¿Para qué servirá la polémica reforma administrativa que propone el alcalde Armitage?

Diversos sectores políticos cercanos a la Administración Municipal han acusado al Concejo de estar pidiendo puestos para aprobar la reforma, versión que niegan desde la Corporación. El debate está sobre la mesa.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS
SOBRE LOS PUESTOS EN LA ALCALDÍA
4000

personas se estima que laboran por prestación de servicios con el Municipio.

“Eso es producto de la imaginación de algunas personas”, dijo EL CONCEJAL CARLOS PINILLA frente a las acusaciones que los tildan de pedir puestos para aprobar reforma administrativa de Armitage.

La polémica que se vive en estos días en el ámbito político de Cali está protagonizada por el trámite que cursa en el Concejo de la ciudad la propuesta de Maurice Armitage de hacer una reforma administrativa en la Alcaldía, para crear más cargos de planta y no por contrato, como actualmente funciona.

La administración Armitage le está solicitando a la Corporación las facultades especiales para adelantar vía decreto dicha reforma a la planta de cargos del Municipio, que tendría un plazo de seis meses para ser ejecutada, indicó la Alcaldía de Cali.

En efecto, la propuesta de la Alcaldía del empresario Armitage se basa en estudios realizados que indican que actualmente el Municipio cuenta con casi 5500 trabajadores, de los cuales cerca de 4000 laboran por prestación de servicios.

Según explicó el Concejo de Cali mediante un comunicado, la propuesta de Armitage es ampliar los contratos directos en las áreas de asistencia, técnica, profesional y de asesores. El único nivel que no aumentaría su número sería el de directivo, que actualmente cuenta con 44 puestos.

LEA TAMBIÉN: Logran ampliar plazo para pagar el billón de pesos que le debe Emcali a la Nación

En el nivel de asistencia, el Municipio espera pasar de 758 cargos fijos a 1358; en el área técnica quieren pasar de 578 a 1150; en cuanto a profesionales esperan tener 2472 en vez de 448 contratados directamente; y proponen pasar de 37 a 57 asesores, según informó el Concejo, corporación donde se estudia la viabilidad de la propuesta.

Según le dijo a El País Nicolás Orejuela, asesor del Alcalde, la reforma plantea atender las necesidades administrativas con personal de planta, en vez de contratistas, lo que mejoraría los procesos.

Esta semana, los titulares de Hacienda, Planeación y la Secretaría General de la Alcaldía, defendieron ante el Concejo la propuesta de Armitage, argumentando que la misma mejorará la eficacia en los procesos y en la atención al ciudadano.

Juan Fernando Reyes Kuri, secretario General, aseguró que la reforma administrativa no dará paso a una masacre laboral, una de las críticas que han surgido desde sectores políticos de la ciudad y del Concejo.

VEA: Así es Ciudad Paraíso, el proyecto de renovación urbana más importante de Cali

“La idea no es dejar gente por fuera de la Administración Municipal, es bueno precisar que no saldrá un solo trabajador si se nos dan las facultades y lo de menos es la cantidad de cargos que se crearán”, precisó el funcionario.

Reyes Kuri añadió que la creación de cargos no es lo esencial de la reforma, sino cambiar la estructura para ser modernos y responderles a los ciudadanos.

León Darío Espinosa Restrepo, director de Planeación, hizo un planteamiento técnico de la reforma. “Se busca fortalecer dependencias como Dagma, que desde el año 2001 quedó desmantelada y sin soporte funcional. Igual sucede con Salud y Desarrollo Territorial”, manifestó.

La directora de Hacienda, María Virginia Jordán, anunció que si bien se tiene un estimado presupuestal de $9.000 millones para los nuevos cargos, “eso no es posible establecerlo sino hasta el momento de tener la reforma”.

OTRAS NOTICIAS: Al menos seis escombreras ilegales ‘inundan’ el oriente de Cali

Pese a que la propuesta ya está en debate, la polémica se ha zanjado en el Concejo de la mano de varios cuestionamientos que surgen por parte de los ediles municipales. Clementina Vélez sostuvo que, según los planteamientos de la Administración Municipal, no se puede hablar de reforma administrativa sino de la creación de unos cargos puntuales.

Durante la discusión también ha surgido el cuestionamiento que el Municipio no tuvo en cuenta el hecho de que Cali se convertirá en Distrito Especial Cultural y Deportivo. La advertencia la hizo el concejal Fernando Alberto Tamayo Ovalle, quien consideró que pese a las bondades de la reforma administrativa y el fortalecimiento de algunas dependencias, la planta global del territorio cambiará.

“Ediles, jefes de los CALI y otras dependencias, tendrán que responder a esos cambios de Municipio a Distrito. Ya no hablaremos de comunas sino de localidades, posiblemente de alcaldes menores en lugar de jefes de CALI, por ejemplo”, indicó Tamayo.

QUIZÁ QUIERA LEER: ‘Mi Cali Soñada’, la iniciativa con la que Armitage quiere recuperar la cultura ciudadana

Desde sectores cercanos a la Administración Municipal se ha sugerido que en el Concejo se ha emprendido una suerte de ‘plan tortuga’ contra la reforma administrativa, supuestamente llevado a cabo como manera de presionar para que Armitage acceda a dar cargos para que los repartan los ediles.

Dicha versión fue desvirtuada por el presidente del Concejo, Carlos Pinilla Malo, quien dijo en entrevista en Blu Radio que sí se están asistiendo a los debates y que no es que vaya lento el proceso sino que es función de la Corporación “preguntar para qué será y cómo se beneficiará el Municipio”.

“Eso es producto de la imaginación de algunas personas. Las preguntas que se hacen desde la Corporación son cómo se va a hacer la reforma y cuánto tiempo nos va a tomar. El Concejo no puede quedar como un convidado de piedra, por eso le haremos seguimiento efectivo a esto”, dijo Pinilla Malo, negando las acusaciones.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo