El Bogotazo: "No se podía ni caminar por la cantidad de muertos", Jorge Buenaventura

PUBLIMETRO recoge cuatro relatos de personas que vivieron el 9 de abril de 1948 y aún viven para contarlo. Una de ellos fue Jorge Buenaventura, quien quedó toda la noche encerrado debido al levantamiento del pueblo

Por Ginna Sánchez

Ese 9 de abril yo estaba estudiando en el colegio Los Salesianos. Justamente ese día teníamos práctica deportiva. asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

Yo pertenecía al grupo de fútbol, entonces salí con varios compañeros a un partido contra otro colegio, que se iba a realizar el en barrio 20 de Julio, donde había unas canchas. Así que cogimos el tranvía, como a las 12:30 del mediodía. asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

Recuerdo que el tranvía subía por toda la Décima hasta la Plaza de Bolívar. Allí, justamente, las personas empezaron a llegar diciendo que habían matado Jorge Eliécer Gaitán, después con las versiones se supo que le habían pegado unos tiros frente a su oficina. Toda la gente traía al asesino por la calle arrastrándolo. La cuestión es que había mucha confusión. asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

Había mucho bullicio, las personas estaban volcando carros, incendiando casas; y mientras nosotros estábamos en el tranvía, vimos que el tranvía que estaba delante de nosotros, lo volcaron. asesinato de Jorge Eliécer Gaitán

Luego, empezaron a acercarse al tranvía en el que estábamos nosotros; entonces decidimos bajarnos. Efectivamente lo incendiaron. ¡No hallábamos por dónde meternos, porque era algo terrible! asesinato de Jorge Eliécer Gaitán


"Toda la gente traía al asesino por la calle arrastrándolo. La cuestión es que había mucha confusión"


Estando en la mitad de la cuadra vimos una especie de restaurante-hotel que estaba abierto, así que nos metimos ahí. El dueño del lugar nos dejó meternos y nos subió al segundo piso. Como éramos tan solo unos ‘pelados’, no sabíamos qué hacer, llorábamos angustiados. Intempestivamente uno no sabe lo que le va a pasar.

Fue imposible salir, entonces nos tocó quedarnos ahí toda la noche. Cuando mirábamos al cielo lo veíamos rojo, de todos los incendios que había. Solo se escuchaban tiros.

Así paso la noche hasta que al otro día logramos salir como a las 8:00 a.m., como sería la cosa que no se podía ni caminar por la cantidad de muertos y de casas incendiadas.

Posteriormente logré llegar hasta la carrera 22 con calle Séptima, donde yo quedaba mi casa. La alegría de la gente cuando me vio regresar fue impresionante, porque toda la familia estaba buscándome angustiada. No sabían ni dónde estaba .En ese momento sentí que volví a vivir, porque fue algo tremendo.

Yo creo que si no lo hubieran matado a Gaitán la cosa tal vez todo sería diferente, porque él era un líder de la gente. hubiera sido un gran presidente.

Más sobre el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo