logo
Bogotá
 /
Bogotá 22/05/2019

Los líos que tienen en veremos el TransMilenio por la Séptima

El proyecto agoniza tras un fallo que suspende de nuevo la licitación. Peñalosa rechazó la medida con duras palabras al juez

Por : Ginna R. Sánchez/ Juan Reyes

TransMilenio por la Séptima pasa por su momento más crítico. Y no es para menos, dado que las más recientes decisiones de la justicia dan pie a la incertidumbre sobre su futuro.

Cabe recordar que en días pasados el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU)  suspendió provisionalmente la licitación de la megaobra, luego de que la Procuraduría General de la Nación le pidió a la Alcaldía frenar el proceso “ante la falta de certidumbre sobre la armonización de los estudios y diseños de la troncal de TransMilenio por la Carrera Séptima, con las obras a ejecutar del plan parcial El Pedregal”.

El mismo día que el IDU se pronunció sobre las inquietudes del Ministerio Público,  el Juzgado Administrativo 49 de Bogotá también ordenó la suspensión de la adjudicación de la licitación de la troncal, prevista para el pasado 2 de mayo.  Con esta decisión, la justicia respondió a una acción popular interpuesta por los habitantes del Edificio Altos de la Cabrera, propiedad horizontal ubicada en la Avenida Circunvalar con calle 84.  En la acción, los demandantes alegan la construcción de dos puentes vehiculares y el posible riesgo que podrían correr la edificación con el desarrollo de la troncal.

En las últimas horas,  el juez 49 administrativo de Bogotá ratificó una vez más la decisión de suspender la adjudicación de TransMilenio por la Séptima.

Según el Juez, “no se cuenta con los debidos y completos estudios del suelo y geotecnia para la construcción de los dos puentes que se van a construir sobre la calle 85”. 

En su pronunciamiento también pidió realizar una valoración del impacto de la obra sobre los bienes aledaños,  “en especial si se hizo un estudio sobre los eventuales riesgos que se pudieran llegar a presentar sobre la propiedad horizontal Altos de la Cabrera”.

No obstante, esta decisión se mantendrá hasta tanto el IDU no realice las modificaciones técnicas y económicas del proyecto o hasta que se profiera una sentencia de fondo.

Los líos que tienen en veremos el TransMilenio por la Séptima

Cuando se reveló el fallo, se conocieron argumentos ampliamente polémicos. Por ejemplo, el juez habría realizado mediciones para determinar el ancho de paramento suficiente para permitir la construcción en el tramo de la calle 84 mediante Google Earth. Este ancho debe ser de 28 metros, pero en el sector solo es de 17 metros. Así mismo, el andén que se propone construir solo tiene 60 centímetros de anchura.

Estas decisiones causaron gran indignación al alcalde, que rechazó en una dura rueda de prensa el freno a uno de sus proyectos estrella. Además, el apoyo a las pretensiones de un edificio de estrato 6 fue ampliamente criticado por Peñalosa, que lo puso en un lenguaje curiosamente cercano al de lucha de clases y populismo.

“Aquí no importa que un alcalde haya sido elegido por los ciudadanos, que un Concejo haya aprobado la obra, no importa que los estudios y diseños se hayan hecho por dos de las firmas más importantes de ingeniería y diseño que hay en Colombia, no importa que se hayan invertido 29.000 millones de pesos en estos estudios… Aquí lo que importa es lo que piensa un juez que frena este proyecto crucial para la movilidad de la ciudad y sin ningún sustento técnico ni legal”, recalcó el mandatario.

Peñalosa insistió en temas técnicos como el costo de los predios ya adquiridos para la obra y las demandas de los oferentes. Según el burgomaestre, los bogotanos perderían 500.000 millones de pesos, suficiente para construir 25 colegios. Los procesos de compra de predios que ya iniciaron se mantendrán, pero no se podrán adelantar nuevos procesos.

La última opción que le queda a la Alcaldía es apelar el fallo judicial en los próximos cinco días, por lo que el futuro de TransMilenio por la Séptima pasaría a manos de Tribunal Administrativo. “Nosotros acudiremos a todas las instancias que nos permite la Constitución, porque debe prevalecer el interés general. El uso de la justicia con fines políticos está afectando el interés general de la ciudadanía”, aseguró Peñalosa.

Un proyecto lleno de traspiés

Además de la de Altos de la Cabrera, contra la troncal Séptima se han interpuesto cinco demandas.

Según el IDU, de esas, dos ya fueron rechazadas (una de los senadores Lara, Barguil y Angélica Lozano; y otra de María Fernanda Rojas); mientras que en el caso de las otras tres, los jueces negaron las medidas cautelares, porque no se evidenciaron riesgos inminentes ni violación a los derechos de los ciudadanos.

Pese a ello, la concejal Rojas manifestó a este medio que la acción que presentó  “aún no ha muerto”,  porque  luego de que la demanda fue rechazada, presentó su argumento en coadyuvancia con la acción que desplegó el comité ciudadano Defendamos la Séptima, y que aún está en curso. La tesis de la cabildante plantea que el proyecto de TransMilenio por la Séptima “está violando la Ley de Patrimonio”.