Controversia en Cali por anuncio de aumento del pasaje del MIO en 2017

Las autoridades aseguran que es necesario echarle un salvavidas al MIO, mientras que usuarios aseguran que no se justifica un aumento ante el mal servicio.

Por Heinar Ortiz Cortés

Molestia ha causado entre los usuarios del sistema de transporte masivo de Cali, MIO, el anuncio hecho en las últimas horas por el alcalde Maurice Armitage, quien confirmó que el pasaje subirá $200 el siguiente año.

La idea es subir $100 a partir de febrero, y en junio o julio otros $100, para que el MIO mejore todos los días, haya más buses y mejor servicio”, dijo en Caracol Radio el mandatario.

Con los dos aumentos que tendrá el pasaje, los caleños quedaran pagando en el segundo semestre de 2017 $2000 por cada viaje en el Masivo Integrado de Occidente.

Según Armitage, los ‘piratas’ cobran hasta $2500, mientras el MIO sigue en $1800. “Tenemos que financiar el MIO, para que funcione y se vuelva viable”, indicó.

El aumento del pasaje hace parte del plan de salvamento que pretenden ejecutar durante los próximos meses la Administración Municipal, Metrocali y las empresas operadoras del MIO.

Armando Garrido, presidente de Metrocali, le dijo al periódico El País que dicho plan contempla también la inyección de recursos obtenidos mediante alternativas como el cobro por congestión por Pico y Placa, un impuesto que se le cobrará a los parqueaderos y una tasa que se impondría por parqueo en la vía pública.

Con los multimillonarios recursos que recibiría el sistema, indicó Garrido, la intención es que la demanda pase de 470.000 pasajeros diarios a 630.000 y posteriormente a 730.000. “Ellos (los operadores) deben poner (a andar) los 911 vehículos que dice el contrato”, agregó Garrido.

No obstante, pese a que el aumento del pasaje promete coadyuvar a mejorar el servicio del MIO, los usuarios rechazaron categóricamente el nuevo incremento que tendrá el viaje por trayecto en el sistema de transporte masivo de Cali.

“Siempre el aumento en la tarifa del transporte público lo disfrazan con buenas intenciones, pero es claro que estos buses no están diseñados para brindar un buen servicio, que no cumplen las expectativas de nadie”, dijo Mauricio Mina, quien se mueve en el MIO desde el norte de Cali hasta el sur, todos los días.

Así como aumentan el pasaje también ese aumento se debería ver reflejado en un mejor servicio, mejores buses, aumento de flota, más frecuencia, estaciones limpias, más taquillas y puntos de recarga en la ciudad”, agregó Igor Darío Arias, usuario del sistema.

“No creo que se merezca un aumento este servicio. Se viene aumentando el valor y la calidad en el servicio no cambia para bien. Me fui dos años de este país y al regresar encontré más estaciones, sí, pero el servicio era realmente peor que antes de que me fuera”, añadió la comunicadora Diana Lorena Cifuentes.

A su turno, Mauricio Venté, vocero del Comité de Usuarios del MIO, calificó como un “golpe a la economía del usuario” los dos incrementos que tendrá el pasaje en 2017.

Por esta época, en 2015, hablando con el alcalde Guerrero nos comentó que el aumento de $100 que hubo para este año iba a mejorar el servicio y que iba a sacar al sistema adelante. Pero un año después las cosas siguen exactamente igual. Hoy sigue uno esperando las rutas del MIO 40 minutos o una hora. La gente en las estaciones sigue protestando por el mal servicio”, manifestó Venté.

El vocero de los usuarios del sistema concluyó indicando, ante el aumento, la gente seguirá prefiriendo utilizar vehículos de transporte informal o ‘pirata’.  “Mucha gente prefiere pagarle los $2000 al ‘pirata’ porque saben que van a llegar rápido, mientras que en el Masivo hay demoras injustificadas”, señaló.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo