Andy Guarro, el polémico artista que le canta con sátira al mundo de las bellas artes

PUBLIMETRO habló con el polémico artista que con música popular está dando qué hablar en los circuitos más altos de las artes en Colombia.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

Un pintoresco personaje se ha convertido en una suerte de ‘huracán’ que tiene temblando las sólidas columnas de las artes plásticas en la escena local, regional y nacional. Es un tipo flaco, con gafas oscuras de dudosa procedencia, camisas coloridas de telas baratas, mocasines metalizados, un remedo de bigote de dos días y estrambóticos peinados.

Hablamos de Andy Guarro, el artista plástico caleño de 26 años que a punta de ritmos populares y letras satíricas, junto a una estética kitsch y una mordaz crítica contra el status quo de la artes en el país, se ha convertido, como él mismo lo asegura, en “la figura musical de la plástica en Colombia”.

Para entender un poco lo que significa Andy Guarro para la escena del arte en Cali y en Colombia hay que remontarse a lo que significó Andy Warhol para el pop art a mitad del siglo pasado. De cierto modo, ambos son artistas que han transformado la manera de consumir y apreciar el arte a partir de prácticas y objetos de la cotidianidad, brindándoles un nuevo significado estético. Ambas son también propuestas transgresoras que para algunos puristas resultan siendo más ofensivas que valiosas.

LEA TAMBIÉN: Aurora Record Store, la tienda de vinilos que está en boca de los amantes de la música en Cali

En efecto, la propuesta de Andy Guarro es una mezcla entre el performance, la música, el video y la instalación. Este personaje escribe y canta sobre situaciones particulares del mundo del arte; como los personajes pretenciosos de las exposiciones, la lucha de los artistas emergentes –como él mismo— o la burbuja del mercado de compra y venta de obras en el país.

Sin embargo, no lo hace de acuerdo a los férreos cánones de las bellas artes. No hay violines, ni partituras, ni coros. Para nada: Andy Guarro canta y baila en clave de merengue, música tropical o incluso reguetón, con videoclips grabados en balnearios populares y moteles. Su argumento es claro y contundente: “esto también es arte”.

Andy Guarro lleva cuatro años con su carrera artística, pero apenas hace unos dos comenzó a darse a conocer más allá del ámbito local. Ahora tiene cientos de fanáticos en toda Colombia, a quienes denomina cariñosamente ‘guarrilievers’, que lo siguen en redes sociales como Facebook y Youtube.

LE PUEDE INTERESAR: Con ‘body painting’, jóvenes pidieron preservar patrimonio arquitectónico de San Antonio

¿Cómo ve la vida un artista plástico que reivindica lo ordinario y lo popular como una posibilidad estética y artística válida? PUBLIMETRO entrevistó a Andy para conocer un poco más sobre su presente y su futuro. Mejor hablar con él ahora, antes de que se vuelva más famoso y sea imposible agendar una cita.

¿Por qué apostarle a lo popular como una manera hacer arte?

Porque es lo que está ahí. La estética y la música están ahí; en las busetas, en la narcoarquitectura, en la manera de ser de la gente. Lo popular está en todo lado. Es en muchos casos lo que nos define.

El arte no es inclusivo. Por el contrario, yo creería que hay demasiada exclusión. Es una cosa súper hegemónica. Por eso quería hacer este trabajo con mucho humor y con esta estética de lo popular, para que no se convirtiera en algo panfletario o ‘mamerto’. La idea es que mientras te ríes, reflexionas.

¿Cómo son tus canciones?

Son canciones que ironizan sobre las vivencias de nosotros los artistas. Mis primeras canciones fueron remakes de éxitos muy conocidos. Hay una inspirada ‘Te compro tu novia’, que es un merengue muy conocido en los noventa. También hay otras con el ritmo de ‘La chica gomela’ de Los Tupamaros, ‘Solo un cigarro’ de Pastor López y ‘La Sirena’ de Luis Felipe González. También hay una de ‘Dile’ de Don Omar.

LEA TAMBIÉN: Así es la exposición multisensorial de Van Gogh que llegará a Cali en noviembre

¿Quiénes son tus referentes?

Hay gente muy ‘tesa’ como Silverio, Los Master Plus, Micky Guadamur, María Daniela y su Sonido Lasser, a nivel internacional. En el ámbito nacional están Wilson Díaz, La Fulminante, Juan Pablo Echeverry. Son personas que trabajan con identidades y   que también hacen de sí mismos la obra de arte. Me encantaría hacer colaboraciones con ellos.

¿Qué reconocimientos ha tenido tu trabajo, Andy?

En 2014 resulté ganador de la Pasantía Artística Nacional del Ministerio de Cultura en Bogotá. En 2015 gané una de las Residencias Artísticas Nacionales, también del Mincultura, en Cartagena.   Con ambos proyectos logré desarrollar canciones y videoclips.

En mayo, participé en la V Bienal de Performance PerfoArtNet 2016, realizada por Fernando Pertúz, un performer muy teso que hay en el país. Ahí hubo una exposición curada por Ricardo Moreno, donde mostré mi trabajo. Además, medios como Noisey Vice y publicaciones especializadas de arte como el periódico Arteria han reseñado mi trabajo. Y ahora Publimetro.

LE PUEDE INTERESAR: Así es ‘Espacio T’, el mágico lugar donde el teatro ocurre en solo 15 minutos

¿Con qué sueña un artista emergente como Andy Guarro? ¿Cómo te ves en diez años?

Por ejemplo, me encantaría estar en un episodio de ‘El Show de las Estrellas’, recibir la patadita de Jorge Barón. Yo no sé, yo creo que eso sería algo súper loco, no sé cómo describirlo. Para mí la patada de Jorge Barón es una obra irrepetible de la iconografía nacional. Eso, o por lo menos ganarme un Grammy.

¿Cuál es el mensaje para esas personas que dicen que lo que hace Andy Guarro no es arte?

Paro los que dicen que no es arte, les recomiendo que revisen un poquito y que sigan hablando más duro. Entre más hablen y más critiquen, más visitas de Youtube tengo. Y nada, que se den cuenta que esto es redundantemente artístico. Hay Andy para rato.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo