Vecinos de San Antonio marcharán en contra del envenenamiento de animales

Van ocho casos en los últimos dos meses. Hace cuatro años se había presentado la misma situación.

Por Lina Uribe

La muerte de tres perros y tres gatos por envenenamiento tiene en alerta a los habitantes de barrios como San Antonio, San Cayetano y Los Cristales, en el centro-oeste de Cali. Además de los animalitos que fallecieron, otros dos han resultado afectados durante los últimos dos meses.

Por tal motivo, vecinos del sector marcharán este sábado 21 de abril, a las 5:00 p. m., desde la Loma de La Cruz hasta la colina de San Antonio. El objetivo es compartir un mensaje de rechazo hacia aquellas personas que están arrojando comida contaminada para asesinar a perros y gatos.

Según la médica veterinaria Oriana Higuita, en su negocio ha atendido cinco animales con síntomas de envenenamiento. “Presentan temblores, salivación excesiva, falta de coordinación… a veces hay vómito, mucosas moradas y aullidos por el dolor”, dijo la mujer.

Aunque algunas personas creen que este ataque va dirigido a los perros y gatos callejeros que abundan en el sector, han sido víctimas otros animales que, en un descuido de sus dueños, ingieren alimentos con veneno que encuentran en las calles. Fue el caso de Manolo, un cocker spaniel del barrio San Antonio.

“El 23 de marzo salimos a la tienda por la noche. Vi que Manolo se metió un pedazo de pollo a la boca que estaba tirado en el piso. Se lo saqué y en la casa le di agua con azúcar para prevenir. Al otro día ladraba mucho, temblaba y no me reconocía. Lo llevé a la veterinaria y murió de un infarto”, contó Luis Carmona, su amo.

En la marcha, los defensores de animales y demás participantes se encargarán de recordarles a los vecinos que la ley establece que quien mate o lesione gravemente a un animal se verá obligado a responder legalmente y podrá quedar privado de la libertad por un periodo de entre uno y tres años.

Habitantes del sector han identificado que las zonas de riesgo son las carreras 12, 13 y 14 entre calles 1, 2, y 2A. Hace cuatro años se había realizado un plantón en el mismo lugar por otros casos de envenenamiento, que esa vez afectaron solo a gatos. Se cree que ahora los responsables estarían escondiendo un veneno para ratas en trozos de pollo y carne.

“Pegamos afiches en los barrios para convocar a la marcha y nos los están quitando. No sabemos quiénes están detrás de todo esto y hemos sido muy cuidadosos con el tema. Los casos que conocemos son de animales que tenían dueños, seguro habrá otros callejeros de los que nadie se pregunta por qué murieron”, dijo Javier Hernández, uno de los organizadores de la movilización.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo