Ejército golpeó con fuerza la minería ilegal en el Suroccidente colombiano en 2016

Conozca el balance de los operativos de las autoridades contra este flagelo que afecta el medioambiente en Valle, Cauca y Nariño.

Por Heinar Ortiz Cortés

El 2016 ha sido un año de golpes contundentes de las autoridades contra la minería ilegal en el Suroccidente colombiano, según un balance ofrecido por el Ejército Nacional.

Las tropas de la Tercera División del Ejército han logrado este año la captura de 175 personas dedicadas a este grave delito medioambiental en los departamentos del Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

Asimismo, efectuaron la neutralización de más de 80 máquinas que eran empleadas en distintas labores de la minería ilegal, causando afectación en la flora, la fauna y las fuentes hídricas de esta región del país.

En efecto, reportó el Ejército Nacional, se pudieron sacar de circulación 53 excavadoras, nueve retroexcavadoras, 17 volquetas, trece motobombas, cinco dragas, ocho canoas y nueve trituradoras, usadas por las bandas dedicadas a la minería ilegal.

Durante el desarrollo de operaciones, los militares hallaron en los lugares dedicados a la minería criminal, explosivos que eran usados para realizar excavaciones a cielo abierto y de manera indiscriminadas. En total, los uniformados hallaron 1600 metros de cordón detonante, 8020 metros de mecha lenta, 30 estopines eléctricos y cerca de 20 kilos de explosivos de diferentes tipos.

Dentro de las principales operaciones efectuadas este año, están las realizadas por los uniformados en los meses de enero y abril sobre el rio Sambingo, en los municipios de Mercaderes, Bolívar y Almaguer (Cauca).

Además, en el mes de agosto las tropas de la Tercera Brigada apoyaron la acción más grande y contundente que han llevado a cabo las autoridades colombianas contra la minería criminal, en toda la historia del país.

En coordinación con grupos especiales de la Policía, el CTI y la Infantería de Marina, se neutralizaron 25 retroexcavadoras y dos dragas que talaban una enorme extensión de bosque nativo para buscar oro sobre el rio Timbiquí, en la costa del Pacífico caucano.

En el departamento del Valle, el esfuerzo realizado ha permitido que, poco a poco, el fenómeno de minería ilegal sea menor en los Farallones. En octubre se realizó el cierre de varios socavones y se recuperó el cauce de varias quebradas que surten al rio Cali.

“Durante una semana se ubicaron y destruyeron campamentos empleados por personas dedicadas a esta actividad ilícita. También se neutralizó el túnel a través del cual desviaron durante meses, quizás años, la quebrada La Mina”, informó la Tercera Brigada.

También en octubre, pero en las poblaciones nariñenses de Magüí Payán y Barbacoas, se incautaron tres excavadoras avaluadas en unos $500 millones, además de maquinaria tipo dragón de procedencia brasileña, y se desarticularon campamentos donde pernoctaban quienes explotaban ilegalmente el río Telembí.

“Posterior al desarrollo de las operaciones militares realizadas en los tres departamentos, la Tercera División ha coordinado con las diferentes autoridades ambientales, la visita a las zonas afectadas, para comenzar la recuperación y contribuir así al restablecimiento del medio ambiente golpeado con esta reprochable actividad humana”, señalaron las autoridades.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo