Estos son los principales avances y pendientes de Cali durante la administración Armitage

El alcalde y sus funcionarios hicieron un balance de la gestión luego de dos años en el poder. Movilidad y seguridad, preocupaciones que han presentado mejorías.

Por Lina Uribe

Al llegar a la mitad de su mandato, Maurice Armitage ofreció el pasado martes una rendición de cuentas a la ciudadanía en la que los miembros de su gabinete comunicaron los avances que han tenido en cada una de sus dependencias, así como también mencionaron los proyectos que aún siguen pendientes de ejecutar durante esta administración.

La seguridad, uno de los temas que más inquieta a los caleños, encabeza quizá la lista de los aspectos a destacar, pues el 2017 continúa siendo el año menos violento de los últimos 25 años con una reducción del 8% en la cifra de homicidios. Otros delitos como el robo de vehículos y el hurto callejero se han logrado controlar en algunos puntos de la ciudad con estrategias enfocadas en recuperar zonas de alto riesgo. Por otro lado, la entrada en funcionamiento del helicóptero de la Policía Nacional ha permitido reforzar la seguridad al apoyar, desde el aire, cerca de 400 operativos claves para desarticular bandas de crimen organizado.

Por su parte, la movilidad tanto en transporte público como particular también muestra resultados satisfactorios tras su abordaje desde tres frentes: el plan bachetón, que ha intervenido 14 vías principales recuperando alrededor de 150 km de malla vial deteriorada; la reparación de las estaciones del MIO, el refuerzo de la seguridad en las mismas y el incremento de la flota, que hoy cuenta 758 buses prestando el servicio; y los planes propuestos por la Secretaría de Movilidad como la ampliación del pico y placa a ocho horas, las estrategias para la reducción de accidentalidad en los motociclistas y la señalización y demarcación vial.

El tercer punto a resaltar es la educación, pues este año se han intervenido 40 instituciones educativas para mejorar su infraestructura y se logró garantizar la alimentación escolar para estudiantes de todos los grados en las escuelas y colegios del Estado. Por otro lado, Cali tiene una red de 61 bibliotecas públicas reconocida por el Ministerio de Cultura como un modelo para el resto del país. En estos puntos, además del acceso a la lectura, los visitantes pueden hacer uso gratuito del internet. En cuanto a las artes, hay más de 300 artistas contratados por la Alcaldía para que enseñen teatro, música, danza y artes plásticas sin costo en distintos barrios de la ciudad.

Lo que está por cumplir

Seis grandes obras relacionadas con la movilidad en los extremos de Cali quedaron pendientes para una futura ejecución, que promete iniciarse el próximo año. Entre ellas están el alargue de la Avenida Ciudad de Cali con la construcción de tres puentes que le permitirán conectarse con la carrera 109 en el sur; la construcción de dos calzadas elevadas para conectar la Carrera 100 con la Calle 25 y evitar el trancón en la zona del Valle del Lili; la construcción de un tercer carril en la vía Cali – Jamundí hasta la carrera 127; y un hundimiento en la Calle 70, sector Sameco.

Emcali sigue estando en la mira ya que la decisión sobre qué hacer con su componente de telecomunicaciones, que le genera millonarias pérdidas, se tomará con base en el diagnóstico general que se le está haciendo a la empresa y el plan estratégico que le fue encargado a la Universidad del Valle. Por lo demás, está pendiente la construcción de un filtro que permita captar agua por debajo del río para minimizar el riesgo de turbiedad y evitar los cortes del servicio, así como también lo está el cubrimiento de dos caños en la Comuna 14 para aumentar el espacio público.

Por último, otro de los temas a desarrollar en beneficio del transporte masivo es el plan de salvamento del MIO, que se encuentra en la segunda de sus tres fases. Luego de haber logrado la aprobación de un recurso económico por parte de la Alcaldía, resta que se realicen las modificaciones contractuales con los concesionarios para tener un mayor control sobre el servicio que estos prestan y, posteriormente, que dichos cambios sean aprobados por el tribunal de arbitramento. La promesa para el 2018 es tener 911 buses en las calles, 53 más de los que hay en este momento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo