Llegó El Niño: entidades toman medidas para evitar racionamientos

Por Juan Manuel Reyes / Publimetro

El Fenómeno del Niño llegó para quedarse. Mientras los institutos climáticos de los países del Pacífico latinoamericano, incluido Colombia, toman precauciones para afrontar el fenómeno climático, el país se prepara para hacer frente a las sequías que amenazan a afectar la agricultura y el acueducto.

Los planes de gestión de riesgos vigentes desde mediados de 2014 buscan evitar que el país deba someterse a racionamientos de agua y electricidad. Las recientes lluvias que han caído en la región Andina han permitido abastecer en mayor cantidad los embalses del país, aunque la cantidad de agua en estos todavía es limitada.

El sistema de monitoreo del Sistema Minero Energético colombiano muestra que los embalses, en especial los concentrados alrededor de la Sabana de Bogotá, han incrementado su llenado en los últimos 15 días, lo que reduce el riesgo de un posible racionamiento de energía eléctrica. A pesar de esto, en otros departamentos la situación sigue siendo complicada.

El Eje Cafetero, el piedemonte llanero y las Costas Caribe y Pacífica son regiones que han sufrido el impacto de una sequía más fuerte de lo normal. En estas regiones, el IDEAM identificó un volumen de lluvias por debajo de lo normal en el mes de febrero que se acumula con una temporada seca bastante fuerte en estas regiones.

Las predicciones climáticas siguen indicando lluvias menos intensas que lo normal en casi todo el país derivadas de la llegada del Fenómeno del Niño según el IDEAM, por lo que los protocolos activados desde agosto de 2014 se mantienen. Esto incluye las medidas al desincentivo del consumo de agua que la Comisión de Regulación de Agua (CRA), dependiente del Ministerio de Vivienda, planteó desde mediados del año anterior.

Esas medidas incluyen multas a usuarios que consumen más del doble de la cantidad de agua promedio en diez departamentos del país, de acuerdo a los pisos térmicos designados por la CRA. Estos departamentos son Boyacá, Caldas, Cesar, Guajira, Magdalena, Norte de Santander, Quindío, Santander, Risaralda y Tolima.

En estos departamentos se ha mantenido el cobro al doble del precio normal para las personas que consuman agua en un nivel excesivo así: para suscriptores ubicados a menos de 1000 metros sobre el nivel del mar (msnm), 32 metros cúbicos al mes; entre 1000 y 2000 metros, 28 metros cúbicos al mes, y a más de 2000 metros, 26 metros cúbicos al mes.

La CRA y la Superintendencia de Servicios determinaron que entre agosto y diciembre de 2014, 346.283 suscriptores de los acueductos en estos departamentos fueron sancionados con esta medida. Hay que destacar que el número de multas descendió con el paso de los meses, lo que indica que la medida estaría impulsando a los colombianos a desperdiciar menos agua.

Las entidades públicas recomiendan tomar medidas para mantener un bajo consumo de agua como vigilar fugas en las instalaciones hídricas de su casa, no lavar su automóvil con manguera, almacenar el agua lluvia en recipientes cerrados para utilizarla en riego de jardines o labores de aseo, y sobre todo, cerrar los grifos cuando no estén siendo utilizados.

LEA TAMBIÉN:

Recomendaciones para sobrevivir a una granizada en Bogotá

Cuatro muertos y 22 desaparecidos por inusual temporal en norte de Chile

Fuertes granizadas se pueden repetir en Bogotá

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo