Cinco canciones que lo harán sentir orgulloso de ser caleño

Cali no es solo ‘Cali pachanguero’. Le mostramos otros temas que hablan de las bondades de la capital del Valle del Cauca.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

Son decenas las canciones que artistas de todos los géneros le han dedicado a Cali, a su rumba, a sus lugares emblemáticos y la belleza de sus mujeres.

Pero, pese a que el listado podría ser interminable, estas cinco canciones que seleccionó Publimetro son las más recordadas y las que más calaron en la identidad de los habitantes de la capital del Valle del Cauca.

‘Cali pachanguero’

El himno no oficial de Cali. Donde sea que suene, aparecerá un caleño y saldrá a bailar a la pista. Apareció por primera vez en 1984, en el álbum No hay quinto malo del Grupo Niche, bajo la batuta de Jairo Varela y en la voz de ‘Moncho’ Santana. Tiene varios versos que se han vuelto emblemáticos en la ciudad, como “que todo el mundo te cante” o “Cali, luz de un nuevo cielo”.

‘Las caleñas son como las flores’

Mítica canción de The Latin Brothers e interpretada por Edulfamíd Molina Díaz, mejor conocido como ‘Piper Pimienta’, quien en 1974 le cantó a la belleza de las caleñas y plasmó uno de los dichos más conocidos sobre Cali: “Cali es Cali, lo demás es loma”.

‘Amparo Arrebato’

Amparo Ramos Correa, mejor conocida como ‘Amparo Arrebato’, fue una de las primeras grandes bailarinas de salsa que hubo en Cali, a finales de los sesenta. Para esa época, Richie Ray y Bobby Cruz vinieron a la ciudad y la vieron bailar en Juanchito. Al año siguiente, en 1969, para la Feria de Cali, llegaron con el disco Agúzate donde estaba la canción en honor a la bailarina y a la rumba de Cali.

‘Las caleñas’

Esta cumbia es otra de las canciones dedicadas a la belleza de la mujer caleña. Interpretada por el venezolano Pastor López por primera vez en 1979 en su álbum El indio Pastor, es uno de los temas infaltables cada diciembre en Cali y sus fiestas de la Feria.

‘Oiga, mire, vea’

“Si huele a caña, tabaco y brea, usted está en Cali, ay, mire, vea”. Así empieza esta emblemática canción de la Orquesta Guayacán, del álbum Sentimental de punta a punta de 1990. Quizá es la canción que mejor define lo que es la Feria de Cali y la rumba en la ciudad durante esa época. También habla de la belleza de las caleñas y de sitios emblemáticos de la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo