo.

¿Cuáles son estas estrategias?

Lo primero es que Colombia va a estar en obra este año. Hay proyectos muy ambiciosos de infraestructura, las autopistas de cuarta generación, y en el año pasado y los tres últimos meses, la vivienda ha sido un gran generador de empleo. Con proyectso como subsidio a las tasas de interés, y los proyectos de viviendas gratuitas como Mi Casa Ya, la construcción de aulas escolares, remodelación de obras, en fin. Colombia en Obra va a tener un impacto importantísimo. Desde el Ministerio de Trabajo y la Presidencia estamos coordinando que esos proyectos generen empleo y   que estos empleos queden en esos municipios, por ejemplo, en los trazados de las carreteras.

La segunda apuesta está asociada al alistamiento del posconflicto. Esto va a ocurrir en   zonas rurales, en zonas que permitan no solo generar empleo sino tejido social. Al frente de esto está el Ministerio del Posconflicto, que plantea 18 líneas con una inversión de 1,6 billones de pesos para adaptación de vías veredales, procesos de justicia alternativa… una serie de iniciativas, y se suman $250.000 millones para que las cajas de compensación construyan sedes en zonas rurales, así como una apuesta en zonas de siembra con el Ministerio de Agricultura.

Una tercera apuesta es la de los jóvenes, de la que hemos hablado más: el programa de 40.000 nuevos empleos, lo que se va a desprender de la Ley del Primer Empleo y la libreta militar.

Y algo también fundamental es la política de empleo desde las regiones, porque las regiones tienen vocaciones productivas distintas. Vamos a destrabar recursos con las alcaldías y gobernaciones para impulsar la generación de empleo. En Antioquia la Gobernación va a lanzar una empresa de desarrollo rural, vamos a estar con ellos. En Bucaramanga el alcalde va a lanzar una empresa denominada Madre, vamos a estar con ellos. La idea es acompañarlos para generar empleo en las regiones e impulsar la formalización de los empleos.

Con estas estrategias, ¿más o menos cuántos empleos se espera generar?

El   año pasado cerramos con una tasa de desempleo de 8,9%. Y si todo funciona como lo estamos anticipando, el desempleo va a cerrar el 2016 en el 9,1%. Si no funciona todo se nos puede subir al 9,3%. Estamos hablando de unos 95.000 empleos directos que estamos generando más los indirectos que se generan por todas estas inversiones.

A muchas personas les preocupa lo que va a pasar con los futuros desmovilizados de las guerrillas, ya sea para evitar que suceda lo que pasó con los desmovilizados de las autodefensas que se volvieron miembros de las “bacrim” o también, para evitar que se vuelquen a las grandes ciudades. ¿Hay algo preparado para ellos?

Hay que recordar que no es la primera vez que Colombia se enfrenta a este reto, y hay una agencia, la Agencia Colombiana para la Reintegración, que se encargó de todo el proceso de reinserción de los desmovilizados del paramilitarismo, y hay muchas lecciones aprendidas. Hay cosas que salieron bien o mal, y que nos permiten tener un diagnóstico más claro de cómo hacerlo. Lo que hemos identificado es que la probabilidad de que haya migraciones a las ciudades es muy baja.

Esto se trata de generar condiciones de economía solidaria y cooperativismo en los territorios en los que han habitado históricamente los movimientos guerrilleros. Por los análisis que tenemos, lo más probable es que ellos retornen   a los territorios a crear cooperativismo, y por eso trabajamos con el Ministerio del Postconflicto y la ACR para generar esas condiciones, pero como ha dicho el Presidente, aquí todo queda pactado cuando exista una firma final. Mientras tanto, el alistamiento del posconflicto se mantiene.

Ha vuelto al ruedo la posibilidad de una reforma pensional. ¿Hay algún proyecto de reforma pensional en proceso?

Nosotros hemos venido haciendo ajustes al tema pensional, y una apuesta muy importante hoy es que muchos colombianos están en un fondo de pensiones y no saben por qué, o si les conviene. Y otros muchos han perdido sus aportes por trasladarse de un fondo a Colpensiones, y al revés. Un cambio muy importante que hicimos a través de un decreto es informar a todas las personas, antes de hacer un traslado. Hay agentes comerciales que venden traslados por la rentabilidad, o por un regalo, y queremos que los colombianos tomen decisiones informadas. Muy pocos saben cuánto tienen en su fondo de pensiones y algunos ni siquiera saben en qué fondo están. Cada persona tiene una manera diferente de ahorrar, una historia laboral distinta, y dependiendo de eso la recomendación es diferente. Lo más importante es informarse.

Sin lugar a dudas Colombia requiere de una reforma pensional, porque nuestro sistema es regresivo, que beneficia a muy pocos con mucha plata. Necesitamos un sistema pensional que tenga mayores coberturas, que más personas puedan acceder, y que no subsidie con mucho a quienes más ganan, y con poco a los de menores ingresos. Toda la política nacional es progresiva, los de menores ingresos reciben más apoyo, excepto la política pensional, y venimos haciendo un trabajo con el Ministerio de Hacienda, con las centrales obreras y los gremios para llevarlo adelante.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo