Estamos preparados para recibir a los desmovilizados de las Farc

Joshua Mitrotti, director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, habló con Publimetro del reto de reincorporar a la vida civil a quienes han estado alzados en armas.

Por Publimetro

En un piso 15 en pleno centro de Bogotá, al ritmo inagotable de la marimba que ya caracteriza a la esquina de la carrera Séptima con Avenida Jiménez y que –reconoce– puede llegar a cansar si se escucha todo el tiempo, todos los días, Joshua Mitrotti dirige la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR).

“No permanezco mucho tiempo en la oficina, de todas formas”, dice al asegurar que el trabajo que le encargaron en enero de este año, el de ayudar a reintegrar a la vida civil a las personas desmovilizadas de los grupos al margen de la ley, se hace mejor si se está constantemente en el territorio…

¿Cuántas personas atiende la ACR?
Desde 2003 se han desmovilizado 57.000 personas de las Farc, el Eln y las AUC; de estas, 47.000 han ingresado al programa de reintegración a la civilidad de la ACR.

¿Qué pasó con esas 10.000 restantes?
Hay que aclarar que en Colombia hay un modelo de Desarme, Desmovilización y Reintegración (DDR) y que cada instancia es manejada por entidades distintas. El ‘DD’ está manejado, por un lado, por la Oficina del Alto Comisionado cuando es producto de un acuerdo de paz, y por el otro lado, por el Ministerio de Defensa, con el grupo de atención al desmovilizado. Nosotros no certificamos la pertenencia a un grupo ilegal, lo que hacemos es recibir personas para ayudarlos en el proceso de reintegración y transformar habilidades y competencias para que se reincorporen a la civilidad y a la legalidad. Ellos deciden hacer parte o no del programa. Los 10.000 restantes, simplemente no lo quisieron así.

Lea también: De la Calle: “‘Congresito’ es una opción para aplicar un acuerdo de paz”

De los que sí ingresan a los programas de la ACR, ¿qué porcentaje reincide en el delito?
Hemos muchos análisis que nos permiten establecer que la reincidencia es de apenas del 24% al 27%, es decir unas 11.000 personas.

Pero 11.000 personas que reinciden son muchas…
Sí, pero si lo comparamos con otras tasas de reincidencia, como los de las personas que salen de la cárcel, que es cercana al 70%, tenemos que el porcentaje de éxito del programa de reintegración es sumamente alto.

Sí, pero 11.000 personas es un número bastante alto de reincidentes de todas formas
Cuando hablamos de reincidencia no es necesariamente que vuelven a pertenecer a grupos alzados en armas. Hablamos de reincidencia, por ejemplo, si usted es papá y no paga la cuota alimenticia. Cualquier tipo de falta a la ley o al código penal.

¿Y los que integran las Bacrim?
El porcentaje que ingresa a las Bacrim, es bajitico. Le pongo un ejemplo: en los últimos cinco años el Estado ha neutralizado a siete mil personas de las Bacrim, ¿Sabe cuántas personas eran antiguos desmovilizados? Únicamente el 10%. Otro ejemplo: en Cali, los antiguos desmovilizados solo aportan el 0,05% de los delitos cometidos en esa ciudad.

¿Qué les garantiza que no vuelvan a la vida delictiva?
Se lo resumo así: cuando uno les pregunta ¿usted volvería? Responden: “uy no, jamás volvería. Yo ya tuve la fortuna de salir una vez con vida, no quisiera tener que volver a tomar ese riesgo”.

Lea también: Farc solicita representante del Vaticano en la mesa de diálogos

¿Cómo trabaja la ACR para acompañar a estos desmovilizados?
Tenemos 12 años de experiencia muy exitosa. El trabajo, siempre enfocado en los territorios, tiene cuatro componentes: educación, salud, formación para el trabajo y atención sicosocial.

Ante un eventual acuerdo de paz con las Farc…
Ojalá así sea; este país se lo merece.

¿Están realmente preparados para recibir a los guerrilleros desmovilizados?
Primero hay que señalar que somos absolutamente respetuosos de lo que está pasando en La Habana. El Gobierno no está negociando la rendición de las Farc, sino una salida política a un conflicto armado de más de 50 años. En ese marco, como ACR, estamos esperando a que arranque la discusión de los componentes de reincorporación como lo establecen los acuerdos, para ver cómo va a ser el mecanismo mediante el cual la sociedad y el Estado va a garantizar el tránsito de esta organización armada a una organización política.

¿Y cómo lo garantizarán?
La Agencia tiene 12 años de experiencia. Nuestro esfuerzo, si somos nosotros los llamados a ayudar a la reintegración de estos guerrilleros, está encaminado a adecuarnos, a pensar en modelos innovadores, por ejemplo, de reintegración en espacios controlados, reintegración en ciertas zonas rurales, pero esto no impacta en la Mesa, es simplemente un ejercicio que nosotros para estar preparados.

Entonces la Agencia estaría preparada para trabajar en una zona de concentración en la que los guerrilleros puedan estar mientras se ponen en práctica los acuerdos de la Mesa.
Si el acuerdo lo establece nosotros tenemos la capacidad de desplazarnos al territorio que sea necesario, pero tendrá que ser un acuerdo de la Mesa. Podemos trabajar en una zona de concentración si así nos lo piden.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo