¡Adiós, ‘Stap"! Muere en el Zoológico de Cali el oso más querido por los caleños

El oso murió tranquilo y al cuidado de su supervisor de siempre. La edad le pasó la cuenta con fallas en los riñones y en el hígado.

Por Heinar Ortiz Cortés

En las últimas horas, el Zoológico de Cali informó sobre la muerte del oso pardo ‘Stap’, uno de los animales más carismáticos y antiguos que vivían en el zoo.

‘Stap’ llegó al zoológico hace casi 25 años, cuando tenía apenas cinco y fue recuperado de un circo ruso que pasó por Cali, que lo tenía viviendo en una pequeña jaula en la que no podía moverse.

“Ahí comía, intentaba dormir y hacía sus necesidades fisiológicas, por lo que vivía sobre su misma suciedad, llevando una vida completamente indigna”, manifestó el zoológico en la carta de despedida con que despidieron al animal.

El oso pardo vivió casi los 30 años, “lo que incluso sobrepasa el máximo de expectativa de vida de su especie, pues de acuerdo a la literatura científica esta especie tiene un promedio de vida de 25 años”.

LEA TAMBIÉN: ¿Por qué el Zoológico de Cali fue elegido como uno de los mejores del mundo?

‘Stap’ lucía jovial para los espectadores del zoológico, pero la verdad es que ya era un “abuelito”. Y los años no llegaron solos: le comenzaron las complicaciones en sus articulaciones, que le dificultaban desplazarse con la misma habilidad de siempre y su riñón e hígado comenzaron a funcionar mal.

“Las últimas semanas ‘Stap’ estuvo fuera del hábitat y permaneció en su zona de refugio bajo el cuidado estricto del personal médico y su cuidador. Miguel (su cuidador) se encargaba todos los días de acomodar su cama de heno de tal manera que sus doloridas articulaciones sintieran un acolchado y suave sustrato, le daba los medicamentos escondidos en sus alimentos favoritos, y se sentaba junto a él durante horas mientras le hablaba y compartía con él lo que serían sus últimos días”, relató en su carta el zoo.

El oso más querido por los caleños murió la mañana del miércoles, recostado en su cama de heno. “Le decimos adiós a un miembro muy importante de nuestra familia, un animal que nos dejó marcas imborrables en el corazón, que nos dio más razones para seguir trabajando por la conservación de la vida con la pasión que nos caracteriza”, informó el Zoológico de Cali.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo