Cinco lugares en los que se puede ‘dominguear’ con muy poco dinero en Cali

Económicos y variados. La oferta de sitios de la capital vallecaucana para pasar la tarde de domingo en familia, en pareja o con su grupo de amigos.

Por Heinar Ortiz Cortés

POR: Sofía Tróchez y María López Orduz*

Cali es una ciudad inundada de restaurantes, puestos callejeros, asaderos, y comederos ambulantes. Es una ciudad que tiene casi en cada esquina una señora con un puesto de arepas, una vitrina de fritanga o una ‘tienda del paisa’, dónde se puede mecatear rico y barato

Los caleños acostumbran visitar los grandes centros comerciales los fines de semana, pero la ciudad ofrece también espacios distintos como los parques y las calles comerciales. Este escalafón está conformado por dos centros comerciales y tres zonas ubicadas al interior de barrios, en las que se come “de todo”.

Jardín Plaza: el ‘mall’ de los 2×1

Un centro comercial con una amplia variedad de restaurantes ubicados en la plazoleta de comidas. Si usted se encuentra muy al sur de la ciudad, o tiene fácil acceso a la Calle 16 o la Avenida Simón Bolívar, este ‘mall’ es el adecuado para visitar. Si busca almuerzo o cena para la familia, encontrará promociones 2×1, combos familiares y conos de helado a menos de $3.000, además, parqueo gratuito.

LEA TAMBIÉN: Así es la Casa Naranja, el único teatro del Distrito de Aguablanca, oriente de Cali

El sello de la plazoleta de Jardín Plaza es la comida rápida. A la vista saltan el local de McDonalds con juegos para niños, el Burguer King y las coronitas de cartón, el Wok con sus bandejas tres carnes y un acompañante, el Sandwich Qbano y el sánduche de $6.900, entre otros restaurantes con combos favorables para el bolsillo.

Si ya almorzó y lo que busca es tardear y pasar el rato, puede ir a la isla de K-listo o Pega-Pega y pedir un combo de empanadas con gaseosa, o simplemente detenerse en Juan Valdéz por algún café o un granizado. También puede subir a Royal Films y ver una película.

San Antonio: la mejor colina para tardear

Escuchar cuenteros, ir a misa, comprar artesanías o sentarse a ver el atardecer sobre Cali son las mejores atracciones de este lugar. Si lo que busca es comida rápida barata, junto al CAI de Policía hay unos cinco puestos que venden chuzos de carne y pollo, chorizos, mazorcas y pizza. Ubicarse ahí no es nada difícil gracias a los muy insistentes meseros de estos comederos, que hacen todo lo que esté a su alcance para atraparlo como comensal.

Con relación al parqueo, difícilmente podrá estacionarse cerca al lugar donde decida tardear. Si se moviliza en moto, cerca de la Iglesia hay un estacionamiento cuidado por habitantes del barrio. Parquear ahí es una buena y segura opción. Eso sí, fíjese en que el encargado de cuidar su vehículo tenga un chaleco reflectivo con el nombre del barrio, que lo certifica como persona de confianza. El  MIO y la bicicleta también son buenas opciones para acceder a la colina.

LEA TAMBIÉN: Así es el Museo de la Salsa, el lugar que cuenta la historia fotográfica del género en Cali

Importante: tenga presente que almorzar en San Antonio un domingo no es nada barato. Recuerde la gran cantidad de restaurantes de cocina fusión, internacional o de autor que abundan en el barrio. Allí los platos no bajan de $30.000 ni las bebidas de $8.000. Pero no se desanime: en la colina siempre hay algo para ‘picar’ a buen precio.

La 14 de Calima: popular y divertido para todas las edades

Este centro comercial, uno de los más antiguos de Cali, e ubicada en el norte de la ciudad, en la  Calle 70 con Carrera 1. Ahí, el plan predilecto es tardear en familia.

Puede ir a la zona de juegos, donde encontrará desde carritos chocones hasta trencitos en los que grandes y pequeños pueden divertirse. El precio de la boletería varía en cada atracción, por lo que hay algunas que no son tan económicas. Sin embargo, la comida rápida es a muy buen precio, por ello podrá disfrutar de perros calientes, hamburguesas, helados y ensaladas de fruta.

Tenga en cuenta que si va en plan de almuerzo, haga lo posible por llegar entre las 12:30 p.m. y la 1:00 p.m., para ubicarse en una buena mesa y no tener que esperar. Pero, si lo que quiere es compartir un helado en familia, pásese por allá a eso de las 3:00 o 4:00 pm. Y no se olvide de que el parqueadero es gratis.

La Calle 44: variedad a toda hora

Este tramo está en el norte de Cali, desde La Barra La 44, ubicada en la Autopista, hasta la Avenida 6 Norte. El punto de mayor confluencia es sin duda alguna el tramo entre la Avenida 3N y 4N, donde hay gran variedad de oferta gastronómica a buen precio.

Dependiendo de su presupuesto, puede tomar un cóctel o una cerveza tradicional. También es un espacio que le puede permitir tener una cena familiar, romántica o entre amigos. Hay restaurantes como Roddizo, Teddy’s, La Fogata Llanera, Tostatodo, BarPoker, City BurgerLa Manzana Verde.

LEA TAMBIÉN: Así es ‘Espacio T’, el mágico lugar donde el teatro ocurre en solo 15 minutos

Sobre la 44, entre la Carrera Octava y la Autopista, también encontrará  algunos bailaderos de ambiente popular, como La Barra de Macondo. Si es cuestión de comida y no tiene mucho capital puede ir a Master Pollos, Las Delicias de Héctor o Las Acacias Chinas que son mucho más económicos que los establecimientos cercanos a la Avenida 3N.

Sobre la misma vía, si se antoja de una tarde de diversión acuática, puede encontrar el tradicional Aquaparque de la Caña, con su llamativa piscina de olas y sus toboganes, un plan predilecto para grandes y chicos del nororiente de Cali.

Parque de Villacolombia: popular y baratísimo

Sin duda alguna, el plan más económico del escalafón. Puede llegar en carro o moto tomando la Carrera 15 y volteando en la Calle 52. Si va en MIO llegue a la estación Villacolombia y suba por la calle 52, unas tres cuadras.

El parque de Villacolombia es un lugar con un ambiente popular que permite el encuentro de parejas, familia y amigos. Después de las 5:00 p.m. los locales encienden sus luces, al interior del parque se ofrecen, a un precio bastante económico, juegos inflables, ‘brinca-brincas’ y  un pequeño trencito donde se divierten los niños.

Lo especial del parque es su ambiente popular. Se puede comprar un helado o pedir un batido y disfrutarlo en las sillas o puede dirigirse a algunos de los pequeños puestitos de obleas, papitas y demás locales  ubicados alrededor.  A las 6:00 p.m. se combina la variedad de olores y sabores con el sonido de  las campanas de la iglesia San Pío X, que se encuentra al frente del Parque.

Le recomendamos pasarse por El Rolo, un comedero muy variado y de precios bajos, como por ejemplo las pizzas y hamburguesas de $11.000 y los helados de $3.000. Procure visitar también Hamburguesas al Carbón y la famosa Panadería de Villacolombia, donde puede comprar yogurt casero con pan caliente.

* Integrantes del Semillero de Estudios Urbanos de la Universidad Icesi

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo