En la Sierra Nevada de Santa Marta murieron once indígenas por culpa de un rayo

El Ejército confirmó que sus helicópteros llevaron a los heridos a distintos centros asistenciales.

Por publimetro/colprensa

Once indígenas de la etnia Wiwa perdieron la vida por cuenta de un rayo este lunes en la mañana. El fenómeno climático además dejó heridos a 15 miembros más de esa comunidad.

La tragedia ocurrió en el sitio conocido como Kemakumake, a 6 horas a pie del corregimiento de Guachaca, zona rural de Santa Marta, mientras los Wiwa realizaban un ritual tradicional.

El comandante de la primera división del Ejército, general Germán Saavedra señaló que varios helicópteros de la institución llegaron hasta el lugar para evacuar  a las víctimas, quienes presentan quemaduras de primer y segundo grado.

En total son 15 indígenas afectados, de los cuales 4 fueron trasladados a la Clínica Mar Caribe y otros 11 fueron remitidos a la Clínica Cardiovascular.

La Defensoría del Pueblo, por su parte, lamentó la muerte de los indígenas. “Un equipo de la Defensoría Regional se encargará de visitar a los indígenas trasladados a Santa Marta, a fin de verificar la atención médica que se les proporcione en los distintos centros asistenciales”, anunció el organismo quien además exhortó a las autoridades “para que atiendan las alertas y recomendaciones del IDEAM, a propósito de las tormentas y precipitaciones que afectan a ciertas regiones del país, y para que realicen la pedagogía necesaria a fin de que los ciudadanos estén debidamente informados y tomen las precauciones del caso”.

¿Por qué se producen los rayos?

Cristian Uscátegui, jefe de Pronósticos y Alertas del Ideam, explicó que este tipo de situaciones se presentan por el calentamiento y la humedad que dan lugar a que se generen las nubes que se acompañan de granizo, descargas eléctricas y vientos fuertes, que causan situaciones como estas.

Según Uscátegui, los rayos producidos por ese fenómeno se sienten atraídos por diferentes texturas y cuerpos, por lo que algunas zonas son más propensas que otras a sufrir este tipo de situaciones. “Los metales y el agua misma son conductores de electricidad y atraen los rayos cuando se presentan estas tormentas, además la paja y palma (de lo que estaba construida la choza impactada), son más susceptibles por su textura”, afirmó el funcionario.

Sin embargo, el experto aseguró que el Ideam había emitido un video de pronóstico donde se anunció que el norte del Magdalena y el sur de La Guajira estarían propensas a tormentas eléctricas, por lo que hizo un llamado a toda la población a visitar esta información para así poder tomar las decisiones pertinentes.

En esta ocasión, la muerte de los indígenas fue producto de la fuerte descarga eléctrica recibida, que equivale, según comparó, a la cantidad de energía que emite un bombillo corriente en dos meses seguidos de uso.

Para el médico Lina Trujillo, este tipo de descargas impactan el cuerpo, generando un cambio térmico eléctrico en el cuerpo tan grande que causan una muerte fulminante, además de quemaduras, daños en órganos internos, paros cardiorespiratorios, daños cerebrales, rupturas timpánicas, entre otras lesiones que pueden causar la muerte o dejar lesiones de por vida.

Sin embargo, fue enfática en que cada caso es diferente así todos se hayan presentado en el mismo escenario.

Otros casos de rayos mortales
Así como los indígenas fallecidos en la madrugada de este 6 de octubre, en el país se han registrado otros casos en los que el impacto de un rayo ha ocasionado la muerte de varias personas

– El 24 de octubre de 2002 mientras el Deportivo Cali entrenaba en la sede de Pance, una fuerte descarga eléctrica impactó el campo provocando la muerte de los jugadores Germán Carepa Gaviria, quien jugase en la Selección Colombia y su compañero Giovanni Córdoba.

– El 3 de mayo de 2010 Un rayo que cayó sobre los participantes de una procesión por el Día de la Santa Cruz, causando la muerte de tres peregrinos y heridas a otros 70 en el municipio de San Rafael.

– El 4 de agosto de 2010 Bryan Mosquera Vallejo, Giovanni Giraldo Quintero y John Alzate Arias, tres soldados que murieron en San Francisco Antioquia, en medio de una tormenta eléctrica, los uniformados estaban en la zona adelantando labores de vigilancia y protección a la problación civil

Lea también:

El Botox cumple 20 años de uso cosmético en Colombia

MÁS DE COLOMBIA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo