Crisis en TransMilenio: las presiones de la pandemia sobre el sistema

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Sin pasajeros. La reducción de pasajeros por la cuarentena ha causado caídas fuertes en los ingresos económicos.

Sin capacidad. Aún así, la capacidad estaría siendo insuficiente para atender el flujo de la economía en el transporte de Bogotá.

¿Respuesta en dos ruedas? Con la crisis en TransMilenio causada por el coronavirus, la Alcaldía buscaría reforzar la movilidad en bicicleta.

Uno de los eslabones más débiles de la pandemia del coronavirus en Bogotá es el sistema de transporte público. En medio de la pandemia del coronavirus, el Sitp y TransMilenio estaría bordeando peligrosamente la capacidad máxima para garantizar la seguridad de sus ocupantes. La situación ha llegado al punto de que la alcaldesa Claudia López advirtió una crisis en TransMilenio que llevaría a su cierre temporal.

Según la mandataria, el sistema debe cerrar en el momento en el que los pasajeros movilizados superen el 35% de la capacidad total para poder mantener la seguridad del sistema y cumplir con las normas exigidas por el Gobierno nacional. Según los datos del sistema, el Sitp Zonal completa un 34% de su capacidad en horas pico, mientras que el sistema troncal de TransMilenio lo hace en un 20,8%. En total, el sistema tiene 25,8% de ocupación.

Así, con solo unos pocos usuarios más en los buses azules en hora pico, la capacidad máxima "segura" se rompería. "Este paso implicaría el cierre de todo el sistema de transporte masivo de Bogotá", adviritó López, debido al riesgo de contagio que se convertirían los buses en sobrecupo.

Sin pasajes no hay plata

Aún así, otro elemento crítico es que, a pesar de que solo se pueda subir el 35% de los pasajeros a cada bus, los costos son iguales. El pago de TransMilenio a los operadores por el servicio no se realiza por pasajero, sino por kilómetro recorrido. Esto permitió suspender la llamada "guerra del centavo" que agobiaba al transporte público tradicional de Bogotá, pero ante la crisis de la pandemia, TransMilenio e, indirectamente, la adminsitración distrital, están teniendo serios problemas.

Según un documento de la subdirección financiera del sistema divulgado por el concejal Rolando González, el dinero no alcanza. Debido a que en el momento la flota del sistema opera al 100%, el costo de transportar cada pasajero se ha multiplicado hasta por cinco. "Con la reducción de la capacidad del sistema al 35%, el costo por movilizar un pasajero, está entre los $10.000 y $12.600, cuando habitualmente está entre $2.600 y $2900″, aseguró González.

Según el concejal, los recursos recibidos por recaudo de pasajeros solo permitirían operar hasta agosto. Cada semana, el sistema estaría perdiendo más de $30.000 millones, por lo que pidió un auxilio urgente de la Alcaldía de Bogotá. El cabildante consideró que se necesitarían unos 600.000 millones de pesos para asegurar que la crisis en TransMilenio no motivara la quiebra del sistema.

Múltiples respuestas

Para solucionar la crisis en TransMilenio, la alcaldesa Claudia López aseguró que los recursos necesarios para sostener el sistema podrían cubrirse mediante préstamos de la Nación. "Hemos hablado con el Gobierno nacional para que cofinancie la operación de TransMilenio: opera al 100% y recauda al 35%", afirmó la alcaldesa. Añadió que estos cupos de endeudamiento ya han sido aprobados por el Ministerio de Hacienda.

La capacidad está siendo afrontada mediante protocolos más estrictos en las entradas de las estaciones. Además, los buses zonales cuentan con letreros que indican que han superado el cupo máximo, y los usuarios de la aplicación TransMiApp reciben un mensaje avisando que el bus que esperan ya supera este cupo.

Aún así, estas son soluciones temporales. Otras alternativas como el aumento de usuarios de bicicleta (ver recuadro) y la no reimplantación del pico y placa en la ciudad también han ayudado. Pero la principal sugerencia ha sido tratar de mantenerse en casa y ajustar horarios en sectores habilitados. "Es una medida tan importante como lavarse las manos, usar tapabocas o mantener el metro de distancia con las demás personas", afirmó la mandataria.


¿Las ciclorrutas temporales, la solución?

Ante la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus, en Bogotá se habilitaron 80 km de ciclovías en las principales vías de la ciudad. Esto, con el fin de movilizar de una manera más segura a las personas que usan la bicicleta y están dentro de las excepciones decretadas por el Gobierno.  La idea es que muchas de estas vías sean permanentes.

Por lo anterior, a partir de esta y durante las próximas tres semanas, la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV) adecuará los carriles habilitados en la Avenida Carrera Séptima, entre las calles 106 y la calle 22 Sur, y en la Calle 13, entre las carreras 135 y 100. Los trabajos se realizarán de 9:00 p.m. a 5:00 a.m.

De acuerdo con la Administración Distrital, estos carriles exclusivos beneficiarán a las personas que están utilizando la bicicleta como medio alternativo y ayudarán a descongestionar el sistema de transporte masivo de TransMilenio, manteniendo su ocupación en un 35%.


La cifra

34%

La ocupación del Sitp Zonal en horas pico, según TransMilenio.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Siga a Publimetro en Google News. 

También le puede interesar

Ciclovías temporales, una de las apuestas para descongestionar TransMilenio

Durante las próximas semanas serán intervenidos los ciclocarriles de la carrera Séptima, carrera 9 y calle 13.

Loading...
Revisa el siguiente artículo