"Me siento orgulloso de haber iniciado el proceso de la lucha contra la pobreza": Lucho Garzón

El exalcalde de Bogotá se encuentra recogiendo firmas por el movimiento En Marcha para volver al Palacio de Liévano.

Por Ginna R. Sánchez

Tan solo por nombrar algunos de los cargos que ha ejercido a lo largo de su carrera política: Lucho Garzón fue alcalde de Bogotá entre 2004 -2007,  su gestión tuvo como bandera programas sociales como ‘Bogotá sin indiferencia’ y ‘Bogotá sin hambre’; en 2009 se retiró del Polo Democrático  y ese mismo año, junto con Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, se unió al hasta entonces pequeño Partido Verde con miras a las elecciones del 2010; luego de la derrota de Mockus en la segunda vuelta, Garzón asumió la vocería y presidencia del Partido Verde en agosto de 2010.

En 2012 entró al gabinete de Santos como Alto Consejero para el Diálogo Social, cargo que dejó a comienzos de 2014; sin embargo, después de la reelección de Santos, fue nombrado Ministro de Trabajo; cargo que dejó en abril del 2016.

Ahora se encuentra con miras en trabajar nuevamente en el gobierno de la capital.

¿Por qué quiere volver a la Alcaldía?

Me siento orgulloso de haber iniciado el proceso de la lucha contra la pobreza: en ‘Bogotá sin hambre’, la educación pública y todo lo que significó la atención primaria en salud.  El hecho de que estos temas hoy no sean parte de la agenda,  me parece importante reivindicarlos.

Yo pienso que Bogotá, en el 2020, va a quedar con mucho andamio, mucha construcción, con posibilidades de que haya dificultades de diseño y financiación, por eso necesita a alguien con la capacidad de convocar, de no mirar con odio al uno o al otro. En ese sentido, me parece que en la ciudad se necesita un gobierno amable, sacando lo mejor de todos nosotros y reconociendo que nadie es ‘Adán’ ni ‘Adana’, sino que todo es un ejercicio de políticas públicas.

¿Cuál es su lema de campaña?

Ahora, el lema de mi campaña es ‘Lucho en marcha por Bogotá’, pero en general ya no será ‘Bogotá sin hambre’, sino ‘Bogotá sin diesel’, en el tema de la movilidad; y el otro lema será  ‘sin sapos’, esto quiere decir que no estoy de acuerdo con los cooperantes, porque no creo que haya que pagarle a la gente para que denuncie, la gente denuncia por su propia voluntad.

Ya que lo menciona, ¿cómo dejar el diesel y potenciar la movilidad eléctrica?

Hay que minimizar los efectos negativos que tiene ese tipo de combustible y al mismo tiempo trabajar para que de aquí en adelante haya cero diesel y mucha movilidad eléctrica.

¿Cuáles son los temas que urgen en la ciudad?

Hay que sacar cinco temas rápido:  primero la seguridad, donde se respete el derecho por encima de la represión, porque la libertad no se puede perder; segundo, el tema medioambiental con los elementos propios del río Bogotá, el relleno Doña Juana y todo el tema del aire; tercero, el tema de movilidad con todo lo relacionado con el metro, las troncales de TransMilenio y las ciclorrutas;  también las finanzas públicas; y por último la empleabilidad y educación superior.

¿Cómo potenciar el empleo en la ciudad?

Primero confianza, porque si va a seguir esta tensión y el ambiente es de polarización, pues el ambiente de inversión es mínimo; segundo, yo creo que hay un ambiente para facilitar que a las empresas creativas se les bajen los impuestos siempre y cuando generen empleo; y tercero, los temas que tienen que ver con formalización.

¿Qué hacer con el relleno Doña Juana?

Yo habilité por 15 años el relleno Doña Juana, ahora están diciendo que vaya hasta el 2060, vamos a discutir qué efectos tiene con la comunidad esa propuesta de Enrique Peñalosa.   Vamos a hablar y trabajar con la gente.

Así como la inversión social fue uno de los puntos más sobresalientes de su pasada Administración, muchos dicen que quedó un sinsabor en la movilidad, ¿qué decir frente a esto?, ¿y cuál es su propuesta en movilidad?

Absolutamente cierto en términos que tapé los huecos del alma. Es decir,  los huecos que tienen que ver con el hambre, con atención primaria en salud y educación.

Ahora, el tema es calidad del transporte, del aire. Si tenemos un buen transporte masivo es evidente que podemos luchar con mucha más eficiencia contra el carro privado.

¿Metro elevado o metro subterráneo?

Yo tengo los dos estudios y me parecen bien, pero si el metro elevado queda contratado, no hay nada que hacer, no voy a ponerme a reversar una decisión de esas.  Y si se reversa el metro elevado, en relación al subterráneo, toca mirar los costos después de la inversión que se ha hecho.

Sin embargo, yo digo que ese metro que hay (elevado) son diez centímetros, y lo que necesita Bogotá es un metro de verdad, de 100 centímetros.

¿Qué propone para el pico y placa?

Hay que parar esa trampa que le hacen al pico y placa con el doble carro; tampoco se debe castigar a  la gente que tiene el vehículo para trabajar, para eso hay que hacer censo sobre la gente que tiene el vehículo como mecanismo de trabajo, empezando por la moto; y por último yo si comparto el pico y placa todo el día, sábado y domingo no, porque ese el punto de encuentro de la familia.

¿Y pico y placa para motos?

Es muy grave afectar a los motociclistas, porque son gente que tiene que salir y laborar. Si no tuviéramos a los motociclistas qué haríamos hoy en Bogotá con un transporte masivo con tanta dificultad. No voy a hacer un bloque de búsqueda contra los motociclistas ¡no voy a hacerlo!

¿Cuál ha sido el mayor acierto de la Administración Peñalosa?

Los parques.  Mantener los parques y las 100 canchas sintéticas, que tienen un efecto positivo, porque es valido eso de que es preferible una cancha sintética a una estación de Policía, ya que los jóvenes tienen la posibilidad  en esos espacios de actuar y preservar el ambiente de su localidad.

¿Continuaría con el proyecto de las canchas sintéticas en los parques de la ciudad?

No lo dudo. Me parece que ha sido una audacia y una posibilidad enorme.

¿Cuál cree ha sido el mayor desacierto del actual gobierno de la ciudad?

Su arrogancia, sobradez y prepotencia. Hablar con la gente es fundamental.  La arrogancia es parte de su personalidad (Peñalosa), y no la comparto, porque muchos problemas se hubieran podido resolver o aclarar.

Por último, la condena de 39 años impuesta a Samuel Moreno por el ‘carrusel de la contratación’, no fue un buen inicio para su campaña. En la sentencia, el juez ordenó compulsar copias para que se le investigue a usted por la firma del contrato 137 -reparación de la malla vial-  durante su administración. ¿Cómo lo toma?

En su momento, no me abrieron investigación disciplinaria porque me acompañaron siete procuradores delegados y el procurador general, y firmaron que todo estaba bien; fui a la Fiscalía en febrero 11 del 2011 a interrogatorio y nunca me volvieron a llamar, porque debieron haber considerado que no había mérito (…) Estoy exonerado y ahora compulsan copias para reabrirla, y está perfecto, porque los funcionarios públicos tenemos que poner la cara permanentemente, para eso está uno.

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo