“Podemos competir de tú a tú con cualquier empresa licorera del mundo”: Gerente ILV

¿Cómo pinta el panorama para el 2017 en la Industria de Licores del Valle? ¿Por qué la gente prefiere el aguardiente frente a licores importados? La contamos.

Por Heinar Ortiz Cortés

Desde hace varios años la Industria de Licores del Valle no llegaba a esta fecha con tan buenos números como los que presentan por estos días sus voceros y la distribuidora oficial de sus productos.

A mes y medio de que se acabe el 2016, la meta de ventas se encuentra solo a 2’500.000 botellas, que seguramente serán vendidas en las festividades navideñas de los 42 municipios del Valle del Cauca, además de las unidades que ‘vuelan’ durante la Feria de Cali.

PUBLIMETRO dialogó con Mario Andrés Rivera, gerente de la Industria de Licores del Valle sobre el estado actual de la empresa y sobre las rentas que aportan para el bienestar de los vallecaucanos.

¿Cómo recibió la empresa y cuál es su balance hasta ahora?

La empresa se recibió muy deteriorada financieramente, con unos pasivos muy grandes. Pero en la actualidad, gracias al liderazgo de la Gobernadora, la Junta Directiva, el trabajo en equipo con el consorcio Suprema, los sindicatos de empleados y los mayoristas, hemos colaborado para que la empresa se haya podido recuperar a la fecha.

Estamos cumpliendo a noviembre con la venta de 7’500.000 botellas y para fin de año la meta es vender 10’000.000 de botellas.

LE PUEDE INTERESAR: En el Valle del Cauca han decomisado 2027 botellas de licor ilegal en 2015

Hasta la fecha, las ventas de aguardiente han aumentado un 44% comparadas con el año anterior. ¿A qué se deben estos números positivos? ¿Cómo ayudan los hábitos de consumo a mejorar las cifras?

Yo creo que el hábito de consumo se ha mantenido. El aguardiente es una bebida muy raizal, en todos los pueblos de Colombia y del Valle del Cauca se bebe. Lo que estábamos necesitando desde la Industria de Licores del Valle era volver a llegar a los puntos de consumo, volver a participar activamente en las actividades que nos permitieran posicionarnos de nuevo y que el consumidor tuviera acceso a los productos.

Este año hemos participado en todas las ferias del Valle y ahora vamos a estar en la Feria de Cali, que para nosotros es muy muy importante. También las inversiones en mercadeo han sido de alguna manera más eficientes, buscando impactar rápidamente nuestros consumidores. Yo creo que esos han sido los factores más importantes en el crecimiento de este año.

Hace un tiempo se denunció que al menos la mitad del aguardiente que se tomaba en el Valle del Cauca era falso. ¿Cómo va esta situación? Supongo que los controles contra el licor falso han aumentado…

Los operativos contra el licor adulterado los efectúa Rentas Departamentales, que es una dependencia de la Secretaría de Hacienda. La colaboración que fundamentalmente prestamos desde la ILV es cuando recibimos alguna queja o denuncia, pues las pasamos. Y las incautaciones, las investigaciones y los procesos de orden jurídico y policivo se hacen desde Rentas. Ha habido, sin duda ha habido aumento de operativos. Esperamos que se pueda seguir actuando en contra de este flagelo que sin duda hace mucho daño a los ingresos del Departamento.

Además de los temas del licor adulterado y del contrabando, otro de los retos más importantes que tiene que afrontar la ILV es competir con calidad frente a licores importados. ¿Considera usted que los productos de la ILV tienen cómo hacerlo?

Nuestros licores son excelentes. El aguardiente Origen es reposado y el Blanco del Valle es de primera categoría. Así se demuestra cuando accedemos a mercados internacionales. En este momento exportamos nuestros productos, tanto los aguardientes como el ron Marqués, que es tal vez el ron de mejor sabor del país, casi a 13 países y tenemos certificación de calidad y Buenas Prácticas de Manufactura. Es decir, la Industria de Licores del Valle está en capacidad de competir de tú a tú con cualquier empresa licorera del mundo.

LEA TAMBIÉN: Los 5 ‘melomerengues’ que prenden la fiesta en Cali cada diciembre

¿Se avecina algún nuevo producto o el mejoramiento de alguno de los productos que ya saca a la venta la ILV?

Lo que queremos es dinamizar de alguna manera la categoría de los rones, pensando en un ron de tres años y uno de 15 años para el siguiente año. Estamos seguros que seguiremos siendo de preferencia para los consumidores, tanto a nivel nacional como internacionalmente.

¿Cuáles son las perspectivas suyas como gerente de la ILV para lo que será el 2017? ¿Cuáles son esas metas a cumplir y los retos que tendrán que sortear?

Tenemos el compromiso de apoyar las rentas. Vamos a vender más de 10’000.000 de botellas para el próximo año, muy expectantes del comportamiento que pueda tener el consumidor frente al tema de las nuevas disposiciones de la Ley de Licores. Pero estamos convencidos de que el aguardiente, que es el producto de mayor importancia de la Industria de Licores del Valle, mantendrá sus ventas y sus consumidores, lo que nos hace pensar que el futuro de la empresa es prometedor. No obstante, estamos dispuestos a efectuar otras posibilidades como ofrecer maquilas para otros departamentos u otra clase de empresas que quieran hacer en nuestras instalaciones sus productos.

Recordémosle a la gente por qué es importante que a la Industria de Licores del Valle le vaya bien, en términos de lo que aporta al departamento…

Es importante porque es una fuente fundamental de rentas que constituye los ingresos para la salud, la educación y el deporte de los vallecaucanos. Se proyecta que al Valle del Cauca la ILV aporte alrededor de $85.000 millones este año.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo