La historia de la mujer detrás de "Otoniel", el jefe del Clan Úsuga

Por PUBLIMETRO

En los últimos meses el ‘Clan Úsuga’ ha copado los titulares noticiosos por haberse convertido en la banda criminal (bacrim) más poderosa del país, incluso con el poder para realizar un ‘paro armado’ que afectó a más de 50 municipios en el nororiente colombiano.

El jefe de esta bacrim es Darío Úsuga, alias ‘Otoniel’, un peligroso criminal que se ha convertido en el hombre más buscado de Colombia y por el que se ofrecen hasta cinco millones de dólares de recompensa.

‘Otoniel’ ha construido su imperio criminal gracias a la extorsión y el narcotráfico y pese a que las autoridades llevan meses tras su captura, aún no han logrado dar con su paradero.

Sin embargo, sí han logrado detener a varias personas de su círculo cercano. Una de estas es Blanca Madrid, su esposa, a quien las autoridades pusieron tras las rejas en 2015.

Esta mujer, conocida con el alias de la Flaca, ayudó a ‘Otoniel’ a erigirse como el jefe del ‘Clan Úsuga’ y se convirtió en su mano derecha. Él, a cambio, hizo lo que quiso con ella.

Uno de las cosas que más sorprendió a las autoridades después de su captura fue la gran cantidad de cirugías que ‘Otoniel’ le mandó a hacer no solo para hacerla más atractiva, sino para que se pareciera a sus tres hermanas.

“Ellas no eran así. Eran normales y obviamente diferentes. Pero cuando Otoniel comenzó a salir y se casó con Blanca la hizo operarse de todo. Lo mismo hizo con sus cuñadas. Todas parecen hechas con el mismo molde y al gusto de Otoniel”, señaló en su momento una fuente de la Policía a la revista Semana.

Las cirugías, al parecer, eran para que, cuando su esposa ‘oficial’ no quería visitarlo en la selva, pudiera hacerlo una de sus hermanas. De ahí el hecho de que se parecieran tanto.

Con el tiempo, ‘la Flaca’ se convirtió en la encargada de lavar el dinero que ganaba su esposo producto de su actividad criminal. Lo curioso es que, según la Policía, lo hizo por medio de iglesias cristianas.

Su actividad criminal y la vida llena de lujos que llevaba en Medellín la pusieron en los ojos de las autoridades que, tras una redada en febrero de 2015, la capturaron en Antioquia.

Actualmente, la mujer se encuentra tras las rejas y es pedida en extradición por Estados Unidos.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/GS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo