Arranca campaña para combatir el exceso de ruido en las zonas de rumba de Cali

Con pedagogía, la Alcaldía de Cali espera combatir los excesos de ruido en los barrios donde se desarrolla la actividad nocturna en la capital del Valle del Cauca. Entregarán material eductivo pero también harán control a infractores.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS
SOBRE LAS QUEJAS
1140

quejas por exceso de ruido recibió el Dagma durante 2015. Con campañas como ‘Cali Vive la Noche’ esperan reducir las molestias entre los vecinos de los establecimientos nocturnos.

Esto es un trabajo articulado, focalizando esfuerzos para garantizar que la actividad nocturna se desarrolle de manera segura y sin afectar a los vecinos”. CORONEL NELSON RINCÓN, SECRETARIO DE TRÁNSITO DE CALI.

Con presencia de agentes de tránsito, policías y funcionarios del Dagma en el sector de la carrera 66, en el sur de Cali, inicia este jueves la campaña ‘Cali Vive la Noche’, mediante la cual la Alcaldía pretende impulsar el civismo y combatir las constantes quejas por exceso de ruido en las zonas de rumba de la capital del Valle del Cauca.

Según explicó Janeth Alegría, coordinadora del Grupo de Vigilancia y Control del Dagma, la campaña se llevará a cabo en cuatro zonas claves para lograr la reducción del ruido en las noches de Cali: Granada, Juanambú, el Parque del Perro y la carrera 66.

“Cali es una ciudad que está por encima de los niveles normativos de contaminación auditiva. Por ello, realizaremos mediciones a los establecimientos de comercio, a los que durante esta fase se les realizará por parte de la autoridad ambiental las recomendaciones necesarias para que hagan las adecuaciones necesarias para mitigar el ruido”, explicó Alegría.

Samir Jalil, subsecretario de Convivencia de la Alcaldía de Cali, agregó que “hay que dejar trabajar, pero también hay que dejar vivir. No vamos a entrar dando ‘garrote’ sino creyendo primero en el dueño del establecimiento”.

LE PUEDE INTERESAR: Con tutela ordenan a la Alcaldía sancionar a 14 establecimientos nocturnos de Cali

Es por ello que la campaña tiene un fuerte componente cívico, que prevalece sobre la parte sancionatoria. A la par que se realizan las mediciones de ruido, tanto en el ambiente como en los establecimientos, funcionarios de la Alcaldía de Cali repartirán material informativo y educativo sobre las normas cívicas para evitar la contaminación auditiva.

Los operativos pedagógicos estarán acompañados por uniformados de la Policía Metropolitana de Cali, quienes garantizarán el orden público y estarán controlando el consumo de licor en el espacio público, además de agentes de la Secretaría de Tránsito, que velarán por la movilidad y el correcto estacionamiento en las zonas.

“Esto es un trabajo articulado, focalizando esfuerzos para garantizar que la actividad nocturna se desarrolle de manera segura y sin afectar a los vecinos. Por parte de Tránsito, hemos dispuesto cuatro grupos operativos, cada uno con grúas y agentes con equipos técnicos, para efectuar control a la salida de los establecimientos”, indicó el coronel Nelson Rincón, secretario de Tránsito de Cali.

LE PUEDE INTERESAR: Suspenden fotomultas móviles que ‘pillaban’ a los mal parqueados en Cali

“Nos estaremos reuniendo cada ocho días para afinar detalles de cómo avanza la campaña. Es decir, revisaremos las estrategias y los resultados. Después, se definirá cómo se sigue ejecutando mensualmente”, sostuvo Alegría.

Durante las semanas siguientes, la campaña ‘Cali Vive la Noche’ se realizará en el norte; sobre las avenidas 8N y 9N entre calles 9 y 15, en el oeste; entre las calles 2A Oeste y 3 Oeste, entre las carreras 1 y 4, y en el centro-sur; sobre la carrera 34 entre calles 3 y 3 Oeste.

El tema del exceso de ruido por parte de la ciudadanía y de algunos establecimientos nocturnos en sectores cuyo uso del suelo es mixto ha sido constante. De hecho, según el Dagma, en el 2015 se recibieron 1140 quejas por contaminación auditiva, cifra que representa el 85% del total de denuncias de impacto ambiental interpuestas en la ciudad.

QUIZÁ QUIERA LEER: ¿Es justo el incremento del pasaje del MÍO? Usuarios piden mejoras y más frecuencia

Ante esto, las autoridades municipales han realizado diversos controles para atender el tema. Solo el año pasado se llevaron a cabo 610 operativos de control de ruido, que dieron como resultado 63 medidas preventivas, diez multas y un cierre preventivo de establecimiento.

Pero pese a las acciones de la Administración Municipal, que incluso reportó una reducción del 27% en los casos de quejas por ruido, los vecinos de sectores como Granada, El Limonar, El Peñón, San Fernando y Juanambú se siguen viendo afectados. Por ello, la nueva estrategia es de corte cívico antes que policivo.

Cabe recordar que esta semana se conoció que un juez le ordenó a la Alcaldía de Cali, mediante un fallo de primera instancia, sancionar a 14 establecimientos nocturnos que por sus excesos sonoros estarían atentando contra los derechos a la salud, vida digna, intimidad y medio ambiente sano del niño Juan Martín García y la adulta mayor Beatriz Villalobos, habitantes de Juanambú.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo