Urgen medidas para avalar calidad de agua vertida a río Magdalena

Por EFE

La Defensoría del Pueblo pidió a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) adoptar medidas urgentes para garantizar la calidad del agua que vierte la hidroeléctrica de El Quimbo al río Magdalena.

La entidad recordó que las normas ambientales prohíben vertimientos de agua contaminada y por lo tanto la licencia debe exigir que el líquido que sale de esa represa del departamento del Huila cumpla con los niveles de oxígeno establecidos.

Asimismo, la Defensoría advierte de las difíciles condiciones de los pescadores artesanales que habitan la ribera del Magdalena, por cuenta de la mala calidad del agua.

El Magdalena es el afluente más importante del país con una trayectoria de 1.558 kilómetros. Atraviesa de sur a norte el territorio nacional, en cuyas riberas están asentados unos 700 centros poblados.

Igualmente, para la Defensoría es preocupante que en la represa de Betania, también en el Huila, que recibe las aguas de El Quimbo y donde se genera el 60 por ciento de la producción piscícola nacional, se sigan haciendo vertimientos con niveles tan bajos de oxígeno.

Según el órgano de control, esto podría “ocasionar una posible mortandad de peces, con consecuencias económicas y ambientales muy significativas”.

La Justicia colombiana autorizó, en diciembre pasado, la reanudación temporal de la operación de la hidroeléctrica El Quimbo suspendida desde el 10 de diciembre por una orden de la Corte Constitucional que el Gobierno y autoridades ambientales pidieron revertir.

Emgesa, compañía que pertenece al grupo italiano Enel, es la empresa operadora de El Quimbo.

MÁS DE COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo