La escultura que volvió a ser vandalizada en Bogotá luego de su revitalización

$73 millones y dos meses de trabajo fue el costo de la recuperación.

Por PUBLIMETRO COLOMBIA

La escultura Longos, ubicada en el separador de la Calle 26 con Carrera 50 volvió a ser centro de ataques con rayones, luego de que en diciembre la Alcaldía de Bogotá efectuara su recuperación.

“Tenemos que estar todos los bogotanos y visitantes de la ciudad indignados por lo que ha sucedido con la obra Longos del maestro Hugo Zapata (…) es verdaderamente indignante que una sola persona dañe el patrimonio de ocho millones de habitantes”, señaló el director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (Idpc), Mauricio Uribe, tras resaltar que actualmente se evalúan los daños de la escultura.

La Administración Distrital hace un llamado a la ciudadanía a respetar el patrimonio cultural e insta a los ciudadanos a convertirse en guardianes de las obras de arte en espacio público.

“El año pasado la restauramos como parte de otros monumentos en la ciudad y tuvo un valor de $73 millones y más de dos meses de trabajo, estaba en muy mal estado. Hoy a los cuatro meses nos toca volver a intervenirla, con recursos de los bolsillos de los ciudadanos”, añadió Uribe.

La escultura que volvió a ser vandalizada en Bogotá luego de su revitalización

Ante este nuevo acto vandálico, la Brigada de Atención a Monumentos (BAM) del Idpc inició el lunes pasado la intervención. Este proceso de recuperación incluye: limpieza de una de las caras para eliminar los rayones vandálicos con solventes químicos, lavado de la superficie para eliminar residuos de solventes, protección del metal, secado y aplicación de la capa pictórica

Durante la intervención, el Instituto adelantará una jornada pedagógica de reconocimiento y apropiación, con el fin de articular estrategias para la protección de este y otros monumentos, consolidando el diálogo Patrimonio Grafiti que se ha venido dando en el marco de la Mesa Distrital de Arte Urbano.

Su historia

La escultura fue instalada en la ciudad en 1994, en el separador de la Avenida Calle 26 con carrera 50.

“Esta es una obra de arte en el museo vial de la Avenida Calle 26, es la entrada y salida de Bogotá, es una obra de arte en el espacio público que nos pertenece a todos”, expresó el director del Idpc, Mauricio Uribe.

Con Longos, el autor recreó la cordillera occidental que se hunde en el Pacífico, formando tres pirámides alargadas con láminas de hierro. Igualmente, al posar las estructuras sobre una base a ras de piso, el artista da un efecto óptico, haciendo una referencia directa a las montañas y a los minerales que componen la tierra.

¿Cómo es el trabajo?

El Idpc cuenta con un equipo humano llamado Brigada de Atención a Monumentos (BAM), que se encarga de hacer limpieza y mantenimiento de los Bienes Muebles de la Ciudad, un día de intervención representa aproximadamente entre 1.500.000 y 1.800.000 pesos, contemplando personal y materiales, que pueden variar dependiendo del estado en que se encuentre la pieza y de los días que requiera para su limpieza.

En esta Administración, se han intervenido alrededor de 180  monumentos en diferentes puntos de la Ciudad, con un costo aproximado de $3000 millones de pesos.

También existe el programa, Adopta un Monumento, es una estrategia de articulación entre el sector público y el privado que busca fomentar, desde el ámbito de la responsabilidad social empresarial, la activación de procesos de apropiación, recuperación y mantenimiento de monumentos, esculturas y objetos de valor patrimonial ubicados en el espacio público de Bogotá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo