“La bicicleta no es un vehículo de pobres, sino de ciudadanos del mundo”: Duvalier Sánchez

PUBLIMETRO habló con el Asesor para Movilidad en Bicicleta de Cali sobre sus propuestas y la ciudad que quiere dejarle Maurice Armitage a los biciusuarios cuando acabe su Alcaldía.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

Los caleños no esperaron hasta el domingo para comenzar a usar el carril que les habilitaron para circular sobre el Bulevar del Río, el emblemático corredor peatonal ubicado en pleno centro de la ciudad.

Desde el mismo martes, fecha en la que se celebró el Día Mundial de la Bicicleta, los ciclistas se tomaron el carril que había sido construido para que anduviera el MIO, pero que desde hace tres años se encontraba fuera de uso.

La iniciativa es la primera acción adelantada por Duvalier Sánchez, el joven elegido por el alcalde Maurice Armitage para ocupar el cargo de Asesor para la Movilidad en Bicicleta, una nueva dependencia con la que la Administración Municipal se la juega por los ciclistas.

LEA TAMBIÉN: En 2017, estaciones del MIO contarán con las primeras bicicletas públicas de Cali

Duvalier, ¿por qué es importante el tema de la bicicleta en Cali? ¿Cuántos caleños la usan como medio de transporte?

La Administración Municipal ha estado en deuda todos estos años con los ciudadanos, los caleños llevan mucho tiempo pedaleando y las alcaldías anteriores no le han puesto cuidado al tema.  

Acá no hay que incentivar la demanda, pues ya los caleños andan en bicicleta. La última encuesta de Metrocali de diciembre de 2015 arrojó que el 6,6% de los viajes de la ciudad se hacen en bicicleta. Es decir, de los 2’400.000 viajes diarios, 158.000 son en bicicleta. Es un número grandísimo. Y ese ha sido el argumento para crear la Asesoría.

Cali es una ciudad con un clima espectacular, tenemos un gran paisaje y el 95% de la ciudad es plana. Con la bicicleta Cali tiene la oportunidad de evitar las congestiones impresionantes de Bogotá y las dificultades ambientales del aire de Medellín.

Los que viajan en carro deben entender que realmente un ciclista es casi un súper héroe: no contamina, no ocupa espacio, está haciendo salud pública, ayuda a que el aire que todos respiramos sea de mayor calidad. Es un carro menos, una moto menos.

¿Cuáles son los planes del alcalde Armitage desde esta nueva Asesoría? ¿Cuál va a ser tu trabajo durante estos cuatro años?

Tenemos cuatro objetivos: el primero es salvar vidas, porque se están perdiendo muchas por accidentes de tránsito. El segundo es articular las inversiones dentro de la Administración. El tercero es poder abrir la participación a los colectivos y los grupos de ciclistas para que tengan con quién hablar dentro de la Alcaldía. Y el cuarto es incentivar mucho más el uso de la bicicleta, que aumentemos el número de usuarios.

En ese sentido, diseñamos un programa de movilidad en bicicleta que va a quedar en el Plan de Desarrollo. Es un plan ambicioso, que va desde la infraestructura hasta la cultura ciudadana. Los caleños quieren andar en bicicleta, pero necesitan que les demos respuesta en dos vías: el miedo a que los atropellen y el miedo a que los roben. Para eso, una de las soluciones es cicloinfraestructura. Vamos a pasar de 36 kilómetros de ciclorrutas a más de 200 kilómetros, conectados por toda la ciudad; que tú puedas entrar en el norte e ir hasta el sur, que conecte al oriente con el occidente, sin salirte de la ciclorruta.

LE PUEDE INTERESAR: ¿Puede ocurrir en Cali una emergencia ambiental como la que ocurre en Medellín?

Lo segundo es un programa de servicios complementarios, pues el cemento por sí solo no transforma nada. Pero si tú empiezas a generar cultural alrededor del tema, desde los niños, diciéndoles que la bicicleta no es un vehículo de pobres sino de los ciudadanos del mundo que hoy entienden la necesidad de moverse con una forma que no contamine, más responsable y consciente, empezamos a cambiar lo cultural.

Lo otro es que vamos a hacer parqueaderos. Imagínese uno llegando con unas buenas rutas al CALI, donde se pagan los recibos de servicios públicos, y que le toque amarrar la bicicleta al poste o a un árbol. No. Vamos a tener parqueaderos del Municipio en el CAM, en la Plazoleta Jairo Varela y en los parques.

Todo esto va a estar articulado con plataformas digitales que la gente pueda acceder desde el celular. Que pueda ver dónde inician las ciclorrutas, por dónde van, dónde hay parqueadero, dónde hay talleres para despincharse, dónde hay puntos de hidratación. Vamos a utilizar las TIC en esto.

¿Cómo van a hacer para garantizar la seguridad y combatir la delincuencia? ¿Cómo garantizar que esa persona que invierte uno, dos millones en una bicicleta, pueda utilizarla como medio de transporte y no solamente como un vehículo deportivo o recreativo?

En el Plan de Desarrollo quedó claro que tendremos 600 nuevas cámaras de seguridad en los próximos cuatro años. Lo que vamos a hacer es que algunas de esas cámaras serán puestas en puntos neurálgicos para los biciusuarios, donde haya riesgo de robo. Vamos a sentarnos con los grupos de ciclistas para establecer cuáles son estos lugares. Además, vamos a mejorar la iluminación en las ciclorrutas.

También vamos a trabajar con la Policía Metropolitana de Cali para tratar de tener unos cuadrantes que anden por las ciclorrutas en bicicleta, tal como ocurre en Bogotá. Es una manera de acompañar a los usuarios de bicicleta.

VEA TAMBIÉN: Los problemas diarios que enfrentan los caleños que se mueven en bicicleta

La decisión política de formar una Asesoría para la bicicleta ya es un punto a favor para Armitage, pero no solo de buenas acciones se puede vivir. ¿Qué presupuesto hay para todos estos planes en pro de la bicicleta?

Mi labor es gerencia. Es decir, lograr que todos hagan lo que deben hacer en el tema de la cultura bici. En ese orden de ideas, los presupuestos están en cada dependencia. No tengo plata y tampoco la necesito, pues no tengo ingenieros ni técnicos, que sí tienen Infraestructura, Dagma y Metrocali, por ejemplo. Lo que necesitamos es voluntad política que se transfiera en decisión y acción. Estamos integrando presupuestos, pues hacer los 200 kilómetros de ciclorruta nos vale unos $45.000 millones. Eso es lo que tengo que garantizar, que esto se haga y se le dé prioridad. Ir de la par con las obras para vehículos.

¿Cómo van a ser esos 200 kilómetros de ciclorruta? ¿Por dónde irían y cómo serían?

Sí, Cali actualmente tiene 36 kilómetros, pero en definitiva no tiene nada, porque los ciclocarriles existentes con conectan nada con nada. Son interrumpidos y es un impedimento para los biciusuarios. Vamos a diseñar una red que comunique la calle 5, donde ya hay esos tramos, con la Avenida Simón Bolívar y la Ciudad de Cali. Vamos a terminar de conectar la Avenida 3 Norte y también vamos a construir una conexión desde la Estación Universidades del MIO hacia las universidades, para que los estudiantes hagan ese último tramo en bicicleta.

LEA TAMBIÉN: Renunciaron y viajaron: la historia de dos vallunos que van en carro hasta Alaska

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo