Presentan hoja de ruta con la que Cali mitigará efectos del cambio climático

Conozca las acciones que deberán incentivar las autoridades ambientales de la ciudad para combatir el cambio climático.

Por Heinar Ortiz Cortés

Incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte, mejorar el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos, fomentar la agricultura productiva y sostenible con el medio ambiente, promover la producción urbana y la seguridad alimentaria, conectar el paisaje rural y urbano y recuperar los suelos degradados de los cerros tutelares.

Estas son algunas de las actividades puntuales a las que deberá apuntar Cali durante los próximos años para poder llevar a cabo el Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático, presentado esta semana por la CVC, el Dagma y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (Ciat).

Desde el 2014 estas tres entidades vienen trabajando en la elaboración de diferentes análisis técnicos y científicos, que permitan articular la gestión del cambio climático dentro de los instrumentos de planificación del desarrollo de la ciudad, como lo son el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y las metas del Plan de Desarrollo Municipal 2016-2019.

El Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático para Santiago de Cali también comprende acciones como promover el programa de pasantías orientadas a la gestión del cambio climático, formar servidores públicos para la toma de decisiones e incorporar conocimientos tradicionales para la adaptación.

Asimismo, también se contempla incentivar la agricultura resiliente y adaptada al clima, impulsar cadenas de valor sostenibles y productivas, recuperar y restaurar áreas protectoras en zona de captación de agua, diagnosticar y mejorar el estado fitosanitario del arbolado urbano y promocionar la desintegración (chatarrización) de la flota de carga y pasajeros.

Todo lo anterior se hace necesario, indicaron las autoridades medioambientales de la región, debido a que, según proyecciones climáticas realizadas para Cali entre 2011 y 2040, la temperatura en el oriente de Cali aumentaría entre 0,5 y 1 grado centígrado.

Respecto a las lluvias medias anuales, para el mismo periodo de análisis, se podrían presentar aumentos de hasta el 30% en la región occidental de la capital vallecaucana, colindante con los Farallones.

Estos cambios de temperatura obligarán a adoptar estrategias diferentes en los procesos de producción. Por eso la importancia de proyectar posibles escenarios con sus debidas medidas de mitigación y adaptación para tomar las decisiones pertinentes”, dijo Jeimar Tapasco, PhD en Economía ambiental, investigador del Ciat en el área de Análisis de Políticas, y coordinador del convenio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo