Video: sacerdote de la Iglesia del 20 de Julio habría confesado que violó a un niño

El padre que oficia en la Iglesia del 20 de Julio, uno de los principales templos de Bogotá, habría aceptado en diálogo con su víctima el abuso.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Un caso de violación en la Iglesia del 20 de Julio, una de las más importantes de Bogotá, sacudió al país. La víctima asegura que la situación se presentó hace por lo menos 35 años. La víctima aseguró que un sacerdote conocido como Gustavo Eliécer García Salesman lo había abusado sexualmente al menos en 20 oportunidades.

Un video divulgado por el diario El Tiempo revela una conversación entre Eliécer García Salesman y la víctima, identificado por el medio como Andrés. La víctima y uno de sus hermanos habían sido "reclutados" por el sacerdote para ayudarlo en la parroquia en 1983. Allí, durante seis meses colaboraron en labores como arreglo de libros, almanaques y ventas.

Durante cerca de 10 años, Andrés fue víctima de todo tipo de abusos. El niño fue acariciado, primero, en las piernas. Luego en los brazos, la espalda y finalmente, el sacerdote lo acarició en sus partes íntimas.

"Yo nunca supe lo que pasaba –asegura Andrés-; estaba muy pequeño y no entendía. Un día me llevó a su habitación y ya ahí sí cometió el abuso. Me bajó la pantaloneta, me acarició e hizo lo que hizo", narra.

El joven asegura que, durante este período, el párroco de la iglesia del 20 de Julio lo trató casi como una pareja sentimental. Solo se pudo alejar cuando prestó servicio militar. "Que yo haya sido como el novio de ese señor, me tuvo durante toda mi niñez y yo nunca hablé de esto”, aseguró.

En 2012, logró finalmente confrontar al párroco de la iglesia del 20 de Julio. El sacerdote Salesman aceptó en video que en una oportunidad tuvo relaciones sexuales con él. Con esta cinta fue a la Fiscalía, que le dijo que no podía hacer nada. La Conferencia Episcopal Colombiana le habría ofrecido, según El Tiempo, 50 millones de pesos a cambio de su silencio.

La víctima reaccionó amargamente a lo sucedido con Eliécer Salesman. "Cuando lo confronté, me respondió que si él fuera malo ya estaría en la cárcel, por eso me parece un descarado y peor aún la Iglesia que lo defiende", aseguró Andrés. En la actualidad, vive en Tunja junto con su esposa e hijos.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo