Magda, la celebridad perruna que sueña con que no haya animales callejeros

Sus orejas paradas, pelos disparejos y barriga pecosa son sensación en Instagram. Detrás de este bello ángel hay una mujer comprometida con las mascotas sin hogar.

Por Lina Uribe

Entre los emprendimientos de Magda ha estado la venta de llaveros, de faroles navideños y hasta de cervezas en un festival de música electrónica en el que le dieron la oportunidad de tener un estand. También ha hecho recolectas de dinero en plataformas de crowdfunding y ha motivado las donaciones a través de redes sociales. Todas estas actividades van encaminadas a cumplir su sueño: que no haya más animales en la calle.

Magda es una perrita criolla de cuatro años que se ha convertido en una celebridad en Instagram. En su cuenta @Magdog educa sobre la tenencia responsable de mascotas, recoge fondos para jornadas de esterilización, ayuda a que perros y gatos abandonados encuentren un nuevo hogar y, claro, comparte imágenes de su hermosa y privilegiada vida. Sus seguidores, fans enamorados, ya son más de 1000 en solo cinco meses.

Detrás de este proyecto está Ángela Tobón, una diseñadora industrial de 28 años que quiere cambiar vidas así como Magda cambió la suya. “Siempre había tenido perros comprados. Cuando estaba a punto de comprar un chihuahua, visité a una amiga que rescata animales y me dijo que adoptara a Magda, que me la llevara unos días a ver qué me parecía. ¿Cómo no me iba a enamorar de esta cosita tan horrenda? Me la llevé y supe que se iba a quedar conmigo siempre”, dice Ángela.

La pequeña Magda mide 37 centímetros de altura desde sus patas delanteras hasta la punta de las orejas, come pollo con verduras y toma siestas en cualquier mueble o cama que encuentre en el camino. Hace dos años, cuando su destino aún no se había cruzado con el de Ángela, vivía en la calle y un taxi la atropelló.

Dos hombres que pasaban por allí la alzaron y la dejaron sobre el andén, inmóvil, vulnerable, con la cadera y la cola fracturadas. Pero otra persona se detuvo y quiso darle una segunda oportunidad: se la llevó a la amiga de Ángela para que la auxiliara; luego de tres meses de cirugías y hospitalizaciones, ocurrió el encuentro milagroso que le cambió la vida a la chiquita orejona de pelos parados.

“Sabiendo que hay tantos animales que necesitan un hogar, comprar mascotas ya me parece un acto de vanidad”, cuenta Ángela. Enamorada de su nueva hija, empezó a subir fotos a sus redes sociales y a ayudar a los animales que veía en la calle, pues con Magda había conocido la fragilidad de los perros y gatos sin hogar. Esta sensibilidad la impulsó a usar el reconocimiento que tenía Magdita en Instagram para abrirle una cuenta propia y crear la campaña ‘Magda tiene un sueño’.

Con los fondos recogidos en las distintas actividades y ventas se ha podido pagar la esterilización de 40 gatos, pues Ángela está convencida de que esto es lo más efectivo en la lucha para que no haya animales callejeros.

Pero eso no es todo: en la cuenta de Magda también se reitera que todos los perros y gatos domésticos deben tener una placa de identificación con la que se pueda ubicar a sus dueños en caso de que se pierdan. “Muchos animales perdidos se quedan viviendo en la calle porque jamás los encuentran. Si una mascota se pierde y no tiene collar de identificación, es irresponsabilidad del dueño”, dice Ángela.

  • 40 gatos se han esterilizado con los fondos recogidos por Magda. Una sola reproducción de esta cantidad de animales hubiera gestado, en promedio, 240 gatitos. 

Con frecuencia, Magda recibe en su Instagram reportes de perros y gatos abandonados que buscan un hogar. “Los animales callejeros son responsabilidad del Gobierno. Cuando la gente se da cuenta de que uno los ayuda, quiere tirarle todos los casos y no puede ser así… es una carga inmensa. Además, cualquier persona puede hacer algo: si no es adoptar, al menos ofrecer un hogar temporal, apadrinar, transportar o compartir la información. Todos podemos salvar a un animal”, cuenta Ángela, que se reconoce tan encariñada con su perra como nunca antes lo había estado con otra mascota.

Por ahora, el sueño de Magda permanece intacto y la recolección de fondos para esterilizaciones continúa. Su mamá humana está construyendo una guía de lugares en Cali a los que se puede ir con mascotas, mientras con las publicaciones de Instagram sigue fomentando la adopción, la esterilización, el no abandono y la identificación de cada animal para evitar pérdidas. “Magda me cambió la vida. Y yo sé que con ella hemos cambiado otras vidas”, concluye Ángela.

Si quiere aportar a este proyecto o conocer la vida de esta superestrella peluda, puede comunicarse al 3164485189 o seguir la cuenta @Magdog

Más noticias de Colombia, aquí.

También le puede interesar:

El Paraíso lo necesita, le contamos cómo puede ayudar a los animales abandonados

Este albergue, ubicado en Pance, ya sobrepasó su capacidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo