Aceleran reubicación de habitantes del jarillón ante eventual llegada de La Niña

Son más de 7600 las familias que todavía viven sobre el dique y que las autoridades deben reubicar.

Por PUBLIMETRO
“La temporada invernal, que se va a recrudecer, puede afectar el dique, en especial a dos de los siete puntos críticos”, JUAN DIEGO SAA, ASESOR PARA PLAN JARILLÓN DE LA ALCALDÍA DE CALI.

Ante las altas probabilidades de que en el segundo semestre la temporada de lluvias llegue de la mano con el Fenómeno de La Niña, las autoridades de Cali aumentaron los esfuerzos para continuar con la labor de reubicación de las miles de familias que todavía viven sobre el jarillón del río Cauca.

Según explicó Juan Diego Saa, asesor del Plan Jarillón de la Alcaldía de Cali, el aumento de las lluvias marcó la urgencia con la que se deben ejecutar obras de reforzamiento en más tramos del dique. El funcionario indicó que existe una probabilidad del 76% de que La Niña golpee la ciudad.

“De ser así le significarían daños de gran magnitud al jarillón. Es decir que la temporada invernal, que se va a recrudecer, puede afectar el dique, en especial a dos de los siete puntos críticos que fueron identificados por la comisión holandesa que estudió el jarillón en una oportunidad”, explicó Saa, quien aseveró que dichos puntos se encuentran en la zona en la que convergen los sectores Vegas-Venecia.

LE PUEDE INTERESAR: Si se rompe el jarillón, las pérdidas en Cali serían de más de $7 billones

Saa agregó que para poder llevar a cabo las obras de mitigación es necesario reubicar a unas 404 familias que ocupan en este momento la franja Vegas-Venecia del jarillón, con quienes desde enero se iniciaron diálogos para lograr su desalojo.

“El equipo del componente social ha estado en permanente contacto con las personas que allí viven, para que entiendan la urgencia manifiesta que existe de salir de esta zona, dado que son puntos críticos”, reiteró el funcionario.

En el momento, ya son 48 familias del sector Vegas-Venecia las que han aceptado abandonar el jarillón para reasentarse mediante programas de la Alcaldía de Cali, que por otra parte ya ha reubicado 1908 familias que vivían sobre el dique en proyectos de viviendas como Llano Verde, Ramalí y Potrero Grande.

LE PUEDE INTERESAR: 8 decisiones vitales de Armitage en sus primeros 100 días como Alcalde de Cali

La Alcaldía de Cali recalcó que las vidas de 7800 familias, que viven en asentamientos humanos de desarrollo incompleto sobre el jarrillón, se encuentran en riesgo ante una eventual fractura o ruptura del dique.

En caso de una eventual creciente del río Cauca, el jarillón podría colapsar por alguno de los puntos críticos identificados, lo que significaría que miles de viviendas subnormales construidas de manera ilegal sobre la franja que protege Cali serían arrasadas.

Las autoridades han calculado también que por lo menos el 40% de la ciudad se inundaría, afectando directamente a unas 900.000 personas del oriente, nororiente y suroriente de la capital vallecaucana, cuyas viviendas quedarían anegadas.

LEA TAMBIÉN: ¿Es justo el incremento del pasaje del MÍO? Usuarios piden mejoras y más frecuencia

La ruptura del jarillón también afectaría el resto de la parte plana de Cali, un 80% de la ciudad, pues se prevé que dicha zona se quedaría sin agua potable por que el desbordamiento del Cauca destruiría la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales- PTAR, la Planta de Agua Potable PTAP y la estación de bombeo Paso del Comercio de Emcali.

Por todo lo anterior, las autoridades de Cali reiteran constantemente la importancia del Plan Jarillón, un megaproyecto de ciudad que pretende evitar una tragedia social, económica, ambiental y de infraestructura en el que se están invirtiendo $1,1 billones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo