La cineasta caleña que triunfa en Estados Unidos

Su sueño es tener una productora en Colombia para apoyar todo el talento de país.

Por Lina Uribe

Con el cine, Laura Franco tuvo una historia de amor a segunda vista: se fascinó en su infancia con películas de Disney como Toy Story y La bella y la bestia, pero fue en su adolescencia cuando conoció Hable con ella, de Pedro Almodóvar, y decidió que en su vida quería contar y crear ese tipo de historias.

Hoy, a sus 28 años y tras haber terminado la carrera de Comunicación Audiovisual en Argentina, esta caleña es la coordinadora de producción de The Hollywood Masters, un programa emitido por Netflix en el que participan como entrevistados distintas personalidades del cine entre actores, productores y directores.

Por el set han pasado invitados como Alfonso Cuarón, Clint Eastwood, George Miller, Amy Adams y Helen Mirren, quienes se reunieron a compartir anécdotas con Stephen Galloway en un ambiente jovial. Ahí, en medio del trabajo, Laura pudo cumplir uno de sus grandes sueños: “Yo estuve presente en la entrevista a Almodóvar. Es increíble, uno no puede creer que esté ahí parado frente a él. Habló de su proceso creativo, de cómo escribe diferentes historias al mismo tiempo, de cómo hace ensayos con los actores. Él mismo piensa que no va a volver a hacer una película tan excelente como Hable con ella”, cuenta la cineasta.

Aunque The Hollywood Masters inició como un proyecto de estudiantes y egresados de Loyola Marymount University, donde Laura cursó su maestría en Producción de Cine y Televisión, desde agosto de este año fue comprado por Netflix para compartir los capítulos con un público más amplio.

Colombia en el corazón

Además de su trabajo en el programa, Laura impulsa cada día sus proyectos personales. Su cortometraje más reciente es una ficción inspirada en las mujeres sobrevivientes a los ataques con ácido en Colombia, producto que ha enviado a diferentes festivales de cine. “Siempre tengo en cuenta a mi país porque ahí fue donde nací y crecí. Estados Unidos es muy desarrollado, pero también tiene otra cantidad de problemas que en Colombia no hay. Es mi foco de inspiración porque es mi cultura, es quien soy”, asegura.

También está produciendo un cortometraje con un director de la India y escribiendo otro que une el concepto de las guerrillas de dos países. En Estados Unidos, su principal reto ha sido entenderse con las demás personas por las distintas formas de ser y por el idioma. Y es que claro, su rol de productora le implica estar en contacto con todo el equipo y solucionar cualquier inconveniente que pueda surgir.

“Al principio fue difícil pasar de hablar español 100% a comunicarme solo en inglés. Una vez superé esa primera etapa ya me sentí más cómoda y mostré mi personalidad, dejé salir mi voz. Hollywood funciona mucho con la suerte: esta serie se empezó a grabar en la universidad, yo entré al equipo porque necesitaba trabajo, pero luego se vendió a Netflix y creció. Eso pudo nunca haber pasado…”, confiesa Laura.

Entre sus grandes sueños está regresar a Colombia y fundar una productora que apoye el talento nacional, pues sabe que el cine en este país no recibe el apalancamiento necesario y la inversión es mínima comparada con lo que se podría lograr. Su familia está muy contenta y le brinda, sobre todo, apoyo emocional. Porque eso es lo más importante, cuenta Laura. “Cuando uno está en otro país, solo, necesita sentir a su familia cerca”.

A los estudiantes de cine les aconseja que no desistan aunque el camino se muestre difícil. “Es una carrera con muchísimo rechazo. Te van a decir no todos los días, uno envía películas a festivales y le dicen que no, pero de 100 “no” hay un “sí” y ese es el que te mantiene vivo, entonces hay que perseverar a pesar del rechazo y tener claras las cosas para las que uno es bueno”, puntualiza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo